Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 4 de diciembre y se habla de coronavirus NAVIDAD festivos DÉFICIT AUTONÓMICO OCIO NOCTURNO
GRUPO PLAZA

EL TINTERO / OPINIÓN

Se acerca el invierno

Hoy, 20D, es un día histórico en los casi 40 años de democracia en España, si se cumplen las encuestas, el antiguo bipartidismo sufrirá un importante golpe a manos del nuevo bipartidismo

20/12/2015 - 

El calendario manda y la casualidad hace que este Tintero se titule como el primer capítulo de la popular serie Juego de Tronos, la que el hoy candidato a la presidencia del gobierno Pablo Iglesias regaló al Jefe del Estado, el Rey Felipe VI, en un acto arrogante e ingenuo.

Pese a que los expertos ya anuncian que este será un invierno cálido, la realidad es que ‘se acerca el invierno’, una época que tradicionalmente suele ser de lluvia, frío, pocas horas de luz y mucha oscuridad, algún meteorólogo dice que este año durará 89 días pero y si se alarga e incluso dura cuatro años.

Ha llegado el día y este año la Lotería de Navidad y las tradicionales reuniones familiares en torno a la mesa van a estar muy condicionadas por los resultados electorales, pues en ellos está el futuro de muchas cosas: la unidad de España como nación, la educación de nuestros hijos, el modelo sanitario y sobre todo el modelo social con las reformas laborales y el sistema de pensiones como dos patas fundamentales de nuestra sociedad. Me atrevo a decir que puede estar en juego incluso la forma política que nuestra Constitución proclama en su artículo 1.3: “la Monarquía parlamentaria”, que ha demostrado su eficacia y validez en estas décadas de paz, progreso y estabilidad.

“El mejor argumento contra la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante medio” Winston Churchill

Son muchas las frases brillantes que se le atribuyen a Churchill, seguro que no todas las pronunciaría, en cualquier caso nada más edificante que las que desoyen los cantos de sirena de lo políticamente correcto, ese mal que impone el pensamiento único siempre que éste sea de izquierdas, claro. Y esta cita es una de ellas, la sociedad es hipócrita y repite consignas para quedar bien, simple y llanamente porque a pocos les gusta ir contracorriente. Pero la realidad educativa y cultural española hace que una mayor participación no tenga porque suponer unos resultados más beneficiosos para los intereses de todos los españoles.

Los españoles estamos ante un invierno en lo climatológico y también en lo demográfico, pero los resultados electorales pueden llevarnos a un invierno político, a una época de congelación, de inestabilidad, de ingobernabilidad, de incertidumbre y en el peor de los casos, acercarnos al populismo. Para los que piensan que eso es azuzar el miedo, ejemplos hay y definiciones también, como la del profesor de Derecho Constitucional Francesc de Carreras cuando recuerda que el populismo es "una degeneración progresiva de la democracia misma y, si llega a ganar unas elecciones, siempre intenta hacerse con el poder del Estado y cambiar las reglas del juego político para instaurar un sistema que, probablemente, ya no puede ser denominado democrático”.

“La desventura de España es la escasez de hombres dotados de 
talento” 
José Ortega y Gasset

Nos jugamos mucho, quizá demasiado en estos comicios, el aumento en el interés por la política y ésta a su vez convertida en espectáculo mediático es algo que per se no favorece la democracia. En cambio la ilustración, la razón y la crítica, tres aspectos que sí deberían ser protagonistas de una sociedad madura ni están ni se les espera. En esa situación de debilidad moral e intelectual afrontamos estas elecciones y con la cantinela de avanzar hacia una democracia asamblearia, algo imposible desde el punto de vista material y que en absoluto es mejor sistema que la democracia representativa que impera en los países más desarrollados del mundo, donde se garantizan los derechos y libertades de todos (incluidos quienes quieren acabar con ese sistema que les ampara). Ante lo que deparen las urnas y también los bombos, diremos aquello de los malos estudiantes: ‘Que Dios reparta suerte porque como reparta justicia’.

Aprovecho estas líneas para desearles una Feliz Navidad junto a su familia y amigos, ese entorno más próximo y donde encontramos a los verdaderos héroes de estos difíciles años, gracias a nuestra cultura cristiana que hace de la familia la mejor red social del mundo como nos dicen estos jóvenes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email