GRUPO PLAZA

análisis vp

¿Puede ser Ayuso clave en que Puig continúe como presidente de la Generalitat?

9/06/2022 - 

VALÈNCIA. Extraño, pero no tanto. La tensión que existe desde hace tiempo entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y su homóloga en la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, puede resultar más importante de lo que parece a la hora de determinar el resultado electoral en 2023, o lo que es lo mismo, la continuidad del líder de los socialistas valencianos en el Palau de la Generalitat.

Tras fallar por poco el primer cartucho (medio en broma-medio en serio) de una victoria de Chanel y la celebración de Eurovisión en la Comunitat para obtener un empujón extra para el Botànic, el Consell deberá ceñirse a estrategias más convencionales y, probablemente, desprovistas de golpes de efecto deslumbrantes para alcanzar la mayoría en las urnas.

En este punto, los enfrentamientos de Puig con Díaz Ayuso son un arma de doble filo con consecuencias difíciles de pronosticar. Por lo pronto, el presidente de la Generalitat, emitió el pasado lunes en Madrid un discurso en el que mantenía alguna de sus propuestas como la descentralización aunque con un tono más conciliador que en otras ocasiones. 



Además, anunció la celebración este junio de 'El mes de la Comunitat Valenciana en Madrid', una iniciativa de promoción económica, cultural y turística en colaboración con organizaciones empresariales, sociales e instituciones valencianas con el objetivo de "reforzar los lazos de unión con la sociedad madrileña". 

Pero no sólo eso, sino que el propio Puig, tal y como informó el diario Levante-EMV, ha invitado "personalmente" a estos actos a Ayuso a través de una carta llena de cortesía institucional: "Quería informarte personalmente de esta iniciativa, que tiene vocación de permanencia en los próximos años, desde la necesaria institucionalidad, cooperación y colaboración entre nuestros Gobiernos", afirma el jefe del Consell, quien apela al "esfuerzo" para "reforzar las relaciones entre nuestros pueblos" puesto que la Comunitat Valenciana y la Comunidad de Madrid "constituyen pilares fundamentales de un proyecto compartido, desde visiones plurales".

Casi al mismo tiempo, se hacía público que Díaz Ayuso visitará València este viernes invitada por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) para uno de sus habituales almuerzos con políticos de primera línea, en lo que a priori será una cita relámpago sin que haya concertado un encuentro institucional con Puig. 



No obstante, esta maniobra coincide en el tiempo con el pensamiento de varios altos cargos en el Palau de medir los enfrentamientos con Díaz Ayuso y, tal y como expresaba Puig en su misiva, mantener un discurso desde un punto de vista lo más constructivo y conciliador posible. El motivo es que la propia presidenta de la Comunidad de Madrid puede ser una pieza clave, así lo piensan algunos analistas del PSPV, en que el jefe del Consell gane las elecciones de 2023.

Cabe recordar que todo apunta a que Puig hará coincidir los comicios autonómicos con los locales fijados para el 28 de mayo del año que viene. Una maniobra necesaria para aprovechar el tirón de sus alcaldes y también beneficiar a su socio principal, Compromís, que probablemente necesite el empujón de su poder municipal.


Coincidencia electoral

Así pues, la Comunitat Valenciana volverá al calendario nacional del que Puig había escapado en 2019 haciendo coincidir sus elecciones con las generales convocadas por Sánchez. De esta manera, a priori se celebrarán simultáneamente los comicios en Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Navarra, Ceuta, Melilla y... la Comunidad de Madrid.

Precisamente esta coincidencia con los comicios madrileños puede ser un factor importante. Para empezar, porque el foco informativo nacional (grandes periódicos, televisiones, radios...) se centrará en Madrid, algo que no ocurriría si la Comunitat Valenciana se presentara en solitario, puesto que podría captar la atención de estos medios y que la campaña se convirtiera en un campo de batalla estatal. Así, pese a ser la segunda autonomía más importante en tamaño donde hay elecciones y la más relevante que conserva el PSOE, existen más posibilidades de que el proceso pase de puntillas para los medios estatales. Y esto es algo que, a priori, conviene especialmente al PSPV y a Compromís, puesto que se considera a su votante más movilizado en autonómicas y locales, a diferencia de las fuerzas conservadoras.

Por otro lado, y quizá por ello estas maniobras conciliadoras de Puig, al presidente de la Generalitat no le conviene probablemente llegar a una campaña en la que esté viva una confrontación frontal con Díaz Ayuso, puesto que podría implicar una irrupción de los medios nacionales en el proceso valenciano de pronóstico incierto: o lo que es lo mismo, contribuir a una movilización del voto conservador que podría perjudicar a Puig y al Botànic. Es por ello que, tras la aventura del presidente de la Generalitat de las críticas directas a la gestión de Ayuso en la Comunidad de Madrid, la intención podría ser ahora transitar hacia un nivel de discrepancia tibio y de perfil bajo en la recta final de la legislatura.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme