GRUPO PLAZA

el gobierno solicitará una nueva prórroga, que pretende ser la última

Sánchez pedirá un nuevo estado de alarma de un mes de duración para culminar la desescalada

16/05/2020 - 

VALÈNCIA. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que la próxima semana pedirá al Congreso de los Diputados una nueva prórroga del estado de alarma, pero en esta ocasión será por un periodo de un mes de duración y con previsión de ser "la última". "Será el último estado de alarma y abarcará hasta el final de la desescalada, por eso vamos a solicitar que en lugar de ser de 15 días sea un mes", ha afirmado Sánchez en su comparecencia en Moncloa.

"La nueva prórroga será diferente y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, será el mando único en ese período, bajo el sistema de coordinación con las autonomías que se ha denominado cogobernanza", ha añadido Sánchez, que insiste que será Illa quien marcará los ritmos y modalidades de la desescalada. Además, decaerán las responsabilidades que se confirieron en su momento en el resto de departamentos: ministerio de defensa, del interior y de transportes, movilidad y agenda urbana. 

Sánchez afirma que están dialogando con todos los grupos políticos y que su voluntad es lograr el gran consenso en el Congreso de los Diputados con independencia de qué proyecto político voten. “Estamos en una fase completa a la del inicio de la epidemia y en consecuencia tenemos que adaptar nuestra arquitectura institucional a esta nueva fase", ha añadido. 

"El estado de alarma ha funcionado y el camino que estamos siguiendo es el único posible", dice y apela otra vez a la "prudencia y la moderación". El presidente recuerda que los hechos han demostrado que no se podía confiar en la inmunidad comunitaria y defiende la necesidad de limitar la movilidad y los contactos sociales. "A esa lógica responde la desescalada", ha confirmado. 

"El camino que estamos siguiendo es el único posible", ha indicado Sánchez, a la vez que ha garantizado que "todos los derechos y libertades siguen intactos".

Sánchez señala al sector del turismo como ejemplo que extiende al resto de los sectores económicos. "España necesita del turismo, pero el turismo necesita seguridad, necesita garantías de salud, por eso debemos superar la emergencia sanitaria para reactivar la actividad turística", ha asegurado, por eso el presidente del Gobierno destaca la idea de que la unidad salva vidas, y puede salvar también empresas y empleos. "No hay contraposición entre prioridades sanitarias y económicas", ha añadido.

Sobre la apertura de fronteras, el presidente del Gobierno explica que la cuarentena obedece a la necesidad de prudencia en las semanas de desescalada. "El Gobierno de España ha participado de las recomendaciones de la Unión Europea, es la hoja de ruta", ha matizado.

El Gobierno recurrirá al fondo europeo contra el desempleo

El presidente del Gobierno ha asegurado que España utilizará las distintos instrumentos aprobados en el seno de la Unión Europea para hacer frente a la crisis generada por el Covid-19 en caso de sea necesario y ha confirmado que recurrirá al fondo europeo contra el desempleo para financiar parte del coste de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), al tiempo que no ha descartado acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

España tiene intención de acudir al fondo de reaseguro de desempleo por valor de 100.000 millones de euros que acordaron este viernes los gobiernos de la Unión Europea, bautizado con las siglas SURE, porque "lógicamente" quiere seguir financiando los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo en España.

En este sentido, ha remarcado que España ha sido uno de los principales impulsores de esto fondo de reaseguro del desempleo, que ha defendido "desde el primer momento" y que podría "implicar miles de millones de euros para que España pueda seguir financiando y sosteniendo esos ERTE".

Asimismo, ha descartado que la línea precautoria del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) acordada por los distintos países europeos sea definida como un rescate, porque se trata de una financiación "sin ningún tipo de condicionalidad macroeconómica", como sí hubo en el rescate para el sector financiero solicitado en anteriores legislaturas.

A este respecto, el presidente del Gobierno ha remarcado que la única condicionalidad que tienen estas líneas precautorias es que los recursos económicos "se destinen a lo que se tiene que destinar, que es el gasto sanitario".

"Estas líneas que se están poniendo en marcha afortunadamente, y bajo el impulso también del Gobierno de España, nada tienen que ver con rescates, tienen que ver con líneas precautorias con una condicionalidad vinculada a la crisis del Covid-19, que no solo es sanitaria, sino también social, laboral y económica", ha incidido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email