GRUPO PLAZA

el borrador de la nueva normativa elimina la revisión de la jornada cada tres años 

Sindicatos docentes piden impulsar la jornada continua con extraescolares gratis 

7/10/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) Sindicatos del sector docente han reclamado a la Conselleria de Educación que impulse la implantación de la jornada continua proponiendo medidas como la oferta gratuita de actividades culturales o dar "más autonomía" a los centros rebajando los requisitos para aprobarla en votación.

Así lo han expresado las organizaciones sindicales durante la Mesa Sectorial de Educación en la que se ha abordado la nueva regulación de la jornada escolar en la Comunitat Valenciana. Cabe recordar que la administración lleva a la negociación con los agentes de la comunidad educativa un borrador que presenta como principal novedad la eliminación de la obligatoriedad de revisar cada tres años el tipo de jornada que se aprueba en un determinado centro.

Para cambiar la jornada, el procedimiento debe iniciarse por el consejo escolar del centro una vez aprobada la propuesta por un mínimo de dos tercios de los miembros con derecho de voto convocado al efecto en sesión extraordinaria. En el caso de los colegios concertados, será el titular del centro quien active el procedimiento.

En segundo lugar, es necesaria la aprobación de la propuesta de jornada por un mínimo de 2/3 de los miembros del claustro convocado también en sesión extraordinaria. Una vez aprobada la iniciativa por ambos órganos, la dirección del centro debe celebrar una reunión informativa para las familias en un plazo no superior a quince días hábiles, en la que se expliquen las características del nuevo horario.

Para que la propuesta de modificación se considere aprobada, se necesita, al menos, que en la votación que se lleve a cabo se pronuncie a favor al menos el 55% de los votos los posibles. Una vez la modificación de la jornada reciba luz verde, y aquí está la propuesta cambio, su vigencia se mantendrá mientras no se inicie de nuevo el procedimiento para modificarla por el consejo escolar.

El borrador también establece tres modelos ordinarios de jornada según la distribución del tiempo lectivo, que se concretan en partida, continua y flexible o mixta.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) han pedido a Educación que "impulse la jornada continua en los centros de Infantil y Primaria que no la están desarrollando".

"Tras dos años en los que la administración paralizó, por la pandemia, la opción de que más centros la apliquen", CSIF ha pedido que baste la mayoría de los votos emitidos por las familias para aprobarla de cara al próximo curso.

Asimismo, ha solicitado que, con la nueva normativa, "se empiece de cero en lo que respecta a eliminar plazos que restringían poder volver a votar si no había ganado la opción de aplicarla" y defiende que todos los centros donde no se desarrolla puedan optar a ella si lo aprueba su comunidad escolar.

En esta línea, abogan por que "se respete la voluntad de la mayoría de votos emitidos y que no se exija el criterio que ha marcado la Administración hasta ahora de que haga falta apoyo del 55% del censo de familias para que se aplique". "La abstención no puede penalizarse como voto negativo", recalca el sindicato.

La central sindical, del mismo modo, ha reclamado a Conselleria de Educación que "financie y articule las actividades extraescolares para facilitar el acceso, de forma gratuita, a todas las familias".

En los centros con jornada continua estas actividades se desarrollan desde la finalización del comedor hasta el término de la jornada escolar, a las 17 horas. El sindicato no quiere, "como ha ocurrido en otras ocasiones, que Educación se exima de esa responsabilidad y la acabe dejando en manos de otras administraciones o incluso de la dirección del colegio".

Por parte de ANPE, se ha criticado que en la propuesta de Educación se marcan unos requisitos exclusivos para la jornada continua que no son exigidos para las otras dos modalidades, --partida y mixta-- como, por ejemplo, la obligatoriedad del profesorado a programar, ofertar y revisar actividades extraescolares en periodo no lectivo. Estas condiciones, "excesivamente restrictivas, hacen que la jornada continua sea la que más obstáculos tendrá en su aprobación e implementación", consideran.

Para ANPE, "no es justificable que se obligue a las comunidades que quieran adoptar por este modelo de jornada continua a cumplir con restricciones extraordinarias que afectan a las condiciones laborales del profesorado, siendo que se establecen los tres modelos de jornada como ordinarios".

Por otro lado, no comparten que la normativa obligue a realizar una consulta a las familias para modificar la jornada de una modalidad a otra, "pese a que esta propuesta ya tiene que haber sido aprobada por el consejo escolar del centro, que es su órgano máximo de gobierno y de participación, tal y como reconoce la LOMLOE".

"Un cambio de modalidad de jornada lectiva aprobado por el consejo escolar del centro, debe ser suficiente para poder implementar esta modificación, sin necesidad de ninguna otra consulta", argumenta este sindicato, que critica también la fórmula de votación.

"La consulta a las familias que se propone, consiste en una votación en la que el porcentaje de aprobación tiene que llegar al 55% de todos los "votos posibles", es decir, el número de votos que resultarían si participara el 100% de los padres, madres o tutores legales. Todo ello contando con que el voto de las familias monoparentales o con un único tutor, votan dos veces y cuentan como doble dentro de los votos posibles. En cualquier sufragio el resultado se establece sobre los votos emitidos. Este es el sistema que refleja realmente la voluntad de la comunidad a la que se consulta".

ANPE ve "inexplicable que se impongan estas condiciones en la votación, a no ser que respondan a una subliminal resistencia de la administración a favorecer la autonomía de los centros en la elección de su jornada".

Por su parte, STEPV ha denunciado que Educación había programado otra mesa a las 12.00 horas, sin previo aviso a los sindicatos, por lo que no ha contestado a la mayoría de preguntas planteadas.

Desde el STEPV se considera "totalmente insuficiente" el tiempo de negociación de una orden para la que llevan dos cursos escolares de espera y que supone un cambio "tan importante" para los centros, por lo que ha propuesto a la Conselleria celebrar una segunda mesa.

En el caso de que en esa segunda mesa no se cambien las actuales condiciones laborales, STEPV anuncia que recurrirá la orden "por falta de negociación". En todo caso, valora que se vuelva a dar la posibilidad a los centros y a la comunidad educativa, de poder decidir qué jornada escolar quieren llevar a cabo, pero considera que la orden "sigue arrastrando carencias" de la anterior regulación.

Entre otras cuestiones, el sindicato pide una partida presupuestaria de la Generalitat para garantizar la gratuidad de las actividades extraescolares en todos los centros; reducción de la carga de trabajo de los equipos directivos; que el porcentaje de votos para aprobar el cambio de jornada sea en proporción a los votantes y no en función del total del censo de familias; flexibilizar la normativa a la singularidad de los diferentes tipos de centros o facilitar la participación de las familias con nuevas fórmulas de voto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email