GRUPO PLAZA

cuentas de 2018 de la compañía

Ribera Salud redujo su facturación un 24% el año de la reversión del Hospital de La Ribera

5/10/2020 - 

VALÈNCIA. El Grupo Ribera Salud cerró 2018 -año en el que finalizaba la concesión del departamento de Alzira- con un descenso de la facturación del 24,4%. Así lo recogen las cuentas de la compañía valenciana, que finalizó el ejercicio con una cifra de negocio de 342 millones de euros frente a los 453 del año anterior. Cabe recordar que fue el 31 de marzo cuando la empresa dejó de gestionar la que fuera su primera concesión en la Comunitat al no prorrogarse el contrato del servicio público, que pasó a formar parte de la gestión pública directa. 

En ese momento, la compañía mantenía los departamentos de Elche y Torrevieja, además de ser propietaria del 35% de las acciones de la gestora del departamento de Dénia y tener participaciones en Erescanner -UTE de las resonancias que presta el servicio a la sanidad pública valenciana-. También se incluye en el perímetro de consolidación su sociedad de servicios sanitarios B2B, mientras que ese mismo año la compañía ampliaba su participación en el accionariado de Pro Diagnostic Group (PDG), que se sumaba al ya adquirido en 2017, hasta alcanzar el 66% de la compañía.

En todo caso, la compañía liderada por Alberto de Rosa cerró el ejercicio con un beneficio de 18,4 millones frente a los 20 millones del año anterior, un 11,96% menos.  Según recoge el informe de gestión, se redujeron los ingresos por el servicio de asistencia sanitaria especializada y primaria -presumiblemente por el cese en la gestión de La Ribera-, mientras que aumentaba la facturación por servicios de diagnóstico por imagen y se reducían los de servicios de laboratorio clínico.

Acuerdo transaccional con sanidad

Cabe recordar, como así se indica en los hechos posteriores, que la compañía firmó el 18 de abril de 2019 un acuerdo transaccional con la Conselleria de Sanidad y la UTE gestora de La Ribera para recalcular conceptos que habían sido incluidos en las liquidaciones de 2013 a 2015 comunicadas en marzo de 2018. Entre los puntos de conflicto se encontraba la prima per cápita, donde la compañía entendía que había errores de cálculo en el gasto ejecutado en 2014 y 2015.

También se recalculó la partida de sistemas de información y telecomunicaciones con criterios aplicados en anteriores liquidaciones además de la facturación de intercentros, conflicto que se ha producido con otras concesiones. En este caso, la administración reconocía rechazos por errores administrativos que no se habían incluido en las liquidaciones notificadas y excluía la facturación aquellos episodios que no cumplían con la legislación en vigor. Además, se sumaba la asistencia prestada a otras concesiones al no poder facturar directamente desde Alzira a otras empresas gestoras de las mismas por impedirlo el pliego. Todas estas cuestiones quedaron en un abono de 13,08 millones de euros por parte de Ribera Salud a la Conselleria de Sanidad. 

Por otro lado, la compañía también hace referencia al decreto de Fármacos dispensados a partir del mes de abril de 2015, por el que la administración reconoce compensar al concesionario por el coste de los fármacos incluidos en la resolución de noviembre del 2009 a partir de abril de 2015. "Con la firma de este acuerdo transaccional las partes aceptan transigir definitivamente de los procedimientos judiciales que hacen referencia al cálculo de la cápita, a las liquidaciones de los años 2013, 2014 y 2015, así como al procedimiento del expediente de enriquecimiento injusto a excepción del concepto fármacos de resolución del ejercicio 2015", recuerdan.

Ribera Salud, de compras

Durante los últimos dos años, la compañía valenciana ha acelerado sus compras de hospitales en un proceso de expansión por España. En el mes de julio, la compañía anunciaba la entrada de forma mayoritaria en el Hospital Polusa de Lugo mientras que, a finales de 2019, ya habían adquirido el Hospital Povisa de Vigo. La compañía también se adentró en la sanidad extremeña con la gestión del hospital municipal de Santa Justa en Villanueva de la Serenay la compra de la Clínica Extremeña de Salud (CES), ubicada en la ciudad de Badajoz.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email