GRUPO PLAZA

Seis gigatoneladas netas de carbono se emiten sobre tierra cada año

Foto: YANG DONGXU
26/07/2021 - 

VALÈNCIA (EP). Alrededor de seis gigatoneladas de carbono, aproximadamente 12 veces la masa de todos los humanos vivos, parecen emitirse sobre la tierra cada año.

Utilizando datos del Satélite Experimental Científico de Monitoreo de Dióxido de Carbono Global de China (TanSat) sobre cómo el carbono se mezcla con el aire seco recopilados entre mayo de 2017 y abril de 2018, investigadores desarrollaron el primer conjunto de datos y mapa de flujo de carbono global. Publican sus resultados en Advances in Atmospheric Sciences.

El mapa se desarrolló aplicando las observaciones satelitales de TanSat a modelos de cómo se intercambian los gases de efecto invernadero entre la atmósfera, la tierra, el agua y los organismos vivos de la Tierra. Durante este proceso, se intercambian más de cien gigatoneladas de carbono, pero el aumento de las emisiones de carbono ha resultado en carbono neto agregado a la atmósfera, ahora alrededor de seis gigatoneladas al año, que es un problema grave que contribuye al cambio climático, según Dongxu Yang, primer autor e investigador del Instituto de Física Atmosférica de la Academia China de Ciencias (IAP CAS).

"En este documento, presentamos la primera implementación de los datos de dióxido de carbono de TanSat en las estimaciones de flujo de carbono", dijo Yang en un comunicado. "También demostramos que el primer satélite de monitoreo de carbono de China puede investigar la distribución del flujo de carbono en todo el mundo".

Si bien las mediciones por satélite no son tan precisas como las realizadas en tierra, dijo el coautor Jing Wang, investigador de IAP CAS, las mediciones por satélite proporcionan una cobertura de observación global continua que proporciona información adicional que no está disponible en estaciones de monitoreo de superficie limitadas o variadas. Por ejemplo, una estación de monitoreo en una ciudad puede reportar observaciones muy diferentes en comparación con una estación en una aldea remota, especialmente si se encuentran en climas drásticamente diferentes.

"La escasez y la falta de homogeneidad espacial de la red terrestre existente limita nuestra capacidad para inferir fuentes y sumideros de carbono consistentes a escala global y regional", dijo el coautor Liang Feng, investigador del Centro Nacional de Observación de la Tierra de la Universidad de Edimburgo. "Para mejorar la cobertura de observación, se han desarrollado satélites hechos a medida, por ejemplo TanSat, para proporcionar mediciones precisas de gases de efecto invernadero en la atmósfera".

Los datos de estos satélites, que incluyen TanSat, GOSAT de Japón y OCO-2 de Estados Unidos, y futuras misiones, se utilizarán para verificar de forma independiente los inventarios de emisiones nacionales en todo el mundo. Según Yang, este proceso será supervisado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y comenzará en 2023, en apoyo del Acuerdo de París. Las mediciones de TanSat generalmente coinciden con los datos de los otros satélites.

"Este método de verificación será útil para comprender mejor las emisiones de carbono en tiempo real y para ayudar a garantizar la transparencia en los inventarios", dijo el coautor Yi Liu, investigador de IAP CAS.

El proceso se verá reforzado por la próxima generación de satélites, conocida como TanSat-2, que actualmente se encuentra en la fase de diseño. El objetivo, dijo Yang, será obtener mediciones que ayuden a dilucidar el presupuesto de carbono desde la escala global hasta las ciudades individuales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email