GRUPO PLAZA

opinión

El sentimiento desafía a la guerra

A pesar de la crisis más grave de la Europa de la posguerra, el ánimo de la economía de la Eurozona se mantiene sorprendentemente alto como lo advierten los índices de gestores de compras de la Eurozona de marzo

25/03/2022 - 

MADRID. A pesar de la crisis más grave de la Europa de la posguerra, el ánimo de la economía de la Eurozona se mantiene sorprendentemente alto. Mientras muchos esperaban un desplome drástico, el descenso es muy moderado.

En Alemania, el ánimo sólo se ha deteriorado ligeramente. En el sector de los servicios, todos los indicadores están en "verde", y el índice de actividad, en 55 puntos, sigue estando lejos de un nivel de recesión. En el sector manufacturero, el indicador es aún mejor, se sitúa en los 57,6 puntos, a pesar de contar con un ligero descenso.

En Francia, el estado de ánimo del conjunto de la economía ha mejorado: el previsible fin de la pandemia y la apertura de la economía están provocando un impulso en el sector de los servicios, que compensa con creces el ligero descenso del sector industrial.

Básicamente, la economía europea está navegando desde la última crisis hacia la siguiente con un enorme viento de cola. Hasta ahora, el repunte debido a la alta demanda reprimida tras la pandemia mundial está compensando con creces las dificultades que están surgiendo. 

Sin embargo, con la guerra entre dos países responsables de partes muy importantes del suministro mundial de materias primas, no es nada seguro que esto continúe. Las cadenas de suministro mundiales vuelven a estar bajo presión.

Martin Moryson es economista jefe para Europa en DWS

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme