Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

sgunda sesión de investidura

Quim Torra, elegido presidente de Cataluña con 66 votos a favor y las cuatro abstenciones de la CUP

14/05/2018 - 

VALÈNCIA.El Parlament de Cataluña ha investido este lunes, en segunda votación y por mayoría simple, a 'Quim' Torra como presidente de la Generalitat, gracias a los 66 votos a favor de JxCat y ERC y las cuatro abstenciones de la CUP, 199 días después de la destitución del Govern de Carles Puigdemont.

Torra, que ha recibido los 65 votos en contra de Ciudadanos, el PSC, Catalunya en Comú-Podem y el PPC, toma pues el relevo de Puigdemont, tras los intentos fallidos de investir de nuevo al expresidente de la Generalitat, a Jordi Sànchez y a Jordi Turull.

De acuerdo con el Estatut, una vez investido, Joaquim Torra -que se convierte así en el president número 131 en la historia de la Generalitat- será nombrado por el Rey, este nombramiento deberá ser publicado en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña y tendrá efectos a partir de la toma de posesión, que debe tener lugar dentro de los cinco días posteriores al nombramiento.

Torra está dispuesto a reunirse con Rajoy pero pide diálogo "de tú a tú

El candidato a la investidura como presidente de la Generalitat, Quim Torra (JxCat), ha dicho este lunes que está dispuesto a reunirse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, siempre que sea para mantener un diálogo bilateral y "de tú a tú".

"Si Rajoy me llamara, que no lo sé, estaría encantado de quedar mañana en la Moncloa para hablar", ha destacado en su segunda intervención en el pleno de investidura.

Pero el candidato ha matizado que ese diálogo debe ser bilateral y que la soberanía de Cataluña ha de dejar de ser "una cuestión administrativa".

"Lo que queremos es hablar de tú a tú, ser un interlocutor válido y un sujeto político", y ha avisado de que no tiene miedo, por muchas amenazas de acabar en los tribunales que le puedan hacer.

También ha defendido que va a gobernar para todos los catalanes pero dejando siempre claro que Cataluña vive un momento excepcional y provisional debido a que hay políticos en la cárcel y en el extranjero: "En este Parlament hay lazos amarillos y en ningún otro lo hay, pero es que ¿qué país democrático tiene a gente en la cárcel?".

Obediencia al pueblo catalán

A las preguntas que le ha hecho la oposición sobre si está dispuesto a respetar la ley, ha respondido que siempre responderá lo mismo: "Al único que debo obediencia es al pueblo de Cataluña y, por tanto, a este Parlament".

Como ya hizo en su primer discurso el sábado, ha avisado de que "la responsabilidad" de los actos que lleve a cabo serán solo suyas y de su Govern, y que en ningún caso se podrán imputar a los soberanistas presos ni al resto de investigados.

Además, en respuesta a las críticas de querer gobernar solo para los catalanes independentistas, ha señalado que "la república es de todos y con derechos para todos", y ha defendido que una Cataluña independiente tendría muchos más recursos para destinarlos a proyectos sociales.

"Es catalán todo el que vive y trabaja en Cataluña y somos un solo pueblo", ha defendido, añadiendo una de las proclamas más populares en las manifestaciones independentistas: 'Las calles serán siempre nuestras".

El candidato ha criticado a los grupos de la oposición porque el sábado le reprocharon que no detallara su programa de Govern y este lunes sí lo ha hecho pero no han debatido con él sobre esto.

Además, ha defendido las medidas sociales del Ejecutivo liderado por Carles Puigdemont, y ha señalado que no son suficientes para las necesidades de los catalanes pero que puede ser sobre todo por culpa del "déficit y el drenaje fiscal".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email