Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

the music republic, promotores del festival de les arts o el fib, entran en su gestión

¿Qué puede cambiar en la oferta musical de València el Casal España Arena?

17/11/2020 - 

VALÈNCIA. El Casal España Arena de València empieza a darle forma a su proyecto. Ayer se dio a conocer un paso importante: Licampa 1617 S.L., sociedad patrimonial de Juan Roig, y The Music Republic, a través de la empresa Arena Alive S.L., han creado la empresa València 5 Estrellas S.L. que será la que gestione de manera integral el futuro espacio. A efectos prácticos, será la unión de estas dos empresas la que llevará el día a día de todos los servicios del complejo, desde los alquileres a promotoras hasta el parking, según han explicado fuentes de la operación a Culturplaza. Es decir, no es una nueva promotora que lleve únicamente la programación de ocio, sino la matriz sobre la que recaerá la administración del espacio.

No deja de ser llamativa la inclusión de la empresa dueña de algunos de los macrofestivales de la Comunitat Valenciana más exitosos de los últimos años, como son Arenal Sound, FIB o Festival de Les Arts, este último celebrado en la ciudad de València. The Music Republic habían dado el salto gestionando giras de importantes artistas nacionales, como Mónica Naranjo, Estopa o Beret. Ahora dan otro paso más, en el que se convertirá en el activo cultural cerrado más importante de la ciudad: "El Arena albergará eventos que necesiten prestaciones que un recinto multiusos y cerrado pueda ofrecer con una capacidad máxima de 15.600 en modo basket y 18.600 en modo concierto", explican.

El complejo, que se espera que esté terminado en 2023, se espera como agua de mayo para las grandes promotoras y la industria musical como un revulsivo que puede poner -de verdad- a València en el mapa de las giras europeas. Pero, ¿hasta qué punto es posible? ¿Qué puede cambiar en la oferta musical de València el Casal España Arena?

Para responder a esa pregunta, cabe preguntarse qué espacios albergan, a día de hoy, grandes eventos en la ciudad. Lejos de las 30.000 y 50.000 personas al día que pueden acoger macrofestivales en recintos dedicados o transformados específicamente para su realización en localidades como Burriana, Benicàssim o Villena, el aforo máximo de la ciudad se encuentra en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en uno de los estanques que, en los últimos años, se ha vaciado para acoger los eventos musicales más multitudinarios, desde los conciertos de MTV Winter hasta el Festival de Les Arts. Este espacio, que se alquila ante unas condiciones muy específicas, puede llegar a acoger a 20.000 personas.

A partir de ahí, los aforos se van reduciendo: el Auditorio Marina Sur, por ejemplo, ya cuenta aproximadamente con la capacidad del Casal España Arena de València. La Plaza de Toros se queda en unas 12.000 personas de aforo. Y a partir de entonces, hay un salto muy importante de capacidad de cualquier otro espacio.

¿Cuál será el gran punto a favor del complejo? Su techo, que lo salvaguarda de cualquier condición climatológica a diferencia del resto de espacios, todos al aire libre. Esto limita estacionalmente muchos de los eventos que se prevén, que intentan ajustarse al periodo estival. A partir de 2023 podría darse el paso de ser tierra de festivales a una atracción para la industria nacional e internacional que atraiga a nombres a lo largo de todo el año y no en tan solo tres meses. Por hacer una comparación, a nivel nacional, el Wizink Center de Madrid cuenta con un aforo máximo de 17 453 en conciertos, y el Palau Sant Jordi de Barcelona, 17.960. Unos cientos menos que el futuro espacio valenciano.

Por otra parte, la segunda fortaleza es el de ser un espacio de gestión privada que facilitará la seguridad jurídica, reunirá una serie de condiciones específicas para celebrar este tipo de eventos (y por tanto, un menor coste de acondicionamiento y desmontaje del espectáculo) y se evita uno de los caballos de batalla de la ciudadanía con los macroeventos: el ruido.

Con todo esto, parece reunirse las condiciones para que el Casal Arena España de València sea un auténtico revulsivo para la oferta musical de la ciudad. Solo faltaría que, con un contenedor ideal, haya la suficiente vida y el contexto acompañe.

La programación es un misterio aún

La puntualización de que lo creado hoy es una empresa de gestión integral del espacio es importante. Si bien The Music Republic formará parte del proyecto, la empresa València 5 Estrellas "hablará con todos los promotores que quieran y otros proveedores de servicios", según las mismas fuentes han explicado a este diario. Por su parte, ni la promotora de festivales ni la sociedad liada a Juan Roig han desvelado ninguna línea de su programación y del contenido preferente del espacio. Tan solo se han limitado a declarar que  "tenemos claro es que ambos socios comparten la visión de lo que se quiere que sea el recinto", que es "contribuir a posicionar la ciudad y la Comunitat Valenciana a nivel nacional e internacional". Quedan tres años para conocer las costuras del proyecto. Hasta entonces, toca calcular futuros posibles, con optimismo o escepticismo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email