GRUPO PLAZA

La firma, que lidera este proyecto junto a otras 22 empresas, asegura que cuenta con el respaldo del Gobierno

Power Electronics no se rinde: sigue adelante con la 'gigafactoría' pese a la competencia de Martorell

6/03/2021 - 

VALÈNCIA. La compañía valenciana Power Electronics sigue adelante con el proyecto para instalar una 'gigafactoría' de baterías en territorio valenciano pese a la nueva competencia. El Gobierno central anunciaba este jueves la creación de un consorcio público-privado para montar la primera fábrica de baterías en España, un proyecto muy similar al que lidera la compañía junto a otras 22 firmas valencianas y el apoyo de la Generalitat.

El proyecto del Ejecutivo central, junto a Seat-Volkswagen e Iberdrola, se ubicará "cerca" de la planta que la firma automovilística tiene en Martorell, en Barcelona. Aunque todavía no se han concretado plazos ni inversión, lo que sí es seguro es que será el primero de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del Gobierno, una ventaja competitiva frente a la iniciativa valenciana. 

No obstante, tanto la Administración valenciana como algunas de las firman que conforman este consorcio, enmarcado en la Alianza Valenciana por las Baterías, restan importancia al anuncio del Gobierno y ven compatible ambas plantas en un país como España, que se sitúa como segundo productor de vehículos en Europa.

De hecho, desde Power Electronics señalan a este diario que siguen trabajando en la 'gigafactoría' valenciana, que aspira a lograr financiación europea, con el mismo ahínco que antes de conocerse los planes del ejecutivo que preside Pedro Sánchez. Además, recuerdan que hace tan solo unos días visitó sus instalaciones la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, una gesto que consideran que evidencia el respaldo de la Administración central a su iniciativa.

Desde el Consell, la vicepresidenta, Mónica Oltra, destacaba que el proyecto valenciano era "mucho más amplio" y "ambicioso" y va "más allá de una fábrica de baterías para coche", al recordar que también incluye un centro de investigación. Preguntada por si puede salir adelante sin apoyo del Gobierno central, afirmaba de forma rotunda: "Sí".

"Complica, pero no excluye"

Asimismo, desde Ford, el presidente del Comité de Empresa, Carlos Faubel, admitía que no le extraña esta decisión del Gobierno tras la caída de Nissan en Barcelona. "Era algo que entraba dentro de lo posible, pero no quiere decir nada", subrayaba. Aunque reconocía que puede complicar la viabilidad de la futura factoría valenciana por el hecho de que se ubiquen dos instalaciones muy similares en el Mediterráneo, insistía en que "no son excluyentes". 

"En España necesitamos un mínimo de dos fábricas de baterías, porque no hay que perder de vista que somos el segundo país productor de vehículos en Europa. Si se ha hablado de instalar unas 10 plantas con los fondos europeos, dos es posible", insistía en declaraciones a este diario. No obstante, reconoce cierta incertidumbre sobre qué pasara, aunque para la Ford es una decisión positiva por el acuerdo que mantiene con Volkswagen. "La partida se juega ahora, quedan muchas estrategias por desvelarse", añadía Faubel.

También desde el Clúster de Automoción de la Comunitat Valenciana (AVIA) consideraron positivo el anuncio, ya que muchas empresas valencianas de automoción también trabajan para Seat-Volkswagen. Eso sí, instaban a la Generalitat a que se "siga trabajando para la instalación de otra factoría de baterías que garantice el suministro tanto a la planta de Ford en Almussafes como a otras instalaciones". 

Aunque recalcaban que "se trata de no desmerecer a ninguna comunidad autónoma", insistieron en que "el Gobierno central debería tener en cuenta que la Comunitat Valenciana es una comunidad con una importante implantación de la industria del automóvil".

'Gigafactoría' de 2.000 millones de inversión

Fue hace tan solo unas semanas cuando se presentó en sociedad la aspiración valenciana de contar con una 'gigafactoría' de baterías para impulsar las nuevas formas de movilidad, no solo terrestres, sino también marítimas y ferroviarias. Así, una alianza de 23 firmas valencianas dan soporte a este proyecto que se fraguó hace dos años. 

Forman parte importantes industrias, como Ford, Stadler, Iberdrola, Zeleros, UBE, Idom, Ampere Energy, Nutai, Astondoa, Grupo Segura, Endurance, Grupo Gimeno, Itera, Mettecno 2.000 o Witrac. También participan universidades, institutos de investigación y la propia Generalitat.

Según anunció el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, este espacio supondrá una inversión superior a los 2.000 millones, la creación de 30.000 puestos de trabajo y la aportación al crecimiento del PIB valenciano de 2.500 millones anuales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email