Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de octubre y se habla de coronavirus notarios impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

la eurodiputada socialista cree que “el miedo va a tardar en levantarse”

Rodríguez-Piñero: "El Plan de Recuperación sería un paso adelante en la federalización europea"

Foto: KIKE TABERNER
21/04/2020 - 

VALÈNCIA. Atrapada en València, la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero alerta, en un encuentro virtual con la prensa valenciana, sobre la próxima cumbre del Consejo Europeo, este jueves día 23. En esta decisiva cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los 27 Estados Miembros de la Unión Europea (UE), se debatirán las propuestas de la Comisión que han sido aprobadas por el Parlamento para salir de la emergencia sanitaria y de la crisis económica subsiguiente causadas por la pandemia del Covid-19.

Inmaculada Rodríguez-Piñero destaca el “cambio radical en la Unión” respecto a las medidas adoptadas en la crisis financiera de 2008. En esta ocasión, “se ha aprobado un paquete de medidas más ambicioso, de más de 3 billones de euros en sólo cuatro semanas, más que en la crisis anterior en cuatro años”, explica con números en la mano. No obstante, también señala que la respuesta de la Comisión ha sido una “respuesta tardía e insolidaria” en un primer momento cuando se hizo caso omiso a las llamadas de socorro de Italia, mientras la pandemia iba avanzando en España y Francia.

“El Parlamento trabajó desde el primer momento para que la Comisión diera un giro radical aprobando el paquete de medidas más importante a corto plazo por tres billones de euros”, explica la eurodiputada. Rodríguez Piñero recuerda la frase de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, que dijo que se ayudaría “mientras haga falta” y lanzó 750.000 euros al mercado para las empresas. La Comisión también aprobó 100.000 millones de euros para trabajadores con el programa SURE, un seguro de desempleo para los que se han quedado sin trabajo. “Además de fondos para la vacuna, para meter dinero en vena a los sistemas de salud”, añadió.

Pero lo más importante es el Plan de Reconstrucción y Recuperación “con inversiones masivas para reactivar la economía y que el Parlamento aprobó en una Resolución en el pleno del viernes pasado, con los votos del grupo socialista, populares, Renew y Verdes”, recordó la socialistas añadiendo. Para Rodríguez-Piñero “se trata de un gran paso adelante en el proceso de federalización del proyecto europeo”.

De aprobarse, se trataría de un “plan a gran escala financiado con bonos de recuperación garantizados por el presupuesto de la UE, una deuda mutualizada para estabilizar la economía”, explica. Principalmente, se utilizaría para un fondo de solidaridad del sistema sanitario público y para la reindustrialización necesaria de equipamientos médicos básicos, “con objeto de no depender de China”, añade Rodríguez-Piñero. La eurodiputada apeló a la falta de una política industrial en la UE, que no ha apostado por las cadenas de valor. Y resaltó el ejemplo “de Seat y Ford, que se ha puesto a fabricar ventiladores. o del textil valenciano, que se ha volcado en la confección de batas para hospitales y mascarillas”

Un billón y medio de euros

Lo que esta claro, añadió, es que en el Consejo del 23 de abril, el proyecto europeo se la juega ese día”. Y explicó que España ha propuesto “es camino con un plan de inversiones masivas de hasta un billón y medio de euros”. Entre las prioridades de la Comisión para estas inversiones están el turismo, o el transporte con las compañías aéreas y navieras, que han pedido las restricciones de movilidad. La eurodiputada señaló que, “aunque se levante el confinamiento, el miedo va a tardar en levantarse”.

Rodríguez-Piñero declaró que esta crisis significaba una “lección de humildad para la región mas desarrollada, mas tecnológica y más digitalizada del mundo”. Y explicó, “que no hayamos sido capaces de suministrar mascarillas y batas a nuestros hospitales es prueba de que Europa debe reflexionar sobre el modelo de desarrollo que queremos. Y apeló a que el problema no son, esencialmente, los Tratados internacionales de libre comercio, sino “que se hay consentido la gran desigualdad global”.

La eurodiputada recordaba que, “en la anterior legislatura ya vimos la gran competencia desleal de China, que incumplía las normas de la Organización Internacional del Comercio y no pasaba nada. Se les ha permitido copiar nuestra tecnología y no ha pasado nada”. Rodríguez-Piñero apeló a un control de inversiones extranjera para poner coto, ya que las empresas chinas entraban en nuestros sistema de contratación pública haciéndose con empresas estratégicas al presentar ofertas más bajas”. En este sentido, añadió. “soy ponente de una Directiva sobre la nueva contratación pública internacional”.

No obstante “hay que repensar la política comercial post-Covid, porque también hay que mirar hacia África, los más vulnerables del mundo, y esperar que no llegue allí la pandemia como ha llegado a Europa”. Y añadió que “lo de china viene de tiempo y Europa cerraba los ojos y se aprovechó. Lo que ha pasado con el acero, con el textil, con los juguetes…, no puede ser”, recordando la maltrecha industrial valenciana.

La guerra de Trump

Y añade, “hay una cosa que puso de manifiesto Trump, y conste que no estoy de acuerdo con él en nada más, que no se podía tolerar lo que hacia china. europa se sumo peor sin una guerra, consensuando". Y explica las diferencias en la propia UE, ya que “China estaba comprando las grandes empresas estratégicas y ello no afectaba a los grandes exportadores hasta que le tocó a Alemania, que le vio las orejas al lobo y vio que no se podía estar en una globalización naíf”. De otro lado, reconoce la eurodiputada, “China ha dado unas muestras de solidaridad como estrategia política, ocupando en un primer momento el espacio que no ocupó la UE”. Recordemos los aviones con material y los médicos chinos desplazados a Lombardía.

Por último, apeló de nuevo al Consejo y recordó que “los Estados miembros tienen que tener claro que de esta crisis hay que salir todos juntos porque, si no, Europa se irá al garete y, entonces, todos los Estados nos iremos al garete”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email