GRUPO PLAZA

la conselleria ha confirmado 25 casos en total de las apenas 40 muestras secuenciadas hasta ahora

Sanidad pide a la Comunitat 500 pruebas semanales para controlar la cepa británica

28/01/2021 - 

VALÈNCIA. Más contagiosa, más grave y hasta 2,7 veces más letal. Los últimos análisis independientes sobre las características de la variante inglesa del coronavirus, validados por el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios de Reino Unido, han llevado al Ministerio de Sanidad a protocolizar e incrementar el control de esta nueva variante ante el "muy alto riesgo" de diseminación en España.

Por el momento, las Comunidades Autónomas han confirmado 265 casos de esta variante –25 de ellos en la Comunitat Valenciana– y existe la sospecha sobre decenas de muestras de las que se espera el resultado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hasta esta misma semana no existía en España un mecanismo activo para la vigilancia a nivel nacional de las muestras sospechosas y que la disponibilidad de medios de los laboratorios públicos es mucho más limitada que en el Reino Unido. 

Ha sido más de un mes después de la detección de esta variante en Reino Unido a mediados de diciembre y a raíz del llamamiento de la Comisión Europea la pasada semana para extremar las precauciones cuando el Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha un protocolo integrado de los laboratorios para añadir la secuenciación genómica a la estrategia nacional de vigilancia epidemiológica.

La identificación de una variante concreta requiere de un análisis genómico completo de la secuencia del virus, una prueba que conlleva mucho más tiempo y recursos que las pruebas diagnósticas aplicadas para la detección como la PCR o los test de antígenos. El objetivo del protocolo es establecer una red nacional de laboratorios coordinada por el Ministerio para que desarrolle esas capacidades de secuenciación.

Según el nuevo protocolo, España debería secuenciar cada semana el equivalente al entre el 1 y el 2% del número de casos estimados, aunque el objetivo es llegar progresivamente al 10% que ha propuesto la Comisión Europea.

Con ello, según los últimos datos de incidencia acumulada, España tendría que realizar entre 1.887 y 3.774 pruebas semanales para cumplir los mínimos de secuenciación marcados en el nuevo protocolo nacional.

En el caso de la Comunitat Valenciana deberían secuenciarse entre 253 y 505 muestras cada semana, una cifra que está muy por encima de las apenas 40 muestras en total que se han secuenciado hasta ahora para identificar variantes distintas a la prevalente

La muestra de casos sospechosos analizada hasta ahora es tan escasa que, según expertos consultados, no es posible determinar si los 25 casos confirmados hasta ahora en la Comunitat responden a que se secuencian pocos casos o a que la cepa es realmente poco prevalente en la Comunitat.

El procedimiento establecido en el protocolo para el seguimiento de las variantes establece que la secuenciación debe realizarse de forma planificada e incluyendo un "número representativo" de casos de todas las comunidades autónomas, que son las encargadas de designar a los laboratorios de referencia. 

Fernando Simón director del CCAES. Foto: R.Rubio.POOL / Europa Press

Además, cualquier laboratorio que realice la secuenciación tiene la obligación de enviar los resultados a salud pública para garantizar la integración de la secuenciación con la información epidemiológica.

Rápido aumento en España

Apenas cuatro días después de publicarse este protocolo de vigilancia de nuevas variantes, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias CCAES ha actualizado su evaluación del riesgo de las mismas para alertar de las consecuencias de la rápida expansión de la cepa británica en España.

En concreto, este documento constata su presencia en varias comunidades autónomas donde además se ha producido transmisión secundaria. En algunos casos, la incidencia de la variante aumenta de forma muy rápida. Ello, unido al mayor riesgo de transmisión, "podría ocasionar un mayor número de ingresos en proporción con el aumento de la incidencia".

"Las personas infectadas por esta variante parecen tener mayor riesgo de padecer una enfermedad más grave", advierte el CCAES, quien sin embargo sostiene que la variante británica "no afecta, en principio, a la efectividad de la inmunidad natural o la inducida por las vacunas".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email