X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Informe Tinsa 

Recuperación dispar de la vivienda en la costa: Alicante y Valencia concentran la obra nueva

10/07/2019 - 

VALÈNCIA. La recuperación de la vivienda vacacional en la costa valenciana presenta visibles signos de mejoría en sus tres provincias, aunque con ritmos muy dispares. Así, mientras Valencia y Alicante, concentran la mayoría de proyectos de obra nueva y la actividad de los suelos, en Castellón la actividad promotora de nuevos proyectos es más residual a excepción de importantes zonas turísticas como Oropesa de Mar, en la zona de Marina D'Or, y Benicàssim.

Así consta en el informe Vivienda en Costa 2019 elaborado por la empresa de valoración inmobiliaria Tinsa que este martes fue presentado por su delegado en Valencia, Vicente Torres, quien destacó que el despertar de la vivienda vacacional no está siendo homogéneo en todas las zonas del litoral valenciano por la afección que tuvo la crisis. De hecho, señaló que los precios, compraventas y visados registran crecimientos en comparación con el año anterior pero con diferencias entre las zonas. 

El documento apunta, en este sentido, que el mercado inmobiliario en la costa norte castellonense  todavía está pendiente de tocar techo, mientras que el litoral sur de esta provincia y toda la costa valenciana se encuentran en proceso de recuperación. La situación en Alicante es claramente alcista tanto en precio como en compraventa y visados, con especial incidencia en el primer trimestre del año en las localidades de Jávea y el Campello. En cualquier caso, la radiografía general del mercado residencial en la costa valenciana muestra síntomas de mejora con incrementos en la venta de vivienda vacacional y significativos aumento en los precios en Valencia y el sur de Alicante. La Costa Blanca alicantina continúa siendo un mercado residencial especialmente activo, en el que destacan municipios como Oriehuela y Benidorm por su encarecimiento medio reciente, mientras que en Castellón se han producido mejoras sustanciales en poblaciones como Benicàssim y Peñíscola frente al resto de la provincia que muestra un tono de recuperación más discreto.

Nuevos proyectos vacacionales 

Varios son los proyectos de obra nueva proyectados en la zona costera, principalmente concentrados en Dénia y Orihuela; en Canet, Puçol, Oliva y la Pobla de Farnals en Valencia, mientras que en Castellón la actividad es más dispersa e incluso inexistente en algunas áreas como la zona comprendida entre Vinaròs y la capital de provincia o entre Borriana y la planta de Almenara en donde no hay nuevas construcciones en venta ni se han iniciado nuevos proyectos para residencia vacacional. 

En concreto, en la provincia de Valencia se están activando nuevas promociones de una forma moderada. Destaca la construcción de 150 viviendas nuevas en La Pobla; 50 en Canet y 145 en Oliva donde el mercado está muy activo por el impulso de los promotores locales con recursos propios. Las tipologías predominantes son apartamentos en bloque plurifamiliar con calidades medias-altas, de una superficie media de 85 metros cuadrados y de dos a tres dormitorios. También destaca el repunte de municipios como Cullera, Gandia y Daimús en donde se han reactivado proyectos paralizados y se han anunciado nuevas promociones.

La Costa Blanca sigue imparable. No solo se han reactivado varios proyectos parados durante la crisis, sino que son varias las construcciones en marcha especialmente en Dénia, Benidorm y Finestrat aunque con especial incidencia en Orihuela, el principal foco de la actividad promotora. Eso sí, dependiendo de la zona de costa la tipología del inmueble varía. Y es que mientras entre Dénia y la Vila Joiosa se buscan inmuebles vacacionales plurifamiliares de entre 80 a 105 metros cuadrados  en urbanizaciones, en Guardamar del Segura y Pilar de la Horadada se opta por adosados.

De cara a la puesta en marcha de nuevos proyectos, Torres hizo alusión a las posibles consecuencias del Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (Pativel), aprobado por el Consell para regular la urbanización en la costa. Afirmó que está afectando a suelos inicialmente urbanizables y que ahora están siendo calificados como no urbanizables y también a PAI aprobados pero no desarrollados a los que da de plazo cinco años. "Las consecuencias las veremos en el medio plazo", aseguró para advertir, no obstante, que si la oferta se reduce los precios pueden incrementarse. En cualquier caso, afirmó que era una ley "necesaria" porque "había que cuidar y proteger el litoral".


 

Benicàssim, El Campello y Oliva, al alza

La recuperación de la vivienda residencial en la costa valenciana también se aprecia en el valor de sus precios. En 26 de los 31 municipios costeros se han incrementado los valores en el último años. Las zonas con mayor dinamismo se sitúan en el sur de de Alicante donde los precios se han incrementado en un 5% respecto al ejercicio anterior, mientras que en la zona norte de Castellón, entre Vinaròs y Castellón, registraron un ligero descenso. Benicàssim (+16,9%), El Campello (-15%) y Oliva (+11,9%) son los municipios de costa donde más aumentó en tasa interanual en 2018, seguidos de València (+11%), Burriana (+10,9%), Canet d'En Berenguer y Jávea (+10,5% en ambos casos). En cambio, bajaron en Cullera (-0,1%), Almassora (-0,9%), Vinaròs (-2,3%), Altea (-2,6%) y Alboraia (-4,2%)

Además, Jávea es el único de la Comunitat que aparece entre los 20 municipios de la costa española que más se han revalorizado desde el mínimo que tocaron en la crisis y es, además, la localidad más cara de la costa valenciana con 1.901 euros por metro cuadrado. Le siguen El Campello (+26%), Peñíscola (+25,7%) y Orihuela (+25,4%) y València ciudad (+27,6%). Entre los municipios con precios más elevados, tras Jávea está Orihuela (1.851 €/m2) y Benicàssim (1.751 €/m2). Por contra, Almassora (739 €/m2), Burriana (791 €/m2) y Benicarló (821 €/m2) son los más baratos.

No obstante, el mercado residencial todavía no ha superados los efectos de la crisis y aún hay tres municipios castellonenses y dos valencianos donde la vivienda no vale de media ni la mitad que en el punto máximo, en 2007: Benicarló, donde la caída acumulada desde máximos de 2007 alcanza el 57,8%, Oropesa del Mar (-55,5%), Almassora (-55,3%), La Pobla del Farnals (-54,2%) y Puçol (-50,1%). También Castellón capital mantiene una brecha importante respecto a sus máximos, con un 51,4% de caída acumulada.

Las expectativas sobre la evolución del precio en la Comunitat Valenciana para los próximos meses son optimistas con un crecimiento moderado de los precios en el norte de Alicante, en zonas como Benissa y Dénia, y en el zona norte de Castellón, frente a una subida más sustancial en la franja de la costa valenciana. "No es previsible una bajada del precio de la vivienda vacacional en 2019", señaló Torres.

Por otro lado, la compraventa de activos en la costa de la Comunitat Valenciana se incrementó un 9,4% en 2018, hasta 74.027 operaciones, según los datos del Ministerio de Fomento, recogidos en el informe de la tasadora. Del total, el 31% fueron realizadas por extranjeros, frente al 32% del año anterior y el 16% de la media española. 

Los municipios de costa más dinámicos, por detrás de las capitales de Valencia y Alicante, fueron Torrevieja (5.256 compraventas, +3,5%), Orihuela (4.080 transacciones, -4,9%) y Elche (2.906, un +15,4%). Por su parte, los mayores incrementos interanuales se registraron en La Pobla del Farnals (+48,6%), Castellón de la Plana (+34,1%), Oliva (+34%), Almazora (+30,2%) y Puçol (+28,3%). 

Valencia, sin stock

En líneas generales, el stock de obra nueva pendiente de venta se ha reducido, incluso está agotado en la costa de Valencia entre Canet y Alboraya, mientras que entre Cullera y Oliva es muy reducido y será asumido a corto plazo. En la zona norte de la cosa castellonense, la oferta de stock será absorbida a corto plazo. La concentración más relevante está en Marina d’Or (Oropesa del Mar) y en  Moncofa donde también existe vivienda de obra nueva heredada del ciclo anterior, mientras que en Alicante entre Dénia y Benissa el stock será asumido a corto plazo; entre El Campello y Santa Pola a largo plazo y está prácticamente liquidado por la zona de Pilar de la Horadada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email