X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los recuerdos no pueden esperar

Reguetón, Mecano y Rosalía: una conversación superficial y vulgar con Fangoria

24/02/2019 - 

VALÈNCIA. Esta es la tercera vez que hablo con Fangoria desde que apareció su nuevo álbum, Extrapolaciones y dos preguntas, disco con el que el dúo celebra sus tres décadas de funcionamiento. Fieles a su idiosincrasia, en lugar de hacerlo grabando un concierto con sus éxitos cantados a dúo con otros cantantes famosos, eligieron hacer versiones de otros artistas. Salvo un par de casos, se trata de canciones poco conocidas que responden a sus gustos. 

Cuando se trata de Alaska y Nacho Canut nunca se me acaban las preguntas. Son dos conversadores  lúcidos y divertidos. Incluso cuando no comparto sus opiniones o sus posturas, disfruto escuchándoles y sigo admirándoles y respetándoles. La necesidad de ser ellos mismos y de no dejarse encerrar en compartimentos en los que no se ven, les convierte en dos adolescentes cabreados,  insatisfechos y tozudos. Warhol, artista fundamental tanto para ellos como para mí, consideraba que las entrevistas también sirven para evadirse de los temas fundamentales. De este modo el interés por aquello que no resulta esencial puede llegar a generar justo el efecto contrario. Cuando me siento con Alaska y Nacho en un hotel valenciano, les comento que, para intentar algo distinto, haremos la entrevista a lo Andy Warhol’s Interview. Parafraseando una de sus canciones, una charla superficial y vulgar. 

-Venís de una firma de discos en Barcelona y luego tenéis otra aquí. Me maravillan esas sesiones maratonianas, con qué buena disposición las hacéis.
-Alaska: En FNAC, a Mago de Oz se les hizo de noche y como los trabajadores tenían que acabar, pusieron la paraeta en la Calle Preciados y estuvieron hasta las 3 de la mañana. Ayer en Barcelona, a nosotros a las 9 ya nos dijeron que había que cerrar. Pero se iban a quedar fuera 50 personas y dijimos, “¡hombre, no!” 

-Nacho: Nosotros hemos llegado a estar hasta las 12 de la noche, que ya está bien. Seis horas. Las firmas están muy bien porque ves a una parte de tu público.

-Alaska: Como muestra de quién es nuestro público es impresionante. Está desde la amiga que fue club kid,  las familias que se van formando y que te traen al  bebé a una firma y años después vuelven y el niño ya tiene 8 años y te trae un dibujo. Ves una evolución

-Nacho: Y freaks. Hubo un hombre que nos trajo un montaje que empezaba con una disertación filosófica sobre la sexta dimensión. Y luego fotos de Ultravox.

-Alaska: Es más, los discos que nos trajo para que le firmáramos no eran los nuestros.

-Nacho: Traía Metamatic de John Foxx. Y dijo: “Es importante para mí que lo firméis vosotros”. Una persona de más de 40 años, todo de negro, con una melena. Y esas fotos de Ultravox, que creo que había alguna de Canet Rock, que yo los vi en 1978, con John Foxx.

¿Estuvisteis los dos en aquel Canet?
-Alaska: No, yo no. Él fue porque estaba en la mili.

¡Es verdad! En ese Canet también también actuó Blondie.
-Nacho. Sí, y es la única vez que me han interesado mínimamente.

Pues eso no lo entiendo.
-Nacho: Pues lo hablas con Mario [Mario Vaquerizo es fan de Blondie y Debbie Harry] (Risas de Alaska)

-Nacho: Yo ahí estoy con lo que dice Siouxsie.

¿Qué dice Siouxsie de Debbie Harry?
-Nacho: “She’s a pop singer”. Pero es que Siouxsie es un poquito malaje.

-Alaska: Es algo que también se puede aplicar a nuestra propia historia. Y nosotros hemos sido muy injustos con Debbie Harry. Ahí Mario tiene razón, yo soy como Deborah, no soy como Siouxsie. Porque tú a Siouxsie le dices cualquier cosa y todo es no. La Siouxsie siempre tiene el no en la boca.

-Nacho: Es la diferencia entre los punks americanos y los ingleses. Los americanos son más simpáticos. Pero también son más serie B. ¡Basta ya de Television!

-Pero Debbie Harry es puro Warhol. Tiene la imagen perfecta, hace canciones redondas, es famosa y sin embargo le sigue interesando el underground.
-Nacho: Ya, tienes razón.

-Alaska: Sí, es perfecta. Y Chris Stein [guitarra y cofundador de Blondie] es una bellísima persona y se porta de maravilla con sus fans, cosa que no se da con las punks revenidas. Hemos sido muy injustos con ella. Porque en el cuestionario del póster de Horror en el hipermercado yo ya pongo que mi persona más odiada es Deborah Harry. Y por aquel entonces ya habían sacado Parallel Lines, que es mi disco favorito.

-Nacho: Sí, pero ahí eran más Tequila. Es que siempre les fallaba algo. Pero como grupo pop son impecables.


-Imagino que ya tenéis feedback de los artistas a los que versionáis en Extrapolaciones y dos preguntas.
-Alaska: Los primeros fueron OBK, que de repente se encontraron un día nuestra versión en internet. Y Ku Minerva fue la segunda. Los demás se enteraron cuando se hizo público el repertorio. Vimos el post de Ellos en IG. Y Corcobado nos ha enviado un mail. Era el único que lo sabía porque no tiene editorial, es suya y tuvimos que pedirle permiso.  Dice que le ha gustado la versión.

-Nacho. Es que es del disco Corcobator, que es cuando se llamaba Sandra. Ese disco teníamos que haberlo producido nosotros.

-Alaska: Es verdad. Por eso, si hacíamos una versión suya tenía que ser de ese disco.

-Miqui  Puig está muy feliz y orgulloso con la versión que habéis hecho de Los Sencillos.
-Nacho: Es que Miqui seguro que es defensor del reguetón. Bueno, es que no creo que nadie ataque al reguetón ya, porque el reguetón es como el rap.
-Alaska. No, no, todavía hay gente que lo ataca. Lo ven como algo nocivo, como se veía a OT.

-Yo creo que si estás con el reguetón, existen dos posibilidades ahora mismo: 1) Te tachan de hortera y garrulo; 2) Te critican porque te están apropiando de música popular de las clases no privilegiadas.
-Alaska: Ah, mira…

-Nacho: Pues por eso, el reguetón es como el rap. Y como el punk, que al principio era lo peor. Recuerdo que cuando Alaska escuchó ‘El taxi’ [de Osmani García] en México dijo “¡Guau!”

-Alaska: Yo ese rechazo ya lo notaba cuando pinchaba con Bimba, porque a ella le encantaba esa música. Estábamos las dos obsesionadas con Ivy Queen. Y cuando Bimba la ponía hace cinco o seis años, la gente que iba a verla –hablamos de discotecas bastante pijas- no entraba en eso.


-Creo que es el mismo ciclo que tuvieron el flamenco popular y la salsa. Hasta principios de los noventa eran dos géneros despreciados y considerados horteras.
-Alaska: Tienes toda la razón. Pero siempre hay grados. Está Camarón y luego Los Chunguitos. Está la salsa más jazzera y luego la Fania. Está la música electrónica y está el bakalao. Está el rock y está el punk. Nosotros estamos siempre con el extremo más ruidoso y estéticamente hortera, por decirlo de una manera tópica. Entre el sonido de Caño Roto y el jondo, me quedo con Caño Roto.

-Nacho: Y yo me quedo con Pitbull, porque cómo son los vídeos de Pitbull…

-Alaska: Pero Pitbull es también el lado ordinario. Yo ahí soy más macarra que tú. Lo que me gusta es el lado macarra de todas estas cosas, lo otro se me queda muy suave.

-Vosotros sólo usáis IG, pero el resto de redes sociales dan mucha información acerca de cómo se perciben estas tendencias. Un buen termómetro es el caso Rosalía.
-Nacho. Pero todo el mundo está  favor, ¿no?

-Alaska: Nooooo

-Nacho: Pues yo no sé cómo le puedes encontrar fallos a eso.

-Se la acusa de: ser una choni, un montaje, una artista sobrevalorada, apropiarse de músicas que no le pertenecen, ser omnipresente…
-Alaska: Eso ya te das la pista de que estás ante una estrella. Ella no necesita que ninguno de esos que la atacan la convierta en una estrella, pero a la vez, también contribuyen a convertirla en la estrella que es. He oído a artistas que empezaron a hacer algo similar antes que ella. Pero les falta algo.

-Nacho: Les falta lo que tiene ella.

-Alaska. Llevo tres o cuatro años escuchándola porque personas cercanas a mí son fans. Musicalmente a mí no me llega, pero precisamente eso le da más valor a mi opinión. Rosalía es una estrella. Punto.

-Nacho: A mí las bases sí que me gustan. Rosalía está más cercana a Beyoncé que a La Paquera de Jerez, y a lo mejor es eso lo que también provoca ese rechazo.


-¿Hay algún momento de estos 30 años de etapa con Fangoria que os gustaría borrar?
-Nacho. Yo el único fallo que veo en nuestra carrera, que la veo impecable, es…

-Alaska. A ver qué va a decir, que creo que ya lo sé…

-Nacho: … haber aceptado participar en un disco homenaje a Antonio Vega. ¿Por qué? Porque no me gusta nada lo que representa, ni estando vivo ni estando muerto. Y él también lo dijo, que no les gustaba nada que en ese disco le hubieran versionado ni el Aviador Dro ni nosotros.

-Alaska: Y yo le entiendo perfectamente. No pegábamos para nada ahí. Y lo que hicimos para el disco era una marcianada. Hay que tener cuidado con esas cosas.

-Nacho: Es como ahora hiciéramos una versión para este homenaje a Mecano que se está preparando. No tendría sentido.

-Cuando os pusisteis a seleccionar las versiones para este disco, hubo un ochenta por ciento de coincidencias entre vuestras listas. ¿Hay alguna versión que os de pena que se haya quedado fuera porque fue imposible que os pusierais de acuerdo?
-Alaska: No, no hay ninguna que se haya quedado colgando. Se van a quedar más en el segundo porque es más difícil. 

-Nacho: Bueno, la de Segio Dalma, la que llevó a Eurovisión cuando guiñó el ojo…

-Alaska: ‘Bailar pegados’, pero es de los ochenta, señora… Para el segundo van a quedar muchas fuera. Están las evidentes y obvias. El tiempo se encarga de la criba definitiva. Cuando tú te acuerdas de una canción 30 años después es porque es verdaderamente importante para ti. Ahora mismo para el segundo volumen de Extrapolaciones estamos  que si nos gusta una, que si nos gusta otra… 

-Nacho: Igual deberíamos hacer alguna más de artistas como OBK o Ku Minerva porque el segundo volumen nos está quedando muy underground.

-Siempre decías que os habéis sentido muy solos como grupo. ¿También ahora?
-Nacho: Ahora más.

-Alaska: Es algo que no hay manera de quitárnoslo. Es imposible. Hay gente muy simpática, que hace cosas interesantes, con las que coincides en festivales… Pero no.

-Nacho: Después escuchas las cosas que dicen y ves que no tienen nada que ver contigo.

-Pero grupos más recientes como Ellos o Hidrogenesse, que en cierto modo también son un poco hijos vuestros…
-Nacho: Hidrogenesse quizá sí tienen más que ver con nosotros.

-Alaska: Los grupos que mencionas y algunos otros sí que entran en una especie de sensación de compañía. Ves las portadas, oyes la música, lo que hacen te gusta y luego lees las entrevistas y no te da vergüenza leer lo que dicen. Hay más grupos en esa línea, sí.

-Nacho: Pero lo de nuestra paternidad, yo no lo siento así. Ellos, por ejemplo también tienen la parte Mecano.

-Alaska: Sí. Casi toda la gente de esta generación  la tiene.

-Nacho: Porque para nosotros  ciertos grupos de nuestra época eran lo mismo que es Deborah Harry para Siouxsie.

-Alaska. Y eso la siguientes generaciones ya lo tienen superado.

-Nacho: Pero nosotros venimos del punk y del glam y hay cosas que no, que ahora ya nos hacen gracia, pero que en ese momento era imposible que nos la hicieran. Pero Olé Olé y Mecano no eran como nosotros. Y no lo eran.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email