GRUPO PLAZA

propuesta 'dosel climático'

Proyectando la Plaza del Ayuntamiento de València (II): un 'espejo' de agua sobre la gran explanada

Segunda entrega de la serie de artículos sobre los proyectos finalistas para la reforma de la Plaza del Ayuntamiento de València

11/08/2022 - 

VALÈNCIA. Un paseo arbóreo con aderezo floral, espacios para resaltar la monumentalidad de edificios clave y un 'espejo de agua' en el núcleo de la Plaza del Ayuntamiento de València. Son algunos de los pilares de la propuesta 'Dosel climático', finalista junto a otras cuatro iniciativas del concurso de ideas con jurado convocado por el consistorio para elegir el mejor proyecto de remodelación de la céntrica plaza. La idea, todavía anónima hasta que haya ganador, pretende convertir el espacio en un nodo más de una "red fresca" conformada por las grandes plazas del casco histórico.

El proyecto plantea la intervención sobre más de 52.000 metros cuadrados que abarcaría no sólo la plaza del Ayuntamiento sino también las calles próximas al edificio consistorial, la calle San Vicente, el entorno de edificios como el de Correos o el antiguo cine Rialto y la avenida Marqués de Sotelo, todo ello con una inversión de más de 8,6 millones de euros.

Así pues, el proyecto dispone, por una parte, de un largo corredor de árboles que discurre desde el norte, el nudo de la calle San Vicente, por la fachada este de la plaza, pasando por delante del Rialto y Correos, para cubrir la zona sur y continuar en dirección de la Estación del Norte por Marqués de Sotelo. Una "verdadera espina dorsal", asegura la iniciativa, que "unifica los diferentes barrios" que rodean la plaza.

Así, compuesto por árboles de copas importantes, lo que le proyecto denomina "dosel arbóreo" constituye "una conexión vegetal y de sombra". Y tiene una función de regulación climática durante los períodos de más calor, de refugio para la fauna local como pájaros e insectos, pero también de hilo conductor, a modo de paseo, entre los diferentes espacios que salpicarían la futura plaza.

 

Las "células" y el 'espejo de agua'

En ese sentido, el proyecto prevé la ubicación de diversas "células de flores": dos en la zona norte -entre el Rialto y San Vicente-, y otra en el sureste, frente al edificio de Correos. Estas células no serían otra cosa que una suerte de pequeños parterres cuya superficie está totalmente cubierta de arbustos y flores coloridas y exuberantes, según el proyecto. Y que, como curiosidad, estarían medio metro deprimidas respecto a la plaza para no obstruir las vistas de las fachadas y para retener agua.

Por otra parte, la propuesta 'Dosel climático' incluye otro tipo de "células", diseñadas a modo de "coronas vegetales" en cuyo interior se ubicarán espacios con usos a pequeña escala. Por ejemplo, contempla una célula escénica con una plataforma polivalente frente al Rialto para pequeñas escenas como conciertos de música de cámara, grupos locales, cursos de lanza, asambleas vecinales, etcétera. Y otra célula de juegos infantiles cerca de la calle Las Barcas. Entre todas estas "células", se ubican otras zonas de estar.

Vista del edificio de Correos desde la plaza 

Aunque el centro de la plaza y la fachada del consistorio contarían con algunos ejemplares arbóreos, lo cierto es que quedarían más descubiertos de obstáculos visuales que el resto de la plaza. Y es aquí donde los redactores de la iniciativa destacan la ubicación del 'espejo de agua'. Una especie de pequeño lago pero con bordes desdibujados, "sin un límite claro".

"El vacío que encontramos hoy en el centro de la plaza viene a ser ocupado por la monumentalidad de un gran espejo de agua de forma circular, figura que nos atrae irremediablemente hacia su centro y que nos invita a formar parte de su propia intimidad", reza el proyecto sobre este punto. Esta lámina de agua "se extiende y se retrae como si se tratase de un latido" de manera irregular, según se activen o no los difusores de agua que la rodearían.

Vista del centro de la plaza desde el norte 

Este 'espejo' tiene una función estética, climática -como proveedora de frescor-, lúdica y también dinámica -"recupera la actividad en su centro". Y a su vez, es un elemento "versátil y alterable", por lo que permite el drenado completo para celebrar eventos sobre él, como las mascletaes en Fallas, conciertos, manifestaciones u otro tipo de actos.

La plaza, además de juegos para niños y adaptados a personas con movilidad reducida, contempla la instalación de baños públicos, una "diversidad de mobiliario con respaldos y apoyos laterales" y espacios para la programación cultural. Desaparecería, sin embargo, la actual fuente. Y los mercados de flores se reubicarán en la fachada sur de la plaza, con un diseño concentrado de los quioscos y "conectados todos ellos por una gran pérgola que los protege de las inclemencias del clima".

Los quioscos vistos desde el centro de la plaza

Recorte drástico al coche

Pero si de algo va la actuación en la Plaza del Ayuntamiento es precisamente de peatonalizar. En ese sentido, la propuesta de reforma incluye considerables modificaciones en cuanto a la movilidad. Así, las calles Marqués de Sotelo y San Vicente reducirán "significativamente" la superficie destinado al tráfico rodado. En San Vicente, se mantendrá el único carril de paso para el transporte público, servicios municipales, carga y descarga, emergencias y vecinos, que discurrirá de norte a sur por la fachada este y conectará por el sur con Marqués de Sotelo.

Por su parte, esta vía, Marqués de Sotelo ampliará sus aceras y conservará tres carriles de circulación "para asegurar la conexión del transporte público hacia la zona norte de la ciudad". Además, el proyecto contempla suprimir las paradas de autobús existentes dentro de la plaza y sustituirlas por un gran intercambiador al sur y otro al norte.

Frente al antiguo edificio de Correos, se pretende ampliar la acera y crear "una gran zona de reposo" suprimiendo el carril que va dirección sur-norte, de manera que la conexión con la calle de Las Barcas se lleve a cabo por detrás del edificio de Correos, por la calle Pérez Pujol.

La plaza, de noche

'Dosel climático' recoge un apartado específico para describir el diseño de la plaza por la noche. Según la memoria del proyecto, actualmente las "luminarias inadaptadas y la utilización de la luz nocturna de una manera funcional no participan a la valorización del espacio y sus edificios monumentales". Por eso, se propone crear "ambientes agradables" mediante tres tipos de iluminación: la monumental, para las fachadas de edificios emblemáticos, por la noche hasta las 24h y sin iluminar al cielo; la íntima, en las zonas de jardines y juegos; y la funcional, a través de los principales itinerarios de la plaza para otorgar seguridad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme