GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE LA RAZÓN

Si no es sangrante, no es un Chateaubriand

23/07/2016 - 

VALENCIA. Semana del 18 al 24 de julio 

Capítulo primero: Tragedia en las redes

Puedo distinguir a Chateaubriand de un chateaubriand, pero mi corrector ortográfico me remitirá al escritor bretón antes que al filete con salsa bearnesa. Mi corrector y la RAE actúan como la sociedad: cambian los deslices comunes pero son permisivos con esas palabras que tienen especial facilidad para alojarse en los cerebros superficiales: “corolario”, “galvanizar”, “el sexto sentido”, “la amplia mayoría”, “la andanada de odio”, “el binomio”, “los pueblos felices no tienen historia”, “el periodismo conduce a todo con tal de salir de él”, “la excepción confirma la regla”, “la palabra ha sido dada al hombre para ocultar su propio pensamiento”.

Poco hecho y sangrante

Escribir en las redes sociales tieneuna gran ventaja frente a la prensa tradicional: para conservar lainocencia basta con cultivar el error. Puedo expresar en ellaspúblicamente que he contado hasta cuatro veces la palabra “tragedia”en el último artículo de Germán Terxch, sin que él losepa, tan sólo cometiendo un descuido ortográfico en su nombre.Para los que nos ha sido concedida la gracia de escribir sobre losdemás y no deseamos ni la breve fama ni el vapuleo en 140 caracteresde Twitter, los desaciertos, inexactitudes y lagunas conforman lageografía de nuestro Paraíso. 

Así ustedes disfrutan igual de los ingeniosos aforismos con los que Luis Salom adorna su paso por las redes y uno puede hacerse pasar por un hombre de mundo haciendo caso omiso a los inocentes que imaginan la que la semántica, la oratoria o la ortografía abre puertas. El buen hacer no hace carrera: genera desconfianza y muchas envidias. Si cualquier escritor de talento se comprometiera a morir dentro de dos años en la pobreza del Hogar Sequera de Burjassot, durante ese tiempo tendría el apoyo del periodismo y el permiso de la crítica, el Premio Planeta, el Cervantes y podría asegurar por medio de sus obras póstumas el futuro de su viuda, sus huérfanos y su amante.

El arte por el arte

Siguiendo este principio, hace unos días he hecho correr la voz de que una afamada artista afincada en Valencia -cuyo nombre conocerán pronto- desea exponer su extensa obra realizada a lo largo de años con la única premisa de no poner precio a ninguna de sus pinturas. Las galerías me han enviado directamente a un museo o a un non profit space. Todavía no saben que una enfermedad muy grave le impedirá gozar de la fama y de cobrar. Que siendo profesora, fue expulsada de un colegio de Barcelona por haber seducido a un joven alumno. Y como a la gente le gustan las noticias calumniosas con títulos sugerentes, se dirá que la historia no era del todo infundada y que para galvanizar el binomio de la “tragedia” en lugar de un joven se trataba de una muchacha y que la excepción confirma la regla.

Llegados a este punto…

Si han llegado a este punto de la historia se preguntarán, ahora más relajados, si ha pasado realmente algo esta semana en nuestra ciudad y les diré que en nuestra sociedad siempre pasa algo, pero nunca lo hacemos notar. Cualquier escritor de ecos sociales que afirme que cuenta la verdad, miente. Si acaso se venga, pero una venganza no es una verdad completa.
¿No han estado, aunque sea en sueños, en el baile de un crucero, donde se ven los escotes más sugerentes envueltos en un ambiente de cuidado erotismo y los complementos son el medidor de la cuenta corriente del caballero que los lleva? Después de haber permitido que los asistentes se emborrachen de música, de alcohol, de miradas de soslayo, de pastillas de farmacia o absorbidas en la íntima promiscuidad del baño, cada uno regresa a su camarote bajo la férrea vigilancia de los demás. Pero cuando ha caído el silencio las ondas se llenan de mensajes por Facebook, de WhatsApps aún sin nombre en la agenda y algunas siluetas se perfilan en las sombras donde hay puertas obligadas ante un camarero, una empleada de la limpieza o un vecino asténico insomne cuyos silencios se cifran en euros o favores. Sin embargo aún estamos quienes, como mi amiga la artista agonizante, no estamos interesados en vender nuestra obra y esperaremos el más allá con la tranquilidad de las esfinges. Esto ha quedado perfectamente suntuario para romper con el tema que les ofrezco a continuación.

Encuentros en el Selfiematón

En Cultur Plaza -siempre me recuerda este nombre al gimnasio de pasión y lujo que hay en la  rotonda del cruce de la avenida de las Cortes Valencianas con la calle de La Safor- ha propuesto este mes un cuestionario a los más efervescentes agentes culturales de Valencia 'que ya deberías conocer', save the date, It girls, New Age, street style, musts y de tipo branding. Van acompañados de un autorretrato del propio personaje cuya calidad depende del nivel adquisitivo de su telefonía móvil. Ni decir tiene que, debido a la proximidad de la lente, la precisión aumenta fielmente la realidad, por lo que recomiendo esta sección a todo amante de la maledicencia y de descubrir defectos ajenos. De hecho, las respuestas del cuestionario han creado un cierto estrés porque hay quien cree que en este tipo de revelaciones personales hay que demostrar una cierta inteligencia. Nada más alejado de la realidad: pueden comprobarlo en cualquiera de las entrevistas-test a las que he sido sometido en diversos diarios y es de notar que en todas ellas el ocio manda.

Mi fruta favorita

La respuesta más peliaguda ha sido la de la fruta favorita. Muchos entrevistados se han lanzado directamente a los plátanos, pepinos, berenjenas, zanahorias y nabos tiernos que aclaran la voz, como en la canción Régimen Severo de La Bella Dorita, tan adecuada para esta época estival.

Maite Ibánez, de la Mostra Viva y la Associació Valenciana de Crítics d´Art, eligió la papaya, fruta muy estimada en latinoamérica por sus pliegues carnosos,aunque no ha recibido hasta la fecha ninguna proposición para hacer macedonia.

Nuestra intercomunitaria Cuchita Lluch tiene que explicarme en qué lugar se tomó la foto en cuyo paisaje de abetos destacan unos Delfina Renault desguazados y unos misteriosos contenedores conjuntados en tonos verde musgo.

El escritor Carlos Aimeur confiesa que lo más raro que se ha metido en la boca es una hormiga, sin acudir al literario sapo que todos nos hemos tenido que tragar alguna vez. Compite en gastronomía con la galerista Olga Adelantado que optó en su día por los saltamontes, suponemos que mexicanos, hermanos de los escamoles. Elisabeth Falomir, de la Editorial Melusina, despreció o tal vez era conocedora del poder de la miristicina y se metió una nuez moscada. Y MissPersonal Chopped, unos sesos, sin especificar la procedencia.

El especialista en web, snapchat y más, Sanz i Vila, y Cristina Chumillas, de Pepita Lumier, se adelantaron al fenómeno Pokémon Go al decantarse por la Operación Pikachu como trama de corrupción favorita (por su nomenclatura).

El guionista Gabi Ochoa ha elegido, como mejor cualidad proustiana del hombre o la mujer, la sonrisa. Plenamente de acuerdo. Además esto me permite saludar desde aquí a todas las clínicas maxilofaciales, ortodoncistas y estomatólogos de Valencia a los que me ofrezco voluntariamente desde este momento como conejo de Indias. 

Sara Mansanet, de La Cabina, fue prácticamente la única que se sabía un nombre de las SpiceGirls. Nacho López Murria, dramaturgo, mató en el test a Kim Bassinger. Javier Pérez Alarcón aseguróse haría una foto con Felisuco. La palabra favorita de Merxe Navarro es “aldaba”. David Blutaski, dj y editor de By TheFest, y Quique Medina, de Espai Rambleta, coinciden en haber sido marcados por el show Gran Hermano. Ley DJ, dj valenciana de referencia, quisiera haber nacido en los sesenta. Para muchos, como César Sabater, el mito sexual eterno sigue siendo Ava Gardner. De verdad, tenemos que quedar para hablar.

La mayoría, como María Albiñana, actriz y productora de la webserie Sin Vida Propia, responsable de la sección de webseries de Cinema Jove, admitieron haberse enamorado demasiadas veces. La estadística de estos retratos renacentistas, excepto el de Mat Sena de Sena Productions, arroja un dato casi unánime a favor del champú H&S, lo que pudiera ser un indicativo, si fuéramos malos, que no lo somos, de que nuestra cultura teme la falta de volumen, hidratación, tiene tendencia a la caída o a la caspa. Una conclusión absolutamente traída por los pelos, es cierto, porque si algo tenemos en Valencia son culturas; pero, ¿qué conclusión no está traída por los pelos hoy en día para sacar un agudísimo comentario? 

Un sorprendente licor de naranja: Carmeleta

Para demostrar ese vigor de nuestra cultura y sociedad, se presentó esta semana un nuevo licor hecho con nuestra fruta más representativa, la naranja. (Para los próximos selfiematones, es una fruta favorita que creo que todavía no se ha nombrado). La bebida se ha bautizado bajo el nombre de Carmeleta y lleva camino de ser uno de los licores que más van a gustar en todo el mundo; y no crean que exagero: profetizo.

Antecedentes

El pasado mes de febrero, estando yo comiendo con Mariajo Cebriá en el restaurante Tavella de Beniferri, tuve la ocasión de degustar las primeras pruebas: me encontré con el crítico de vinos del diario ABC, Juan Fernández-Cuesta, junto a Noema Orti, interiorista y fundadora del Laboratori Carme, quienes quisieron incipientemente compartir la agradable experiencia. Desde entonces la fórmula ha ido aún a mejor: han cambiado los matices dulces por los ligeramente amargos, lo que consigue que el paladar no se fatigue y pida más. Conserva el sabor de uva y miel combinado con el destacado aroma de la fruta que se mezcla en el conjunto sin dominarlo. Tiene unos 16 grados aproximadamente, ideal para un aperitivo con mucho hielo. Poco le costará alcanzar a sus decanos y azucarados competidores en el mundo de la coctelería ahora que los matices delicados son los más apreciados.

Anfitriones e invitados

A la presentación acudieron tantos amigos y expertos que la fresca calle Lepanto tuvo que convertirse en una extensión del Laboratori Carme al que habían vestido para la ocasión con flores y con la música de Lupe Azcano y la Jazzy Beatle Band

Paco Alonso, el genial “Paco a la Naranja”, periodista de TVE y La Vanguardia, ofició unas divertidas y sentidas presentaciones acerca del nacimiento de Carmeleta, que tuvo lugar durante una charla en la Safor,en donde se elabora. 

Tomaron luego la palabra sus creadores: Noema contó que Carmeleta no es ni más ni menos queel nombre, la imagen y hasta algo del carácter de su abuela paterna.Y el economista Javier Peyró Andrés, con corbata de intensocolor naranja, habló de la infusión, maceración y la destilacióndel jugo sin utilizar agua. En una palabra: la esencia, que es lo quehan estado buscando hasta quedar satisfechos.

Y también muy satisfechos con el éxito de la convocatoria. Estuvieron Marisa Gallén y Carmina Ibáñez, del estudio Gallén+Ibáñez, diseñadoras de la imagen de Carmeleta. Carmen Baselga, diseñadora y ex Decana delCDICV, el Colegio Oficial Diseñadores Comunidad Valenciana; Juan Antonio Pascual, ex Vicedecano, y Elvira de Gracia, miembro de la junta. Carlos Payá, arquitecto de Domo Studio yuno de los rehabilitadores del edificio que es ahora el Centro Deportivo Cultural La Petxina, cuyas instalaciones son de las más amables de la ciudad. De la Embajada de Italia vino el Cónsul Adriano Carbone acompañado por su esposa. El heladero Pepe Tormo de Gelats Aquilino obsequió con un Helado de Carmeleta que supo a Gloria con el calor. Acudieron asimismo la gran periodista Silvia Soria; Iván Talens, Presidente de la ABCV, Asociación de Barmans Comunidad Valenciana y Més que Barmans; Ada Errando Mariscal, de Apple Valencia, hermana del diseñador Javier Mariscal; Máximo Bao, Summiller nariz oro 2005; Jaume Ortí, ex Presidente Valencia CF, padre de Noema e hijo de Carmeleta; Pablo Chirivella, del restaurante Tavella, muchísimo más delgado que la última vez que le vi. E

También el imponente Jorge, del restaurante La Botifarra del Carmen, donde cocinaél solo y  sin usar aceite. Vicent Flors de Bodega Flors, de Castellón. Juan Folch, comercial de lavandería y compañero de rehabilitación, sección rodilla, en la piscina obra de Carlos Payá; Mara Faunes, de Verema; Vicente Biendicho, joyero. Rafael Pérez y la pelirroja Mª Carmen, del restaurante Pelegrí; Pilar Cerveró, de Vins i més; Andrés Soler, gerente de Ostrarium, quien ya me sorprendió con su idea de la ostra ambulante y oferente en el evento del hotel Las Arenas y que me contó que él mismo buscó el original uniforme de sus encargados de la degustación; Santiago Hernández de Rec@Rec Gastro; y la encantadora Esther Cerveró,de @viuvalencia. La fotógrafa encargada de inmortalizar los momentos que ven fue Elena Sangerman. Queda pues presentada Carmeleta en sociedad, con sus raíces entrañables, sus fusiones, y su no sé qué que va a dar mucho que hablar a partir de este verano, bien frío y con hielo. Adóptenlo como aperitivo y presuman de ser los primeros en ponerlo de moda.

El Centro Elemental y Profesional de Música Alsina

Pocas cosas hay tan elementales y necesarias como la Música. Por eso existen en Valencia algunos centros donde llevar a nuestros hijos a desembrutecerse de la sociedad poniéndolos en contacto un arte puro. De ello ha dado muestra la familia Alsina en su centro de la calle Sánchis Sivera, imprimiendo a varias generaciones el gusto por la armonía y el estudio del solfeo. A su frente está Teresa Sáiz Alsina, la segunda generación, representativa de esas mujeres valencianas llenas de empuje y carácter, prácticamente imbatibles pero llenas de sensibilidad por dentro. Ahora están aprovechando las vacaciones para pintar y que luzca impoluto, así que si en septiembre quieren apuntarse con carácter profesional o sencillamente aprender a cantar de manera elemental en el mejor centro de Valencia, no pierdan el tiempo. Piensen en la familia: una profesora de la ya extinta Alianza Francesa nos acostumbraba de niños a recoger los minúsculos frutos de uno de los árboles del jardín que caían al patio. Teníamos que recogerlos uno a uno y contarlos. Como yo era muy precoz, le pregunté a la maestra por qué nos sometía, inocentes criaturas, a aquella improductiva fatiga. Ella me respondió: “Mientras recogéis y contáis esas bayas, no pensáis en otra cosa.” Un niño atareado es un padre feliz.

Euterpe, la muy placentera 

Con la finalidad de que los cándidos jovencitos y jovencitas que fueron nuestros bisabuelos no perdieran la virtud en pecaminosas fantasías, se difundieron los instrumentos musicales en los hogares. Sus virtudes profilácticas debieron ser un en lmo para la sociedad valenciana del siglo pasado porque contribuyeron a que muchos adolescentes no pensaran en berenjenas, papayas, nabos dulces, bunyols ni en “a ta mare l´hanvista en el barranc de l´assut que es menjaba una coca i li xorrabael suc”, sino en los hermosos acordes con derecho a bisde “mi chiamano Mimí”.

Y además, alguien tendrá siempre amano las palabras de Lorenzo en El Mercader de Venecia:“Nada hay tan duro, feroz y selvático que resista el poder de lamúsica. El hombre que no siente ningún género de armonía, escapaz de todo engaño y alevosía, fraude y rapiña; los instintos desu alma son tan oscuros como la noche, tan lóbregos como el Tártaro. ¡Ay de quien se fíe de él!” Por eso es tan complicado encontrara determinados personajes de nuestra sociedad, incluso artistas, eneventos musicales, aunque también las penitenciarías estén llenasde aficionados a Mozart, al Reggaetón o al (t)rap. 

Cartel del Festival La Cabina

Por cierto que ayer 22 de julio, el Festival de Mediometrajes La Cabina organizó una fiesta para presentar el cartel de su novena edición, que llevará la firma del ilustrador valenciano Jorge Lawerta y que siempre es un emocionante misterio no revelado hasta el final. Fue en La Fábrica de Hielo de la Malvarrosa y actuaron los djs Plaktom y H4L_9000 después de la proyección del mediometraje Livestream (subtitulado como “En la red”), de la Selección Oficial de la edición de 2010, como atestigua la añeja calidad del trailer. Como pueden comprobar, mi cabeza aún no está del todo despejada para recordar cómo fue el evento, y el cartel sigue siendo un misterio para mí, así como gran parte de la noche, pero si me dan tiempo para ver las fotos que sacaron los amigos, la semana que viene les cuento cómo y con quién me encontré e incluso algo más. Hasta entonces.



Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email