GRUPO PLAZA

2º parte del repaso a la sección oficial

Radiografía a La Mostra 2021: cine en primera persona para comprender el Mediterráneo sur

El festival vuelve a demostrar que hay un nicho que explotar: el del cine árabe, que lejos del eurocentrismo, también nos interpela como sociedad

22/10/2021 - 

VALÈNCIA. La Mostra de València es periferia narrativa, pero también es periferia geográfica. La especialización en países que bañan el Mediterráneo demuestra, aplicado en cada edición, que hay nicho, que tiene sentido, y que es un enfoque que aporta una singularidad necesaria en el panorama de los festivales actuales. Desde esta perspectiva, hay siempre en la Sección Oficial un buen puñado de propuestas que llaman a dejar de lado la mira eurocéntrica en el cine de autor y abrir una ventana a otras realidades (a otros conflictos, en realidad).

Por ejemplo, está hecha con una mirada eminentemente divulgativa The Translator, de Rana Kazkaz y Anas Khalaf. El film cuenta la historia de un refugiado sirio en Australia decide dejarlo todo para buscar a su hermano, detenido por el régimen de Assad en la explosión de la Primavera Árabe. Se trata de un acontecimiento muy reciente, muy contemporáneo, que aún se está estudiando como actualidad más que como historia. Bajo este contexto, The Translator opta por hacer un thriller con mucha tensión y poco drama que toma una perspectiva muy concreta: en vez de hablar las implicaciones y las razones políticas detrás de las protestas, las da por supuesto para poner sobre la mesa el papel de los medios de comunicación y la presión internacional en este conflicto, el primero que fue retransmitido por redes sociales en vez de televisado.

También en primera persona está escrita Souad, de Ayten Amin, una dura reflexión de la brecha de la juventud en las sociedades árabes. Dos hermanas muy unidas hablan de sus vidas y pasan tiempo juntas haciendo scroll. Hijas de las redes sociales, viven un mundo paralelo en el que las personas adultas no les obligan ni les juzgan, un territorio que salta por los aires cuando la hermana mayor se suicida. Es entonces cuando su hermana decide encontrarle sentido a ese impulso inesperado. Para averiguarlo, visita y conoce al amante de Souad, y mientras tanto, se encuentra con el choque generacional de una sociedad que parece que no tiene preparada su realidad para la libertad individual que proporciona internet y la nueva manera de entender las relaciones por parte de la juventud. Un punto de partida que guarda mucho interés al principio del film, pero que se va diluyendo en la parte final del metraje, cuando acaba convertida en una película conversacional, que tiene más que ver con Antes del Amanecer que con cualquier intención de profundizar en aquello que propone al principio.

Luzzu

Más allá de los países árabes, otras dos películas europeas que dejan muy buenas sensaciones. En primer lugar, Luzzu, la primera propuesta maltesa del festival. Alex Camilleri desvela, en su ópera prima, todo un mundo oculto que ocurre delante de nosotros, el de la pesca y sus condiciones materiales. Tiene mucho que ver esta propuesta con la francesa Le monde après nous, que también compite en la Sección Oficial: un hombre luchando contra la violencia estructural de las grandes corporaciones, de los tratados de la Unión Europea, y de las mafias contra el oficio de la pesca. Luzzu cuenta tantas cosas con conocimiento de causa de lo que ocurre en el mar, que acaba humanizando no solo a sus protagonistas, sino a los propios barcos y el propio oficio, sin llegar a romantizarlo. Entran en juego muchos equilibrios en este film y Camilleri los resuelve prácticamente todos bien. A diferencia de Tailor, también en la Sección Oficial, esta historia sí tiene en cuenta los elementos contextuales que necesita la trama. Sin duda, una importante sorpresa.

También Playlist, el film que se escapa más del titular de esta crónica. Nine Antico, ilustradora y autora de varios cómics, salta a la gran pantalla con una propuesta muy divertida y muy libre, en la que la directora no esconde en ningún momento de dónde viene y aporta a la narración fílmica elementos propios de cómic. Playlist cuenta la historia de Sophie, una mujer en un trabajo precario que empieza a trabajar en una editorial de cómics. Las tribulaciones -principalmente- amorosas de la protagonista son contadas con sarna y acompañadas de mucha música. La película es una playlist en sí, y tiene la libertad y la frescura que tiene una buena ópera prima. También con sus fallos, sí. El público comiquero se sentirá más que cómodo con la propuesta, y los que no, seguramente disfruten con esos elementos que aportan y no apartan.

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email