GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE RAZÓN

Si el amor te aprieta, no es tu talla

Están esas ciudades agotadas

Por niños de cincuenta años

A los que no podemos ayudar

El tiempo que va demasiado deprisa

Y la verdad que nos evita

¡Pero ver a un amigo llorar!”

(Jacques Brel, “voir un ami pleurer”)

11/03/2017 - 

VALÈNCIA.

À. Sí, es el título del párrafo. Lo repito: À.

Si analizamos los acontecimientos ocurridos en los últimos 30 años, se puede afirmar que en València sólo creemos en el “sentido de la historia” cuando el futuro previsible parece favorecer nuestros intereses. Y como nos hemos resignado a la creciente asimetría del mundo, acabamos siempre falsificando las medidas a nuestro favor, para sacar tajada. Material, por supuesto. No les pongo un ejemplo porque no pienso hablar de la o el À., pero sí les escenifico otra consecuencia en forma de anécdota: un amigo bastante tosco lleva varios meses dando clases de cata para ponerse a la altura de las circunstancias (sí, se acaba de separar) y por fin quedamos, delante de una botella de vino, para que desplegara sus conocimientos con público. Después de paladear largamente el contenido de la copa nos hizo saber su conclusión organoléptica: “És molt negre, el fill de puta!”. Wunderbar.

Por eso poca gente en esta ciudad llora por sentimiento: aquí se llora de rabia, de envidia, por impotencia, por desesperación. Sorpresa: la semana pasada una amiga me confesó que había llorado. Había acudido al Centre del Carme a asistir a una reflexión sobre el hoy y la pérdida de esa dimensión sacra y ritual, componente fundamentalísimo de toda comunidad: la memoria. Vio que solamente habían acudido dieciséis personas (ella no era amiga, ni familiar ni estaba vinculada a nada más que al arte) y le brotaron las lágrimas a los ojos. 

Atribúyanlo a la astenia primaveral, al climaterio y sus traiciones hormonales, pero también creo que dentro de la iniciativa FOTOGRÁFICA, la instalación de Consorci de Museus en colaboración con el MuVIM, del conocido director de teatro y escenógrafo Giancarlo Cauteruccio, era digna de piedad y llanto. Lloremos: donde no va Vicente, no va la gente. 

Este  TEATROIMMAGINE”, sumerge a sus potenciales visitantes (hasta el 19 de marzo, pedazo de cabrones) en el lenguaje del teatro. Imágenes en continua evolución presentarán el cuerpo, en bolas como suele ser habitual, la luz sobre fondo negro, la arquitectura de la escena, las miradas de frente y de soslayo, las expresiones emocionales creadas, haciendo que las imágenes desvelen lo que se llama “el misterio del teatro”: un vídeo mapping digital con banda sonora a ritmo de espectáculo. ¡Pero si es casi como ver Tele 5, que ya no sabemos qué hacer para que se muevan del sofá!

Como estamos cada vez más intelectuales le diré que Cauteruccio no necesita que nadie le dore la píldora ni que vayan Consellers ni Presidents a darles pisto como les sucede a otros: ha participado en la Bienal de Venecia, en el Museo de Arte Moderno de Roma, ha pasado por la Documenta de Kassel o el Palacio de Exposiciones de Roma, hasta el Museo del Presente de Cosenza y el Museo de Novecento en Florencia. Si no conocen estos museos y no han ido a ver a Cauteruccio aprovechando que lo tienen a un paso, ver esta exposición será el único alivio que tendrán mientras arden en el infierno, que es lo que merecen.

Valencia en Arco

La nueva política para el arte, y especialmente su gestión privada, contó con un inicial atisbo de emoción tras la última limpieza de gentuza instalada en sus poltronas polvorientas, pero la cosa no es sencilla porque se habían desmantelado salas municipales y había que revisar y sanear toda la infraestructura en declive. Basura y parásitos no son sólo metáforas de lo que dejaron los funcionarios anteriores. Pero la transición está siendo larga y la gente ve que, mientras se agotan las pilas de los timbres donde hay que llamar, llegan las hermanas Decepción y Excepticismo a preguntarnos de nuevo aquello de ¿qué demonios pasa con el Arte Contemporáneo en València? ¿Nos estamos comunicando o queda algún cablecillo suelto en el auricular? 

Mientras esperamos que algún artista rompa con la pana a nivel individual (yo propondría arte con lanzallamas, pero no me hagan mucho caso) las galerías valencianas no se han quedado atrás y han alcanzado a llegar al referente de ARCO Madrid. Una de ellas, que ha logrado estrenarse por fin con muchas ganas, es la galería Espai Tactel de los inquietos e hiperactivos Ismael Chappaz y Juanma Menero. Sus dos artistas representativos y nuevos en estas lides fueron la alcoyana Rosana Antolí, ahora exponiendo la Fundació Joan Miró, y Fito Conesa, criado en Altea. El fotógrafo Nacho López Ortiz, a quien conocí bajo un paraguas cuando LaVac daba sus premios, tomó estas fotos inmortalizando ese momento.

La galería Luis Adelantado de Olga Adelantado acudió a su acostumbrada cita con esta Feria de Arte con sus artistas Irma Álvarez-Laviada, Pablo Muñoz o Elena Fuentesal (Fuentesal-Arenillas), Darío Villalba, Folkert de Jong o Mathieu Mercier. 

Espaivisor, de la internacional Mira Bernabéu, llevó su personal selección de artistas y Rosa Santos presentó a los destacados de su última temporada, como Xavier Arenós, que expone en el IVAM, Chiara Fumai, Elena Aitzkoa y valencianos como Xisco Mensua, Greta Alfaro, Mira Bernabéu, Chema López, Juanli Carrión o María Ruido. Por Alicante, siempre pujante, se expuso un vídeo donde un muro interminable divide Estados Unidos y México, un montaje de Máximo González de la Galería Aural. 

Acudió todo el equipo del IVAM, encabezado por José Miguel García-Cortés, el director del Consorcio de Museos, José Luis Pérez Pont, la deseada Glòria Tello, regidora de Cultura en l'Ajuntament y por la sugerente y emergente Per Amor a l´Art, de Bombas Gens, Susana Lloret. Y ya, por su cuenta, la musa de lo contemporáneo, Cuchita Lluch.

Or de Luxe

Pero no nos pongamos pesados con el arte: esta apologética debe mezclar escepticismo y poesía: escepticismo para estrangular ídolos y poesía para seducir almas. Hay una galería que une lo popular con el glamour gracias a esa gran parábola que es el Mercado Colón, conocida como “La pequeña Sevilla” por su adoración a todo lo que es dorado, desde el cabello a los abalorios. En este Mercado de valores tradicionales se puede encontrar todo un jardín veneciano de arte que haría las delicias de Fellini donde se mezcla la nórdica personalidad de Anita Ekberg con la cálida Paquita la del Barrio.  

Fue allí en las cervezas del Mercado by BWK,  donde la pintora valenciana Josita Boluda, inauguró su exposición-homenaje a las Fallas. Pinceladas intuitivas, sentidas y pasionales de la ofrenda, con falleras esotéricas, toreros esquemáticos, belleas floreadas, reinas de las fiestas esotéricas, todo sobre un fondo de pan dorado japonés brillante maravilloso. Todo lo recaudado con las siete obras expuestas será donado por deseo de Josita, a la Casa Caridad de Valencia. Tienen hasta mayo para decidirse por cuál pujar, aunque lo van a tener difícil.

En la inauguración estuvieron el hermano de Josita, Vicente Boluda, simpatiquísimo y más guapo que nunca, el marido de la artista, Juanjo Barral, y sus hijas, sus cuñadas, Amparo y Delia Barral y amigos de toda la vida como Rosana Vento, Carolina Gil, Sofía Carpi, María García de la Riva, Maribel Vañó, Lucía Gómez-Trénor, Melli Alonso, Silvia Pardo, el Dr. Mira, Maca Alegre, Pepa Guinot, Eva Marcellán, Manuel Bueno, Sonia Valero de Palma, Pablo Jordán, Carmen Martínez, Mayoya Gómez Lechón o Lucía de Miguel. También asistió el presidente de Casa Caridad, Luis Miralles. La velada fue muy divertida y con cotilleo del bueno: dos hermanas altísimas, que siempre habían estado a dieta desde pequeñas, una mujer maravillosa ataviada como El Cisne Negro, alguna morena de ir por la calle y mucho complemento único. Las fotos corrieron a cargo de Consuelo Chambó.

Lemas del día de la mujer

En cuestión de Derechos de la Mujer yo me dejo siempre asesorar por Cristina Seguí, porque así no tengo que aprenderme nada de memoria. Pero alguna vez hay que ser serios y bajar a la calle a ver qué pasa. Este año, la marcha del Día Internacional de la Mujer del 8 de marzo ha sido mucho más multitudinaria que en otras ocasiones y muy variopinta. Las fotos que saqué son malísimas, me perdonarán. Se iniciaba con una pancarta del Moviment Feminista “Dones, lliures i arreu d´un món sense fronteres”, con sus dos manos recogidas con los pulgares unidos y el símbolo de Venus violeta; también estaban la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, la Confederación de Asociaciones de Vecinos de la Comunidad Valenciana, la plataforma Stop Desnonaments, la plataforma de norteamericanos València Resistance, el colectivo Yo acojo, el Sindicat d'Estudiants, el colectivo LGTBI Lambda y miembros de la Coordinadora Estatal de la Estiba Portuaria, esos hombres que pudiera parecer que les esperaran con la cerveza y las zapatillas en el recibidor, peleando por los derechos de las mujeres ahora que el colectivo de estibadores está en plena huelga.

Había un representante del colectivo gitano, con un cartel en el que reclamaba igualdad, cosa que cada día se reivindica más en una sociedad tan tradicional, como hace mi amiga Rakel Winchester. Algo se va avanzando.

“Si ser puta es ser libre nacimos con vocación” era el complejo lema de otra pancarta. El Partit Animalista PACMA pedía contra la discriminación: “Ni lgtbfobia, ni racisme, ni especisme, ni sexisme”. Lo del especisme lleva visos de ir a triunfar en los debates televisivos favoritos de Josep Ramón Lluch dentro de poco. También estaban los de Craftcabanyal de Bia Santos con Lupe Frigols, de La Esfera Azul en el centro. Un lema contra los CIS del colectivo de presos: “Tema penal és violència racista i patriarcal” con un símbolo Venus-Marte-Jupiter y un añadido “No estamos todxs, faltan lxs presxs!!!”. El  elegante Barrio del Cristo, “por la igualdad y diversidad”, pourquoi pas. “Nosotras rompemos los muros del patriarcado”, llevado por señoras de aspecto latino, otro paraíso masculino. De la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, “Les dones també som refugiades”. De Valencia Acoge “Nos queremos vivas, visibles, libres y sin miedo”.

Estaban Llum Sanfeliu y Teresa Meana, de la Coordinadora Feminista, María Such, del Instituto de la Mujer, y varios consejeros del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, Manuel Alcaraz de Transparència, Vicent Soler de Hacienda, cómo no Carmen Montón de Sanidad, Vicent Marzà de Educación, Gabriela Bravo de Justicia.

Mientras, Eva Vizcarra prepara su viaje a Las Vegas, donde su documental Guastavino ha sido seleccionado para competir en otro premio y Rosana Pastor ha propuesto en el Congreso de los Diputados un paquete de medidas para ayudar el acceso al cine a los jóvenes con un bono joven. Por iniciativas femeninas no será: la lucha contra el desorden es mucho más noble que orden mismo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email