X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

más de un año desde el inicio de obra

¿Por qué el IVAM no abre su jardín de las esculturas?

19/11/2019 - 

VALÈNCIA. Hace más de un año que las máquinas entraron en el solar trasero del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), unas obras que tenían por objetivo transformar el abandonado solar en el jardín de las esculturas, bautizado como Pati Obert. Los trabajos, inicialmente previstos para un periodo de poco más de cuatro meses, se alargaron más de lo previsto, sin embargo no ha sido en las obras donde han encontrado su principal piedra. Si bien estaba previsto –y anunciado- que el jardín estaría listo de cara al 30 aniversario del museo (celebrado el pasado mes de febrero), una previsión después fijada en marzo, más de un año después del inicio de obras el jardín sigue sin inaugurarse, vallado y sin actividad. 

Pero, ¿por qué? En declaraciones a este diario, realizadas el pasado mes de agosto, la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, ya apuntaba a una situación un tanto anormal. Preguntada por la posible ampliación del centro, la de Compromís la descartaba, al tiempo que añadía: "Sí que hay una parte que se ha hecho, y que espero que esté ya, el Pati Obert, que ha costado muchísimo". "A veces la letra pequeña es muy importante. Ahí había una cuestión administrativa pura y dura. Se habían hecho todos los trámites por parte de todo el mundo, se habían instalado las cámaras pero tienen que estar conectadas. Entonces había una duda en la interpretación del contrato porque se dejaba ver que tenían que estar comunicadas a la policía autonómica cuando en todos los otros sitios en los que hay cámaras externas están conectadas al circuito interior”, explicó entonces Tamarit.

Pasados varios meses, y aunque la solución parece ahora más cercana, el jardín sigue sin abrir sus puertas. Desde la conselleria de Cultura admitían estar "esperando" a que se determine quién controla las cámaras de seguridad para poder realizar el montaje de las esculturas, una situación que empezó a ver la luz la pasada semana, cuando tuvo lugar la reunión de la comisión de videovigilancia que emitió un informa favorable a la colocación de las cámaras. Dicho esto, confirman desde Delegación de Gobierno que “no ha acabado el proceso”, pues están a la espera de nuevos informes, y estimen que la resolución definitiva se podría dar a final de este mes. Mientras, el jardín sigue siendo el de los hierbajos, tal y como apuntaba el pasado mes de octubre J.R. Seguí en Valencia Plaza.

Si bien se esperaba su inauguración antes de verano, la historia del Pati Obert es la de los continuos retrasos. Fue en enero de 2016, en el inicio de la pasada legislatura, cuando se anunció su puesta en marcha de cara a la primavera de ese mismo año, un compromiso que no se cumplió. También en enero de 2017, el entonces secretario autonómico Albert Girona, fijó para ese curso la apertura del espacio. Tampoco llegó. Por su parte, el museo, puso en marcha un proyecto de ‘jardín’ efímero en la explanada de la entrada, una instalación en la que, todos los veranos desde entonces, realizan distintas actividades y/o conciertos. También realizó una apertura ‘simbólica’ con la inauguración del mural creado por Escif en la parte trasera del edificio, que contó de manera excepcional con visitas guiadas por el espacio. Fue en marzo de 2018 cuando finalmente se licitaron las obras, que se pusieron en marcha en octubre de ese mismo año.

El retraso en la apertura del jardín también ha dado para más de una reflexión. Si bien el museo dio un primer listado de piezas que formarían parte de esta exposición al aire libre, con el inicio de obras en octubre de 2018 admitieron que se estaban replanteando esto tras detectar la falta de mujeres artistas en este primer planteamiento. En cualquier caso, las piezas confirmadas por el museo son Cosmos 62, forma libre (1962), de Andreu Alfaro; Luna sobre prisma (2001) y Cara llana (2001), de Miquel Navarro; Puerta de Thanatos II (2008), de Ramón de Soto; y Fragmentos (1990), de Vicente Ortí. De igual forma también se plantea la recuperación la escultura que realizó en 1989 el artista danés Per Kirkeby para el IVAM, que actualmente se encuentra en el jardín del río Turia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email