X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

crónicas por los otros / OPINIÓN

Proyecto árbol: un proyecto ilustrado

Hoy os voy a presentar un proyecto que acaba de nacer. Un proyecto bonito como bonita es su creadora. Ella se llama Empar Piera (Empargrafía) y es una ilustradora valenciana sensible y comprometida. Una sensibilidad que le hace crear, ilustrar y diseñar de otra manera, con otra mirada … una mirada y un proyecto que vale la pena conocer.

21/04/2018 - 

VALÈNCIA. Proyecto Árbol es un proyecto valenciano que nace para recoger cuentos orales del mundo y transformarlos en libros ilustrados por niños y niñas de la misma comunidad de origen. Estas historias llenas de sabiduría se traducen en varios idiomas y se da especial importancia su lengua de origen, se establece, así, un puente entre lenguas minoritarias.

De momento están trabajando en el continente africano y el objetivo es que los cuentos sean dibujados por niños y niñas de la misma comunidad, convertirlos en un libro ilustrado multilingüe, y que su venta tenga un beneficio directo sobre esa misma comunidad. Cada proyecto de libro se hace en colaboración directa con una ONG local.

Cada publicación tiene una repercusión económica directa en la comunidad a través de una ONG local con la que se trabaja codo a codo desde el inicio.

Empar Piera siempre ha estado interesada por la cultura oral, buscar nuestras raíces, aquellas cosas universales que nos unen y que nos desvelan quienes somos. Y este proyecto es un intento de aunar sus dos perfiles profesionales y pasiones: la cooperación y el arte (cooperación internacional y cultural).

Llevar a cabo este proyecto es un sueño para la ilustradora. Este proyecto supone descubrir gente excepcional, aprender de todos ellos, compartir las culturas micro frente a las de masas, dar un enfoque social al trabajo artístico, tocar la autoestima de los niños del mundo, dar uso a las lenguas minoritarias, evidenciar la importancia del arte y la creatividad en nuestras vidas...

Empar es de esas personas que le gusta caminar, ensuciarse las manos y aprender. “Me aburre la burocracia, así que, con mi experiencia, decidí ir por mi cuenta y proponer a ONG's pequeñas mi proyecto”, asegura la ilustradora.

Dos experiencias, dos cuentos

Hablamos con la ilustradora para conocer este proyecto con más detalle.

—¿Cómo se trabaja en terreno?

Todas las experiencias vividas tienen un yinyang dentro. Cuando aterrizas vas preparada para todo lo que pueda surgir, al principio siempre cuesta adaptarse al ritmo, después le coges el gusto a improvisar continuamente y demostrarte de lo que eres capaz.

Hasta hoy, la acogida del proyecto ha sido bien recibida. Muchas veces es difícil hacerse entender, suele haber cierto choque entre lo que imaginabas y la realidad, y me he ido dando cuenta de que el mito de la cultura oral tradicional vinculado al África Negra está en un estado avanzado de descomposición: el árbol de la palabra, el abuelo o la abuela que cuentan cuentos de noche... y los cuentos se sustituyen por una televisión.

Todos los proyectos se modifican cuando entran en contacto con la realidad y esto es fabuloso, significa que los estás haciendo bien, el proyecto puede caer o puede recobrar sentido.

En este caso, me encanta que los "garabatos" de los niños sean los protagonistas de este proyecto, contra todo pronóstico, les dejo hacer plásticamente lo que les da la gana y a algunos adultos les cuesta contenerse.

Los niños de la Twashukuru School y Machalla nos recibieron con los brazos abiertos, extrañados al principio, pero se entregaron rápidamente. Estoy deseando ver sus caras al ver los libros terminados.

—¿Puedes destacar la importancia de la ilustración en el desarrollo y la expresión de los menores?

No sólo hablaré de la importancia de la ilustración, sino del menosprecio de las Humanidades en general y de las Artes en concreto por la actual ley educativa. Necesitamos ser creativos, no hablo sólo de dibujar y/o pintar, sino de aprender a ser creativos en cualquier aspecto, desarrollar el pensamiento abstracto... Estos conceptos se aprenden cuando trabajamos la expresión artística. Tal vez, a "los de arriba" no les interesa que seamos capaces de pensar y tener una visión crítica.

—¿La importancia del arte y de proyectos como Árbol? 

El sector artístico suele estar comprometido socialmente. A veces es difícil visualizar cómo podemos formar parte sin limitarnos a donar obra o denunciar a través de ella. Hacen falta más proyectos multidisciplinares donde nos integremos como creativos. El papel del artista no se entiende como profesional; parece que nadie sabe lo que hacemos. Proyecto Árbol conecta con varias disciplinas.

—Próximos proyectos 

Ahora mismo vengo de Senegal, donde he trabajado con la ONG Kassumay y la escuela infantil Machalla. Ya tengo todo el material dispuesto para elaborar el 2º álbum ilustrado del Proyecto Árbol, que se presentará en septiembre.

—¿Habías realizado esta experiencia antes? 

Sí, la primera experiencia fue en la isla de Lamu (Kenia), junto a la ONG valenciana One Day Yes. Les hice la propuesta, que acogieron con los brazos abiertos, pusimos en marcha un Verkami que tuvo éxito, y en verano de 2017 viajamos a Lamu. Allí recogimos un cuento oral swahili y lo tradujimos a valenciano, castellano e inglés. Los niños de la Twashukuru EcoSchool fueron los encargados de imaginar la historia y darle forma. La experiencia fue tan maravillosa, y tuvo tan buena acogida, que decidimos conformar el Proyecto Árbol, seguir adelante con la misma fórmula y crear una red.

—¿Cómo empiezas a interesarte por el mundo de "allí" ( países en desarrollo)?

Pues en origen, tengo una familia que me ha transmitido unos valores que han sido fundamentales en mi manera de mirar al mundo. Mi concepto de justicia social viene avalada por un luchador sindical de los de antes: mi padre. Más tarde, coincidí con un profesor en la Facultat de Bellas Artes, Evarist Navarro, que me conectó con la ONG Globalmon que trabajaba en Chad-Camerún y decidí irme como voluntaria, y a partir de ese momento contraje la enfermedad del afriquefolie … jajajaj… Y en aquel momento me di cuenta de que ese tipo de trabajo y ese tipo de vida me hacía feliz.

Y ahí sigue Empar feliz con la vida y haciendo feliz a quienes estamos cerca de ella. Quienes la conocen saben de qué hablo.

Gracias Empar por todo tu arte, tu trabajo pero, sobre todo, por esa sensibilidad y generosidad que te caracteriza.

La semana que viene… ¡más!

*La ilustradora Empar Piera va a impartir un taller de cuentos e ilustración hoy sábado a partir de las 17:30 horas en el mercado de Abastos de Valencia. Un taller gratuito para público infantil y familiar que organiza la organización One Day Yes dentro del marco del Festival extramurs Distrito 008

Noticias relacionadas

CRÓNICAS POR LOS OTROS

Atardeceres africanos, atardeceres de película

Los atardeceres africanos son como los años: únicos, irrepetibles y fugaces. Nunca una puesta de sol es igual que otra. Nunca un año es igual a otro. Cumplir años rodeada de atardeceres africanos es el mejor regalo que podía soñar

Foto: BENITO PAJARES/ FUNDACIÓN JUNTOS POR LA VIDA
crónicas por los otros

Cantan para cambiar sus vidas

Estimée tiene 13 años y es de Wawata, Benin. Sorprende las marcas de su cara. Es la manera en la que en Benin tradicionalmente se identificaba a las personas que vivían en determinadas tribus. Al nacer se les hacían cortes en las mejillas que les acompañaban durante toda su vida. Y todavía ocurre. Estimé tiene una manera de cantar más gutural, más tribal. Es una de las niñas que forma parte del coro Coro BeningBé que está de gira por España y por València

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email