GRUPO PLAZA

cuenta general 2014

RTVV paga desde que cerró un 20% más de alquiler por la sede de Alicante

24/09/2015 - 

VALENCIA. Radiotelevisión Valenciana (RTVV) pagó en el año 2014, cuando la televisión y la radio pública ya estaban cerradas, un 20,4% más de alquiler que el año anterior por el terreno donde se asienta el Centro de Producción de Programas (CPP) de Alicante. El sorprendente dato figura en las cuentas anuales de RTVV SAU, una de las dos sociedades en liquidación que conformaban el grupo público audiovisual.

Según estos datos, la empresa pagó el año pasado 350.000 euros de canon por el derecho real de superficie sobre ese terreno, frente a los 290.609 euros de 2013. Ese año, el aumento fue del 7,7%, también muy por encima de la inflación, aunque muy lejos del 20%. Con la cifra de 2014, el coste mensual de un centro que no se utilizó en todo el año fue de 29.167 euros, sin contar su mantenimiento.

Los liquidadores de la sociedad no explican en la memoria anual los motivos de ese fuerte aumento, que podría deberse a penalizaciones por retrasos en los pagos de las últimas dos mensualidades, retrasos que fueron aireados a principios de 2015 por el entonces diputado socialista Josep Moreno.

Tampoco es posible encontrar una explicación en los informes de auditoría o de la Intervención de la Generalitat, ya que las cuentas de RTVV, colgadas en la página web de la Conselleria de Hacienda, no van acompañadas de estos informes preceptivos.

Un contrato leonino

El equipo de liquidadores se encuentra atrapado por un contrato que nadie entiende firmado el 1 de agosto de 2002 sin que los responsables del ente dieran cuenta al consejo de administración por considerarlo “confidencial”.

El contrato obliga a RTVV a pagar la renta por un periodo de 33 años desde el día de su firma, es decir, hasta el 31 de julio de 2035. Su cancelación de forma anticipada por parte de RTVV le obligaría a pagar de golpe todas las cuotas mensuales hasta el vencimiento, más de 6 millones de euros. Esta cantidad ya está provisionada por la empresa pública, dado que parece condenada a pagarla, sea a plazos o de golpe.

El terreno es propiedad de la sociedad Mizquitillas, una empresa familiar presidida por José Ventura Martínez García. Antes de ser arrendado por RTVV, en ese terreno había una discoteca que se quemó.

RTVV firmó un contrato de uso del suelo por una renta mensual de 18.483 euros más IVA en el primer año, revisable según el IPC. En esa parcela construyó el ente público el actual CPP, edificio que, una vez concluya el contrato ya sea por el vencimiento del plazo como por un acuerdo previo, quedará en manos de los propietarios del suelo.

El edificio será para el dueño del suelo

El edificio tuvo un coste de 4,48 millones de euros, con un sobrecoste sobre lo previsto del 36%, según los informes de la Sindicatura de Comptes. El contrato estipula que, al cumplirse los 33 años de vigencia y en el caso de no ampliarse hasta los 50, opción que existe, RTVV entregaría el inmueble a Mizquitillas que tendría que compensar a la sociedad con la parte del coste que no se hubiera amortizado aún.

RTVV SAU registró unas pérdidas de 54,77 millones de euros en 2014, una cuarta parte de los 212 millones que perdió en 2013. El grueso de los gastos fue el de personal (37,5 millones) y tributos (12 millones). Este último se debe a una inspección del IVA por parte de la Agencia Tributaria Hacienda, que levantó acta de disconformidad con deducciones que se había aplicado la empresa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email