X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

reunión de la mesa de la cerámica

Puig deja en manos de Les Corts las exenciones que prometió al azulejo sobre el canon a los vertidos

El jefe del Consell se ofrece a mediar con el nuevo Gobierno para acabar con la incertidumbre que envuelve la cogeneración

18/06/2018 - 

CASTELLÓ. A menos de dos semanas para que entre en vigor el nuevo canon a los residuos industriales destinados a vertederos, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha eludido concretar este lunes qué exenciones aplicará al sector del azulejo para reducir el impacto que esta medida podría suponer para esta industria. Así, ha dejado en manos de Les Corts cualquier medida que venga a paliar los efectos de esta nueva tasa, que se aprobó in extremis y a propuesta de grupo parlamentario de Podem, en el marco de la ley de acompañamiento de los Presupuestos autonómicos.

Tras un encuentro con los máximos responsables del clúster del azulejo en la sede del Consell en Castellón, donde ha presidido la reunión de la Mesa de la Cerámica, Puig ha señalado que fue el Parlament quien adoptó la decisión y "tiene que ser el propio Parlament el que dé salida a esta situación". El nuevo canon comenzará a aplicarse el próximo 1 de julio y esta tasa conllevará un sobrecoste al sector del azulejo de 1,5 millones de euros, según las estimaciones de la patronal Ascer. Para aliviar esta situación, Puig se había comprometido ante la propia Mesa de la Cerámica a tomar iniciativas que permitieran bonificaciones de hasta un 90%, con el fin de suavizar este gravamen.

Por otra parte, el jefe del Consell sí fue más explícito al señalar que ha solicitado reunirse con las ministras de Industria y Transición Ecológica, Reyes Maroto y Teresa Ribera, para que "se acabe la incertidumbre para la cogeneración" en la industria cerámica y para plantear desde el diálogo una "nueva visión más eficiente que la actual respecto a repotenciación". En apenas dos años unas quince plantas de cogeneración habrán llegado a su vida útil en la industria cerámica, de ahí que el sector, que es puntero en el aprovechamiento energético y la sostenibilidad ambiental, reclame medidas que permitan extender su explotación y se amplíen las expectativas en este campo.

El president ha dicho que se ha tratado sobre la cuestión energética, un tema "fundamental para los costes de la industria cerámica", ya que suponen un 30% de los mismos y lo convierten en un "factor esencial de la competitividad de las empresas", tal como recoge Efe.

Con el cambio de Gobierno, ha señalado Puig, "hay una nueva oportunidad para plantear que no puede haber una política energética aislada de la industrial" porque esto tiene "graves consecuencias en la industrialización".

Por ello, ha indicado que se va a solicitar del Gobierno, junto a los representantes del sector cerámico, "un planteamiento común respecto de la cogeneración y la repotenciación".

El president ha asegurado que existe "un gran problema de falta de energía para desarrollar nuevos proyectos", algo que ha calificado de "muy lamentable, teniendo en cuenta que existe capital y capacidad de inversión".

En este sentido ha explicado que hay empresas "que se van fuera porque no hay las condiciones adecuadas de carácter energético".

Respecto a la cogeneración, Puig ha mostrado su deseo de que "acabe la incertidumbre" y ha asegurado que es necesaria una "decisión a corto plazo que garantice el largo plazo y la viabilidad del propio sector cerámico. Es necesario que se tenga en cuenta a la cerámica en la política energética".

También se ha referido a la repotenciación y ha dicho que es necesario, "plantear desde el diálogo una nueva visión más eficiente que la actual. No podemos mantener una situación de status quo con el campo energético en el que la industria tiene que ir prácticamente mendigando energía para poder funcionar".

En este sentido ha dicho que se está dialogando con Iberdrola, pero ha comentado que "hay que ir más allá y conseguir el compromiso de las energéticas con el desarrollo industrial del país".

Por su parte, el presidente de la patronal azulejera ASCER, Vicente Nomdedeu, ha destacado la necesidad de "llegar al Ministerio y a Iberdrola para hacerles ver lo fundamental y básico que es para la provincia que la industria siga en pie". 

En los costes de la industria cerámica, ha añadido Nomdedeu, "cada vez es más importante la energía", y ha indicado que "países con energía más barata son más competitivos. Por tanto es fundamental que la cogeneración siga existiendo y alimentando la eficiencia". 

Preguntado por las exenciones y bonificaciones al sector cerámico en la tasa por depósito en vertedero al entrar en vigor la nueva normativa, Puig ha dicho que fue el Parlament quien adoptó la decisión y "tiene que ser el propio Parlament el que dé salida a esta situación".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email