X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de junio y se habla de CÓMICS Caso Alcàsser el saler HISTORIA valència rnb
GRUPO PLAZA

según estudio

Regular el estrés de los estudiantes de rentas bajas mejora sus resultados en asignaturas de ciencias

16/01/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). Regular el estrés y el miedo de los estudiantes procedentes de familias con rentas bajas mejora sus resultados en las asignaturas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, según un estudio de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) publicado en la revista 'PNAS'.

No ocurre lo mismo con los alumnos de hogares más ricos, que mantienen sus calificaciones. "Observamos que los estudiantes de bajos ingresos son más propensos a tener ansiedad antes de los exámenes y son más vulnerables frente las emociones negativas, lo que repercute en su desempeño escolar", ha explicado a Sinc el investigador líder, Christopher S. Rozek.

Los expertos opinan que algunos jóvenes de entornos menos favorecidos sienten mayor miedo a fracasar que otros con más recursos que, si suspenden, pueden contratar clases particulares o acceder a otras vías para alcanzar el éxito académico y profesional.

"También pesa sobre ellos el estereotipo negativo que señala que los estudiantes con peor situación económica sacan notas más bajas. Tienen más presión porque no quieren que se confirme que esto es así", ha apuntado Rozek.

El investigador y su equipo pidieron a 1.175 estudiantes estadounidenses de entre 14 y 15 años, con diferentes situaciones económicas, que realizaran tareas como escribir sobre sus sentimientos antes de los exámenes de finales del primer y segundo semestre de Biología.

Estas evaluaciones son importantes para los alumnos estadounidenses porque representan un alto porcentaje de la calificación final del curso.

Los resultados mostraron que el 18 por ciento de los alumnos procedentes de hogares con menos ingresos suspendieron las pruebas, frente al 39 por ciento que tenía la materia suspensa antes del experimento. La tasa de fracaso se redujo a la mitad después de que afrontaran los exámenes con una actitud más positiva y calmada.

Aunque los porcentajes pueden variar según la escuela, las cifras muestran que, para muchos estudiantes, el éxito no sólo se basa en su conocimiento en ciencias, sino también en su capacidad para regular las emociones.

"La ansiedad socava el desempeño de los estudiantes en los cursos de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Los alumnos que tienen presión por sacar buenos resultados no alcanzan todo su potencial. Sus calificaciones no reflejan el conocimiento real y las habilidades desarrolladas durante las clases", ha incidido Rozek, que ha consideradoimportante ayudarles emocionalmente durante los momentos cruciales de sus trayectorias.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email