Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de febrero y se habla de vacuna covid-19 retail hostelería coronavirus turianova
GRUPO PLAZA

Las proviciones marcaron las cuentas de la entidad

Bankinter pone fin a siete años de mejora del beneficio al reducirlo un 42,4% en 2020

21/01/2021 - 

MADRID (EP). Grupo Bankinter registró un beneficio neto de 317,1 millones de euros en 2020, lo que supone un descenso del 42,4% respecto al ejercicio anterior, debido a las "fuertes" provisiones por importe de 242,5 millones de euros para anticipar el empeoramiento macroeconómico en un contexto marcado por la crisis sanitaria del Covid-19 y a la "desfavorable" comparativa contra los extraordinarios de 2019. Se trata de la primera caída del beneficio tras siete años consecutivos en los que las ganancias de la entidad habían registrado crecimientos.

Así, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria se reduce a 230,5 millones de euros, un 62% menos que en 2019, según ha informado el banco, que ha achacado este retroceso tanto a las provisiones como a la ausencia este año de los extraordinarios que la entidad se anotó en 2019 por la compra de EVO.

Por su parte, el resultado antes de impuestos de Línea Directa, que se muestra separado de la actividad bancaria, alcanzó los 179,6 millones de euros, un 25,7% más que hace un año.

Márgenes

El grupo ha resaltado que cierra 2020 con unos resultados que, pese a lo "complicado" de un ejercicio marcado por el impacto de la pandemia, muestran crecimiento en todos los márgenes y en las principales líneas de negocio. En concreto, el margen de intereses alcanzó los 1.247 millones de euros, un 6,8% más que en 2019, debido sobre todo a los mayores volúmenes de la inversión, mientras que el margen bruto sumó 1.709 millones de euros, lo que significa un 3,6% más que hace un año. El margen de explotación antes de provisiones, por su parte, concluye el ejercicio en 880,2 millones de euros, un 4,5% más que hace un año, con unos costes operativos que se incrementan en un 2,7% debido sobre todo a las nuevas inversiones en los negocios adquiridos.

En cuanto a la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, se sitúa en el 48,5%, mejorando ligeramente frente al 48,9% de hace un año. "El banco mantiene al mismo tiempo su liderazgo entre la banca cotizada en términos de rentabilidad y calidad de activos, y con una solvencia reforzada que sigue estando muy por encima de las exigencias regulatorias del BCE", ha subrayado. El resultado de la actividad bancaria recurrente es de 473 millones de euros, un 13,2% inferior al de 2019.


Dentro de las principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, se mantiene en el 7%. Sin tener en cuenta el impacto de las provisiones extraordinarias, el ROE de la entidad sería del 10,8%. Asimismo, Bankinter refuerza la solvencia, con una ratio de capital CET1 fully loaded que se sitúa en el 12,3%, frente al mínimo del 7,7% exigido por el BCE en función del tipo de negocio que realiza la entidad y sus niveles de morosidad. En concreto, la ratio de mora mantiene su tendencia descendente desde hace años hasta alcanzar el 2,37% frente al 2,51% de hace un año, casi la mitad que la media sectorial. A su vez, la cobertura de la morosidad crece notablemente, pasando del 48,4% al cierre de 2019 al 60,5% de este año.

En cuanto a la liquidez, Bankinter cierra un año que, por primera vez, muestra un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 103,2%. A su vez, los vencimientos previstos para 2021 son de 200 millones de euros, a los que se suman 1.000 millones para 2022, frente a los cuales la entidad cuenta con unos activos líquidos de 20.700 millones de euros y una capacidad de emisión de cédulas de 3.500 millones.

Activos totales

En cuanto al balance de Bankinter, los activos totales del grupo ascendieron a 96.252,1 millones de euros, un 15% más que en 2019, mientras que la inversión crediticia a clientes cerró en 64.384,3 millones de euros, un 6,6% más. El crecimiento de la inversión en España, sin tener en cuenta EVO Banco, fue del 6,1% frente a un 2,4% de media del sector, con datos a noviembre del Banco de España.

Por su parte, los recursos minoristas de clientes alcanzaron los 65.009,9 millones de euros, un 12,5% más. El crecimiento en España sin EVO de esos recursos fue del 13,3%, frente a un 8,4% de media del sector con datos a noviembre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email