X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Gobierno de Ribó echó atrás hace tres meses una moción para frenar la ampliación del Puerto

Foto: KIKE TABERNER
28/07/2019 - 

VALÈNCIA. El alcalde de València, Joan Ribó, volvió a solicitar esta semana una nueva declaración de impacto ambiental (DIA) sobre la ampliación norte del puerto de Valencia. Una infraestructura que requiere una inversión total de 1.200 millones, que permitirá ampliar la capacidad del recinto en 5 millones de TEU y para la que sólo presentó oferta el grupo naviero suizo MSC. 

La petición del primer edil coincide con la postura del Gobierno valenciano -la vicepresidenta Mónica Oltra aclaró este viernes en la rueda de prensa tras el pleno del Consell que pedirían al Ministerio de Transición Ecológica si la megaterminal portuaria necesita una DIA-, pero resulta llamativa si miramos lo ocurrido hace tres meses, tres días antes de las elecciones generales y valencianas: el equipo de Gobierno de Ribó echó atrás una moción de València en Comú que pedía exactamente que se realizara esta evaluación antes de iniciar la adjudicación de las obras.

Fue la entonces portavoz de València en Comú en el Ayuntamiento de València, María Oliver, de Podem, quien registró una moción para el último pleno de la legislatura, el 25 de abril, en la que solicitaba a la Autoridad Portuaria que pidiera una nueva "Evaluación de Impacto Ambiental antes de adjudicar el concurso para la construcción y explotación de la nueva terminal de contenedores de la ampliación norte del puerto de València". Esta evaluación supone, como mínimo, un retraso en el calendario previsto por la Autoridad Portuaria de Valencia.

María Oliver. Foto: EVA MÁÑEZ

La moción fue retirada y no llegó a debatirse en el pleno, oficialmente para no alargarlo. En realidad, se retiró por discrepancias en el seno del Gobierno que compartían Compromís, PSPV y València en Comú. La cercanía de la doble cita electoral y la polémica en la que se vio inmersa Ribó por no exigir al puerto la reversión completa de la ZAL, hacían aconsejable no sacar a la palestra el asunto de la ampliación. 

Así que la moción se retiró y María Oliver llevó su propuesta a su programa electoral. No así Joan Ribó, que en las 102 páginas de su programa electoral no recogía ninguna alusión a la ampliación del Puerto de València proyectada desde hace años.

Ahora sí

Ahora, una vez superadas las elecciones, Ribó ha manifestado su oposición al proyecto hasta que se realice la mencionada declaración que dé el visto bueno a las obras previstas. En este sentido, esta semana consideró que esta operación "empeoraría la movilidad urbana" y provocaría "perjuicios por contaminación atmosférica por el paso de camiones". 

Proyecto de la ampliación del Puerto de València. Foto: APV

Por otra parte, también rechazó un acceso norte de València diseñado solo para camiones. El alcalde estimó que solo tenía sentido un acceso ferroviario que garantizase el desarrollo, sostenibilidad y modernidad de la zona. "Dentro de quince años estos vehículos pesados pueden ser una especie a extinguir por cuestiones medioambientales", explicó. 

Ante estas críticas, empresarios de diferentes sectores productivos salieron en defensa del acceso y la ampliación norte del Puerto de València. La Autoridad Portuaria de València defendió que el proyecto cuenta desde 2007 con un informe favorable en materia medioambiental y su propio presidente de la APV, Aurelio Martínez, pidió que el debate quedara en el ámbito de los técnicos expertos en la materia tras una reunión del Consejo de Administración del Puerto a la que el propio Ribó, que forma parte de él, no acudió. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email