GRUPO PLAZA

CONVERSACIONES CULTURPLAZA

Rossy de Palma: “Me siento más artista que actriz… y un poco picaflor”

La artista Rossy de Palma llega a València para dar vida a Eva Marshall en El Cantor de México, una opereta que habla sobre el amor, la actuación y la vida con toda la pasión que la “diva” puede desprender en cinco pases que podrán verse del 4 al 12 de noviembre

30/10/2022 - 

VALÈNCIA. La musa de Almodóvar, la única y maravillosa Rossy de Palma llega a València. Lo hace para encarnar a Eva Marshall, en El Cantor de México, una opereta cómica que podrá verse en Les Arts del 4 al 12 de noviembre, en cinco pases únicos en los que la actriz sube al escenario a “la diva”, un personaje tanto inclasificable que con un toque cómico da luz al colorido escenario con toques mexicanos. Rossy lo tiene claro: “Quien pueda venir dos veces que lo haga, no se arrepentirá”, y lamenta que el público valenciano pueda no llenar alguno de los pases "más por la gente que no ha podido disfrutarlo que por Les Arts", comenta. Para ella estar en València es todo un honor, ya había visitado Les Arts en 2008, para dar vida a a Sul en La Corte del Faraón y ahora ahueca su agenda para estar aquí de nuevo por motivos más bien emocionales, y para cantar en nombre de Eva, con la que ha rodado por todo el mundo durante años.

-Primero que nada, ¿qué supone para ti dar vida al personaje de Eva?
-Lo he hecho cientos de veces, ahora simplemente voy y lo encaro.

-Ya lo has hecho en Francia, Suiza, en Madrid… ¿Cómo es traerlo a València?
-Más que el personaje cabe tener en cuenta la opereta, y su montaje. El trabajo del coro, de los solistas, del barítono… Mi personaje es muy lucido y sus momentos musicales también, pero en este caso concreto todo se entrelaza, y Les Arts es el lugar perfecto para albergar esto.

-¿Y como te da la vida para esto?
-Yo voy hasta arriba de compromisos, pero nunca puedo decir que no a El Cantor de México, nunca puedo decir que no a volverla a hacer. Por respeto a lo que es este espectáculo tan grandioso, y por todo lo que lo disfruto.

-Dice la prensa que no sueles hacer muchos cástings, ¿cómo fue con El Cantor de México?
-Estaba yo y no hay más “tu tía”. Yo muchas veces digo que no a castings, porque de primeras no me interesaban, pero alguna prueba he tenido que hacer también… Principalmente con los americanos, que son más rígidos en este aspecto. Pero la realidad es que cuando te quieren vienen directamente a ti, te buscan.

-¿Cómo seleccionas tus proyectos?
-Ahora mismo me muevo mucho por la pasión, funciono mejor de esa forma. Hay épocas en las que tienes que hacer de tripas corazón, pero ahora mismo me guío principalmente por el aporte artístico, y esta obra derrocha talento y arte, quien no venga a verla se arrepentirá enormemente.

Foto: JAVIER DEL REAL

El perfil de Rossy

-Hace poco hablaba con Loles León de la idea de encasillamiento y lo que supone, ¿qué es para ti que te encasillen en un personaje cómico?
-Yo nunca me he sentido encasillada. Yo me siento más artista que actriz... y un poco picaflor. Tampoco me ha interesado nunca la percepción de los demás, si me hubiera centrado en eso nunca habría avanzado.

-¿Eso cambia con la edad?
-Nunca me ha importado del todo nada de eso, la percepción que se tenga de mi. No soy una persona "carrerista", no creo en estrategias… tampoco tengo la sensación de carrera artística, no funciono en estos parámetros.

-Sin embargo, por ejemplo, cuentas con grandes reconocimientos lejos de lo "carrerístico". En la UNESCO te acaban de nombrar Embajadora de Buena Voluntad... ¿Qué supone esto para ti? 
-La idea es ponerse al servicio de ellos, servir a algo. Legitima estar en una posición de este tipo, pero no creo que estar yo aquí vaya a cambiar el mundo. Si puedo resetear algunas programaciones antiguas o humanizarlas yo me conformo, con eso me valdría.

-¿Qué se podría resetear ahora mismo en el panorama cultural?
-Uf, menuda pregunta. Tengo demasiadas cosas en la cabeza para poder responderte a esto con claridad ahora mismo… Me encanta que me lo plantees pero temo que la respuesta no esté a la altura, si te soy sincera tengo la mente petada ahora mismo [ríe] para tantas intensidades.

Moverse por el sentimiento

-Me parece bien, volvamos a la opereta. ¿Qué es lo que más disfrutas haciendo ahora mismo? Teatro, cine, otros proyectos… 
-Depende muchísimo del proyecto, igual que a esto no podía decirle que no porque es una belleza hacerlo y ver los ensayos, y como espectadora también lo vivo, todo depende. Me encanta la música en directo y conocer al maestro, el teatro… Considero el teatro un refugio sagrado.

-¿Qué es lo que más te apetece hacer ahora?
-Hija, tengo tanto batiburrillo… Yo con hacer la opereta y que quede genial ya soy feliz. Tengo tantas cosas que necesito ir paso a paso.

-La opereta está en Francés, y tu justamente tienes una relación muy estrecha con el país vecino… ¿Puede que también te buscaran por eso?
-Si te soy sincera ni me paro a pensarlo, tampoco lo analizo. Yo estoy conectada con el mundo, también con Italia. Ir a mi bola es lo que me permite encajar en todo, siempre tengo cosas más importantes en las que pensar… No me paro mucho a analizar mis cosas, no siento esa parte del ego.

-¿Te sientes más española que francesa?
-Yo me siento mundial y mediterránea, y ahora que estoy en València me siento muy valenciana. 

Foto: JAVIER DEL REAL

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme