X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

sobre la manifestación en colón

Sánchez sigue defendiendo el diálogo y acusa a la oposición de "enfrentar a los españoles"

Foto: EP/Juan Manuel Serrano
10/02/2019 - 

SANTANDER (EP). El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este domingo desde Santander que nunca ha cambiado de posición, porque siempre ha defendido el diálogo y la Constitución para resolver el problema independentista de Cataluña, al tiempo que ha acusado a los partidos convocantes de la concentración de esta mañana en la Plaza Colón de "enfrentar a los españoles", aunque ha dicho que respeta la concentración.

"Es una concentración en mi contra, pero cuando fui líder de la oposición permanecí siempre al lado del Gobierno del PP para defender la unidad de España", ha señalado Sánchez durante el acto de presentación de la candidatura a la alcaldía de Santander de Pedro Casares.

Resolviendo la crisis que agravó el PP

En la misma línea, ha añadido que como presidente del Gobierno está "resolviendo" una crisis de Estado que, a su juicio, "el PP contribuyó a agravar" cuando estuvo en el Gobierno.

Durante su discurso, Sánchez ha afirmado que el Gobierno "trabaja por la unidad de España". "Eso significa unir a los españoles y no enfrentarlos como están haciendo las derechas en la Plaza de Colón", ha sentenciado.

Deslealtad de la derecha

El presidente del Ejecutivo ha defendido que "nunca" han cambiado de posición, ya que "siempre" han estado "con el diálogo y la Constitución". Además, ha criticado a la derecha por "exigir lealtad" cuando están en el Gobierno, pero liderar "la crispación" cuando están en la oposición".

"A eso lo llaman patriotismo, pero es deslealtad", ha subrayado Sánchez, quien ha destacado que la Constitución "es el camino más largo" porque "hay que dialogar", pero, ha añadido, "es el único camino" para resolver la crisis de Estado que hay en Cataluña.

Sánchez ha comparado la situación en Cataluña con lo que ocurre en el Reino Unido con el Brexit. "Celebran un referéndum y luego no hay liderazgo para gestionar algo que es imposible. La democracia no es un cara o cruz, hay muchas más alternativas y la nuestra es la convivencia para Cataluña y para España", ha explicado.

Para el líder socialista, Casado "no pierde la razón porque insulta", sino que "insulta porque no tiene razones y no tiene argumentos". "Casado me ha insultado esta semana. Las derechas insultan a las mujeres, banalizan con la violencia de género y plantean el recorte del derecho al aborto pero defienden los vientres de alquiler", ha criticado.

 Puig: "Hacer una distinción entre españoles buenos y malos es un destrozo para todos"

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado que "hacer una distinción entre españoles buenos y españoles malos es un destrozo para todos y una pérdida de un valor fundamental que es la convivencia".

Así se ha pronunciado el jefe del ejecutivo valenciano este domingo en Vistabella del Maestrat, durante una visita al pico del Penyagolosa, al ser preguntado sobre la manifestación contra las políticas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en relación con Cataluña.

Puig ha destacado que "lo que necesita la sociedad española es serenidad y diálogo", y ha instado a "no volver al pasado de las dos Españas y la ruptura".

"Veo dirigentes políticos que están poniendo muy por encima su interés partidista y su interés por destruir sobre la necesidad de hacer un país en que cada uno pueda expresarse en libertad", ha manifestado, al tiempo que ha agregado: "frente a todo lo que significa el 'frontismo', creo que está la apertura, que nosotros queremos que sea una realidad como lo es en la Comunitat Valenciana".

Foto: EP/Jesús Prieto

Iglesias dice que "la participación ha estado por debajo de los deseos de los organizadores

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado que la participación en la manifestación convocada este domingo en Colón por PP y Cs, y que ha contado con el apoyo de Vox, "ha estado por debajo de los deseos de los organizadores y de las expectativas generadas por los medios".

Sin embargo, ha avisado de que "la contrarrevolución reaccionaria es un movimiento ideológico profundo" en las sociedades, y de que no se trata de "un fenómeno español del momento".

Iglesias se ha manifestado así en un hilo de comentarios difundidos a través de su cuenta de Twitter, en el que ha reflexionado sobre la concentración de este domingo en Madrid contra la negociación del Gobierno socialista con los independentistas catalanes.

A su juicio, la situación europea e internacional empuja "esa reacción conservadora" que ha llevado a los tres partidos (PP, Cs y Vox) a manifestarse este domingo, cuyos líderes (Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, respectivamente) son "idénticos" en cuanto a su programa económico, al que ha denominado de "uberización".

También ha criticado el hecho de que los portavoces de la concentración hayan sido "referentes del periodismo de derechas" (en referencia a Carlos Cuesta, María Claver y Albert Castillón, que han leído el manifiesto) y no sus políticos.

La moción no se hizo para hacer presidente a Sánchez

Al margen de la manifestación, Iglesias ha insistido en que la moción de censura no fue un movimiento coyuntural para hacer presidente del Gobierno a Pedro Sánchez, "sino la señal para una nueva dirección de Estado y de país a construir entre muchos".

"Que el Gobierno no lo haya terminado de entender, explica su debilidad, su soledad y sus bandazos. Era obvio que ni la vieja guardia, ni los barones conservadores le iban a ayudar", añade, para señalar que la "alternativa" de país al "bloque reaccionario" de PP, Cs y Vox "sólo se puede construir desde políticas que recuperen el Estado del bienestar y que asuman gestionar la plurinacionalidad desde el diálogo sin exclusiones y no desde el poder judicial".

Igualmente, indica que el espacio político debe ser capaz de superar el "ensimismamiento" y asumir que, frente al "movimiento reaccionario" es necesaria toda la "fuerza social e institucional".

En sus comentarios también apunta al papel del feminismo para que haya ese cambio, al asegurar que "la revolución de las mujeres señala el camino democrático para España: menos desigualdad, más derechos, protección de la familia igualitaria y más tolerancia".

Y finaliza con una advertencia: "Es llamativo que todos los logros de los que presume el Gobierno se los arrancáramos nosotros gracias al poder que la gente nos dio. Si perdemos ese poder, España habrá perdido su herramienta más eficaz frente a la reacción".

Noticias relacionadas

Foto: EFE
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Todos contra todos

La eterna cantinela electoral que nos va a ocupar hasta el 26 de mayo , -municipales, autonómicas y europeas-, con la primera vuelta de las generales el 28 de abril se ha instalado definitivamente en nuestra política. De momento en el totum revolutun tenemos insultos, descalificaciones y posicionamientos sorprendentes en asuntos de calado.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email