X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Cátedra DevStat 

¿Por qué no lidera la mujer en ciencia? Un proyecto de la UV busca dar el 'empujón' definitivo

17/02/2019 - 

VALÈNCIA. Que las mujeres no abundan en puestos de dirección ya sea de empresas o de grupos científicos es una realidad de la que prácticamente todo el mundo es consciente. Evidentemente, el género femenino está presente en estos entornos en puestos base o intermedios pero la historia, la cultura y los condicionamientos desde bien pequeñas han quitado a la mitad de la población parte del impulso por liderar y creer que están capacitadas para hacerlo.

Entre los muchos datos existentes se ha determinado que un cuarto de los doctorados de genética son de mujeres pero solo un 6% de los premios son para mujeres. ¿Por qué? Porque muchas deciden no salir a la primera fila por falta de confianza, son poco visibles y tampoco se hace demasiado por buscarlas. 

Ahora, un proyecto de la Cátedra DevStat de la Universitat de València quiere empoderar a las mujeres fomentando el liderazgo femenino en ciencia. Así lo explican la coach PCC y licenciada en Matemáticas, Luisa Bravo, y la directora del Centro de Investigación de Estudios de Género de la UMH, Juana Aznar, quienes lideran este proyecto para, a través del coaching, desarrollar las capacidades de liderazgo femenino de grupos de investigación. 

"La mujer se encuentra con los mismo techos de cristal en el mundo de la empresa y en el de la ciencia. Los datos que tenemos recogen que hay más mujeres científicas, un 3 o 4% más, que hombres, pero la realidad es que a los puestos de liderazgo dentro de la ciencia es precisamente el hombre el que llega", explica Luisa Bravo.

"Hay que poner en valor lo que se ha hecho hasta ahora. La investigación normalmente se hace en equipos, no la hace solo una persona y los equipos de investigación aún cuando quien ha firmado el proyecto o ha recibido el premio ha sido un hombre, en su equipo ha habido un montón de mujeres que son las que han apoyado la investigación", recuerda la directora del Centro de Investigación de Estudios de Género de la UMH.

Aznar también señala un estudio que se hizo público en 2016 en el que una profesora observó el comportamiento de estudiantes de ESO y Bachillerato. Entre las cuestiones que se determinaron estaba la percepción que tienen hombres y mujeres de sus resultados y, como era previsible, las mujeres los percibían peor que el resultado que realmente obtenían.

"Esa autopercepción negativa del logro hace que tú misma te limites. Hasta los 5 años las respuestas de niños y niñas eran iguales para hombres y mujeres y a partir de los 6 años las niñas ya contestaban que ellas eran menos inteligentes, que se veían menos competentes en ciencias", explica. "Si a ti desde los 6 años se te retroalimenta con que eres menos, tú misma te vas a limitar".

Con este proyecto su intención es medir el impacto que puede tener en la mujer científica el proporcionarle herramientas de desarrollo y liderazgo adaptadas a este ámbito, pero con la misma metodología que en la empresa cuando se busca empoderar a una mujer. 

En esta investigación se elegirán aleatoriamente centros de investigación nacional y a mujeres con un perfil senior que ya están liderando equipos y con ellas trabajarán esos programas de desarrollo para luego medir el impacto que esos programas han tenido en la contribución científica. Se trata de ver si esta formación les permite aumentar el nivel de publicaciones, las apariciones en revistas internacionales, en la producción de investigación y en proyección de los resultados. 

"Queremos medir el impacto que va a tener en la mujer científica el poderle facilitar programas y herramientas que les haga que conecten con su confianza, porque como en la empresa, esto es lo que a la mujer le ha faltado", señala Bravo. "Le falta creerse que está preparada, que puede liderar grandes equipos y vencer su miedo al éxito, porque muchas mujeres cuando están cerca de esa cumbre de la pirámide a lo que se enfrentan es a su propio miedo al éxito", recalca Aznar.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email