X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

"Las tablas rasas nos son buenas, sobre todo si no se escucha a la gente"

Ribó y Echávarri piden al Consell respeto a las "peculiaridades" de los horarios comerciales de cada ciudad

3/03/2016 - 

VALENCIA (EP). Los alcaldes de Valencia y Alicante, Joan Ribó y Gabriel Echávarri, han pedido este jueves a la Generalitat que "respete las peculiaridades de cada gran ciudad" y sus diferentes dinámicas turísticas a la hora de abordar la libertad horaria comercial.

Así, han reclamado al Consell que si quiere "armonizar" la situación de la Comunitat Valenciana, ha de tener en cuenta "no solamente la autonomía de los ayuntamientos, sino también la especialidad de cada ciudad en un país diverso". "Las tablas rasas nos son buenas, sobre todo si no se escucha a la gente", ha advertido.

Los ediles han realizado estas declaraciones tras mantener un encuentro en el Ayuntamiento de Valencia, en el que se han explicado mutuamente la situación en cuanto a libertad de horarios comerciales de cada ciudad.

Mientras en la capital valenciana se ha alcanzado un acuerdo con el sector para reducir de cinco a dos las zonas de gran afluencia turística que podrán abrir entre 12 y 14 festivos al año, --documento que está pendiente de la aprobación de la Generalitat--, la vecina Alicante llevará este mes al pleno del Ayuntamiento una propuesta para que se pueda abrir en toda la ciudad, limitar los festivos que se puede trabajar un máximo de 14 y con el compromiso des sector de crear 700 puestos de trabajo.

En lo que coinciden ambos en la importancia de la "conciliación" de la vida laboral y familiar. En este sentido, el primer edil alicantino ha señalado que su intención es que pueda "abrir toda la ciudad" cuando "antes solamente podía abrir una gran superficie y había una gran desigualdad entre los operadores de comercio de la ciudad. Además, se han comprometido a crear 700 puestos de trabajo", ha subrayado.

Echávarri ha recordado que antes la ciudad contaba con una gran superficie que abría 50 de los 60 festivos anuales y sus trabajadores llegaban a hacer 25 consecutivos, "algo que no puede soportar ninguna familia", ha alertado. Por ello, ha valorado la reducción a 13 festivos como "un gran avance".

echávarri: "las tablas rasas no son buenas, sobre todo si no se escucha a la gente"

De este modo, el alcalde ha solicitado "a la Generalitat que quiere armonizar toda Comunitat Valenciana, que tenga en cuenta especialidad de cada ciudad". En su opinión, "las tablas rasas no son buenas, sobre todo si no se escucha a la gente" por lo que se ha mostrado dispuesto a "explicar" los motivos de esta decisión que, según ha asegurado, "es buena, consolida la igualdad, la conciliación y crea empleo".

   "Si desde altas instancias, sin escuchar, quieren armonizar y considerar a los que no somos iguales como iguales, creo que generará desigualdad", ha advertido.

Ribó exige "rapidez" a la Generalitat

También el alcalde de Valencia ha instado a la Generalitat a "respetar las peculiaridades comerciales de cada gran ciudad". Las dinámicas turísticas de Valencia, Alicante y Castellón "no tienen  da que ver". "La Comunitat es "multicolor", ha sentenciado.

Asimismo, ha aprovechado para reclamar al Consell que "apruebe rápidamente" el acuerdo que alcanzado en la ciudad con el sector de  comercio para reducir las ZGAT y limitar la apertura de festivos. El 19 de marzo está cerca, ha recordado, y es un día "comprometido" en el acuerdo local, en el que "iba a cerrar todo el comercio".

Para Ribó, "es importante que la Generalitat respete los acuerdos que toman las grandes ciudades y a partir de ahí busquemos una serie de elementos comunes". De este modo, ha insistido en su demanda a la Generalitat para que "se ponga las pilas y que apruebe definitivamente el acuerdo" planteado en la ciudad y "aprobado prácticamente por unanimidad y con un consenso muy amplio de todo el sector", ha puntualizado.

En este acuerdo, junto a la preocupación por la conciliación de la vida laboral y familiar, ha pesado también la importancia de que "el comercio de barrio no se vea afectado por una gran proliferación de grandes superficies comerciales abiertas en festivos", ha resaltado Ribó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email