GRUPO PLAZA

OPINIÓN

La formación online: un reto a asumir

17/04/2020 - 

VALÈNCIA. La formación online ha cobrado vital importancia como consecuencia de  la actual crisis sanitaria que estamos viviendo por Covid19, lo que ha obligado a cerrar las instituciones educativas por un tiempo indefinido en todo el planeta.

Pero pasar de la formación presencial a la online inesperadamente, no es nada fácil, bien porque no se puede aplicar eficientemente en las zonas con poco acceso a internet, bien por la baja competencia en el uso de las TICs, o bien porque la elaboración de los contenidos conlleva un doble esfuerzo, para ser transmitidos a través de las diferentes plataformas online.

Para vencer estos obstáculos, los docentes deben ser altamente creativos, optimistas, pacientes e innovadores, y mantenerse en continua actualización sobre los diversos modos de preparar e impartir los contenidos.

Sólo de esta manera se podrá brindar una grata y enriquecedora experiencia a todo su alumnado, quienes como por arte de magia, dejaron de ver a sus profesores  en forma presencial para tenerlos que ver ahora vía online.

Mantener la enseñanza a distancia de un modo efectivo, atractivo y sostenible para estudiantes y profesores puede ser una experiencia abrumadora. Una de las pautas que deben seguir los docentes en estos momentos de cuarentena es la simplificación de los contenidos a trabajar, reforzando lo ya aprendido y no avanzar en exceso en nuevos contenidos. Hay que tener en cuenta que no todos los alumnos tienen acceso a las nuevas tecnologías lo que puede generar desigualdad de oportunidades en el acceso al aprendizaje.

Por tanto, es esencial que los maestros diseñen estrategias de enseñanza a distancia con instrucciones muy claras, y donde se utilicen sólo uno o dos recursos, lo cual pueda reforzarse con lecturas a las que siempre se pueda acceder. En este marco de “simplicidad”, es vital tener una única base de operaciones digital para los estudiantes, la cual puede ser un sistema de gestión de aprendizaje proporcionado por Google Classrooms, o un sitio web de clase creado por el mismo docente con plataforma moodle.

Si la formación  educativa individualizada e inclusiva  era un desafío, el aprendizaje a distancia lo enaltecerá, y esto será aún más difícil si el docente no puede dar una respuesta rápida a la instrucción individual, teniendo los estudiantes que tomar el control de su propio aprendizaje. Para establecer el contacto entre maestros y alumnos pueden usarse los correos electrónicos, mensajes de voz y videos, mensajes a través del sistema de gestión de aprendizaje, entre otros., de este modo los estudiantes se sentirán importantes para su docente, y se incrementará su motivación por el aprendizaje.

Es importante tener en cuenta que cultivar una experiencia de aprendizaje a distancia atractiva es difícil y ardua, además que representa un problema para mantener la equidad. Pero resulta esencial y prioritario involucrarnos todos, docentes y no docentes todos con este tipo de formación, para ir minimizando, poco a poco, cada uno de los obstáculos que ella implica, debido a que muy probable que, en un futuro no muy lejano, surja un nuevo modelo de enseñanza tecnológico que dé respuesta en cada momento a las necesidades que la sociedad o las circunstancias demanden.


*Pedro Adalid. Doctor en Educación y profesor universitario de Políticas de Calidad Educativa y Planes de Mejora.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email