Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Sadival innova en la venta online de cestas de Navidad

La plataforma La Ilusión de Regalar, creada por Sadival, facilita a las empresas la gestión de la cesta de Navidad y los empleados tienen la libertad de elegir los productos que quieren recibir 

7/09/2019 - 

VALÈNCIA. La compra de las cestas de Navidad es un quebradero para muchas empresas. Elegir el modelo que regalar este año, trabajadores descontentos con lo que contienen, caos a la hora de recoger los regalos… Sadival, uno de los principales fabricantes de cestas de navidad en España con más de 40 años de experiencia, ha apostado por una solución innovadora para evitar esos problemas: La Ilusión de Regalar.

La Ilusión de Regalar, un nueva manera de gestionar los regalos de las cestas de Navidad, aprovechando las posibilidades de las nuevas tecnologías y que surge con el objetivo de la satisfacción de las dos partes, tanto de la que hace el regalo, como de la que lo recibe. «Es una herramienta con la que hacernos la vida y los regalos más fáciles. Una plataforma para que las empresas y sus trabajadores funcionen en sintonía y los regalos no tengan que limitarse a soluciones enlatadas. Y es que una empresa que se preocupa de que su equipo pueda elegir qué quiere recibir y dónde quiere hacerlo es una empresa que cuida a sus trabajadores. Que quiere que estén a gusto en su lugar de trabajo», explica Antonio Gea, uno de los socios del Grupo Dialva, al que pertenece Sadival.

La Ilusión de Regalar es una plataforma totalmente personalizada para cada empresa. En ella se incluirán diferentes regalos y soluciones en función del presupuesto asignado. De acuerdo con la empresa, se definen las fechas en las que cada empleado puede elegir la cesta. Para ello, los trabajadores reciben un email con la imagen de su empresa, invitándole a escoger este año el regalo de la cesta de navidad que más le guste. «Cada persona es diferente y cada regalo debe ser diferente. Con esta herramienta, el empleado o cliente, puede elegir lo que mejor le interesa». 

 

Ventajas para el empleado y para la empresa

Y esa es una de las principales ventajas de La Ilusión de Regalar. Evitar empleados descontentos con sus obsequios y la sensación de que la empresa no tiene en cuenta las preferencias individuales de cada persona. En empresas pequeñas es muy probable que se puedan poner de acuerdo para elegir su regalo. Pero en empresas grandes era más complicado. Hasta ahora. La Ilusión de Regalar está dirigida a empresas cuyo volumen esté por encima de las 150 cestas aproximadamente, entre trabajadores y clientes, y también depende del importe de dicha cesta.

Los empleados pueden escoger exactamente el regalo que quieren, sus productos favoritos. Por ejemplo, si uno es vegetariano, ¿por qué tiene que poner buena cara a un jamón? Además, la elección de este regalo de empresa se puede convertir en un nexo de unión entre compañeros, comentando con ellos las opciones, comparando lo que ha elegido cada uno y por qué. Y como la cesta se envía donde el trabajador decide se evita tener que transportarla hasta su domicilio, ya que muchas veces no dispone de vehículo cerca, utiliza transporte público, etc…

También para la empresa todo son ventajas. Y eso se ha notado en la demanda que está teniendo Sadival de esta herramienta, «cada día aumentan las solicitudes», asegura Antonio Gea. En un primer momento se evita tener que designar a alguien como responsable de la compra de los regalos. Y también que esa persona o equipo tenga que hacer frente a los descontentos con su decisión. Cada trabajador elegirá el regalo que quiera y la empresa no tendrá que gestionar devoluciones… Ni descontentos, porque al tener la libertad de elegir, los empleados se sentirán más a gusto y respetados en la empresa. Además, se acabaron las aglomeraciones de cajas en recepción o el almacén y controlar su entrega, porque se envía el regalo donde el trabajador decide. 

En todo momento hay un control de los lotes elegidos, de los empleados que faltan por elegir y a los que se les reenvía el mail para que no se olviden o por si necesitan ayuda. También se definen las fechas de entrega y se pone un teléfono de atención al cliente dedicado en exclusiva a la solución de incidencias. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email