GRUPO PLAZA

¿Qué es un bypass coronario?

14/07/2021 - 

VALÈNCIA. El bypass coronario es una cirugía relativamente común en los servicios de cardiología de hospitales y clínicas como Quirónsalud.

Esta intervención se indica a personas que tienen obstruidas una o más arterias, algo que pone en riesgo el suministro de sangre oxigenada al corazón, normalmente tras un infarto de miocardio.

El objetivo del bypass coronario es desviar la sangre y evitar la obstrucción de las arterias coronarias, a la vez que se oxigena aquellas zonas del corazón que sufren la falta de riego como consecuencia de lesiones coronarias.

¿Qué es un bypass coronario y en qué casos se recomienda?

De manera muy resumida, un bypass coronario es un injerto que se coloca para sustituir un segmento de arteria coronaria enfermo.

Tal y como explica la Dra. Catherine Lauwers, jefa del servicio de cardiología del Hospital Quirónsalud Valencia, el bypass coronario está recomendado para tratar diferentes enfermedades de las arterias coronarias, especialmente "en aquellos casos en que existe una estrechez o una oclusión de las mismas que impide el riego sanguíneo a una parte del corazón".

Es muy importante remarcar que el bypass coronario no cura la enfermedad cardíaca que causa el bloqueo, aunque permite aliviar los síntomas de la obstrucción (como el dolor en el pecho y la dificultad para respirar) y reducir el riesgo de mortalidad por fallo cardiaco.

Bypass coronario: ¿cómo se hace esta intervención?

La cirugía de bypass coronario tiene dos partes perfectamente diferenciadas.

La primera consiste en la obtención de los injertos que van a ser utilizados como sustitutos de las arterias coronarias.

Los tejidos pueden extraerse de diferentes partes del cuerpo, siempre que no supongan un deterioro del organismo, según indica el Dr. Juan Martínez León, cirujano cardiaco consultor de Quirónsalud Valencia.

"Normalmente los injertos se extraen de la arteria mamaria (arteria que corre paralela al esternón), de la vena safena (recorre la cara interna de la pierna) y de la arteria radial (conocida vulgarmente como la arteria del pulso) que está situada en el antebrazo", añade.

La segunda parte de la operación consiste en colocar los injertos de forma que obtengan sangre de una porción sana del árbol vascular para llevarla más allá de la lesión coronaria. Este proceso puede hacerse de dos formas: con utilización del soporte de circulación extracorpórea (CEC) parando el corazón, o sin el soporte de la CEC, una técnica mínimamente invasiva conocido como bypass sin CEC o sin-bomba.

"Ambas técnicas tienen el mismo fin, que es revascularizar o, lo que es lo mismo, llevar sangre a las zonas sin riego. Además, las dos técnicas son igualmente seguras, así que su utilización depende de las características del enfermo y de la capacidad del equipo quirúrgico para realizarlas", explica la Dra. Lauwers.

¿Cuál es la diferencia entre un bypass coronario y un stent?

El bypass coronario y el stent tienen la misma finalidad y, de hecho, la gran mayoría de las enfermedades coronarias se benefician actualmente de un tratamiento con stent.

"El stent consiste en la dilatación y colocación de un soporte que ayuda a la coronaria a permanecer abierta. Es lo que se denomina una angioplastia". La Dra. Catherine Lauwers añade que, a diferencia del bypass, la colocación del stent "se realiza a través de un catéter". 

En cualquier caso, la especialista de Quirónsalud Valencia matiza que se trata de "técnicas complementarias, nunca competitivas". 

¿Cómo debe prepararse el paciente?

Tanto el bypass coronario como el bypass aortocoronario son operaciones que conllevan algunos riesgos, por lo que tanto el paciente como los médicos deben valorar bien los objetivos de la intervención.

"Antes de la intervención el paciente requiere un exhaustivo estudio cardiológico. Se realiza un cateterismo cardíaco con coronariografía (técnica que permite visualizar las arterias coronarias) y una ecografía cardiaca para evaluar tanto la función cardiaca como para descartar la existencia de otras patologías, como pueden ser las enfermedades de las válvulas. En este caso, deberán ser reparadas en el mismo acto quirúrgico", confirma la jefa del servicio de cardiología del Hospital Quirónsalud Valencia.

El Dr. Martínez León añade que, además, en todos los casos "se realiza un estudio del árbol vascular si existe sospecha de arterioesclerosis a otros niveles" y, por supuesto, "se requiere una valoración por parte del equipo de anestesistas que va a participar en la intervención”. 

Postoperatorio y cuidados después de un bypass coronario

Puesto que se trata de una cirugía mayor (considerada como cirugía a “corazón abierto”), tras el bypass coronario el paciente pasa desde el quirófano a la unidad de reanimación-cuidados intensivos, donde estará 48 horas.

De allí pasará a la sala de hospitalización convencional y, si no existen complicaciones, se le dará de alta en 3-5 días.

Aunque el periodo postoperatorio está condicionado por el estado general del paciente, la estancia hospitalaria asociada a esta intervención es de 6- 7 días.

Respecto a la recuperación total del bypass coronario, también depende de múltiples factores, entre ellos el estado físico del paciente, las enfermedades asociadas, la edad o la técnica empleada.

Según indica el Dr. Juan Martínez León, "lo que denominamos recuperación “completa” se sitúa aproximadamente alrededor de un mes. No obstante, en aquellos pacientes que realizan un trabajo “no físico” o teletrabajan, la reincorporación puede ser más precoz".

Aun así, lo más importante es remarcar que en apenas una semana el paciente es totalmente autónomo para realizar actividades diarias básicas como levantarse, asearse, deambular solo incluso saliendo a la calle o comer.

¿Cuántos años puede llegar a vivir una persona con un bypass coronario?

Un paciente intervenido de coronarias tiene la misma expectativa de vida que el resto de población de su edad, siempre que la función del corazón no hubiera llegado a estar deteriorada previamente.

Precisamente, la intervención de bypass coronario se realiza para evitar el deterioro de la función y mejorar la expectativa de vida.

"El objetivo del bypass coronario siempre es mejorar la calidad de vida y alargar la esperanza de vida de los pacientes en dos aspectos: tratar la angina de pecho (dolor en el pecho al realizar esfuerzos, emociones, etc.) y prevenir la aparición de un infarto de miocardio, situación grave porque supone a corto plazo un riesgo de muerte y a largo plazo una alteración de la función cardiaca con el consiguiente cuadro de insuficiencia cardíaca crónica", añade el Dr. Martínez León.


"Después de la intervención también es básico que se controlen los factores de riesgo cardiovascular que han originado la enfermedad, como pueden ser el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión, la obesidad o el colesterol elevado", concluye el cirujano cardiaco consultor de Quirónsalud Valencia.

Más información acerca del Bypass Coronario en Quirónsalud Valencia

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme