GRUPO PLAZA

LA BANDA DE VILA-REAL DE METAL LANZA 'THE ØATH'

Six Burning Knives: "Nos mueve la pasión por encima de cualquier moda o el mero lucro"

31/10/2022 - 

VALÈNCIA. Otra bandaza que sale de las entrañas de Castellón, más concretamente de Vila-real. Six Burning Knives no son nuevos en esto de dar caña a base de metalcore, pero sí que nos han sorprendido a todos con este ataque de furia incontrolada que es su segundo plástico, The Øath. El grupo estará tocando el 19 de noviembre en València, en la Sala Peter Rock. Interrumpimos la frenética actividad del combo y secuestramos a su vocalista, Noel, para que nos hable de la banda y de su nuevo trabajo.

“Six comenzó como comienzan la gran mayoría de las bandas: varios amigos que se juntan para hacer música y pasarlo bien”, señala el vocalista, para matizar que, “exceptuando a JaVI, que pasó a formar parte de esta familia hace relativamente poco, nosotros cuatro nos conocemos de toda la vida; fuimos juntos al colegio y al instituto, así que ya podéis haceros una idea de a lo que me estoy refiriendo”, dice.

Como ya hemos mencionado, Six acaban de publicar su segundo disco, pero su historia viene de mucho más atrás. “La banda nació oficialmente en 2014, aunque llevamos tocando juntos desde 2007. Igni y Paul fueron quienes iniciaron toda esta locura fundando una banda de Heavy/Rock. Más tarde, después de llegar a la conclusión de que lo que realmente se quería hacer era un metal más extremo, Lex y yo nos incorporamos a la formación y creamos un nuevo proyecto”, recuerda.

Vila-real no es Nueva York, y no es lo mismo los inicios de una banda en la cuna del metal, que en España. “Nuestros inicios fueron como creo que son los de todas aquellas personas que se lanzan de cabeza a esa piscina que es el mundo del arte en general; esa etapa en la que te centras, consciente o inconscientemente, en encontrar un poco tu estilo, en ganar experiencia con tu instrumento y, por supuesto, buscar la manera de mostrar ambas cosas al público, ya sea sobre el escenario o en un álbum”.

No tardan mucho en darse cuenta que la banda debía profesionalizarse lo máximo. “En 2014, como os comentaba líneas más arriba, la banda encuentra el camino a recorrer y pasa a llamarse Six Burning Knives, iniciando así su nueva génesis. Aunque las aspiraciones de este proyecto siempre fueron más que las de un hobby, un hecho significativo de aquella época fue que tomamos la decisión de ir a por todas de verdad y tratar de conseguir dedicarnos a la música profesionalmente”

En 2016 publican su primer disco, Knife Therapy, aunque ya contaban con un Ep en 2014 titulado VI. “Este álbum y su Therapy Tour asentó unos cimientos sólidos en cuestiones de trayectoria, y mostró a la gente lo que es Six y nuestro potencial, sobre todo en el ámbito de los directos”, apunta. “En cambio, con el trabajo que estamos girando ahora la cosa es muy distinta tanto compositivamente como en aspectos de sonido, y eso creo que se está reflejando notablemente en su repercusión a todos los niveles”

Sorprende que el grupo haya tardado tanto en editar su siguiente álbum, este del que estamos hablando. “Esa tardanza se debió en buena parte, sin contar con las consecuencias de la dichosa pandemia, a que invertimos tanto tiempo y energía en la gira de nuestro anterior LP que en general -y de manera inconsciente- dejamos un poco de lado todo lo relacionado con la creación de nuevos temas. Por otra parte, tal y como explica mi compañero Lex en el 2º capítulo de nuestro Behind The Music -breve documental sobre The Øath que os recomiendo ver-: “Si tú te marcas unos estándares de calidad y unos objetivos para tener un disco ‘como Dios manda’, te toca sacrificar otras cosas”.

Está claro que Six van a por todas, pero siempre desde la calidad y no la inmediatez en publicar. A eso llamo yo consolidar unos buenos cimientos. “Es positivo y negativo a la vez, creo yo. Positivo en la parte de que te centras en hacer una buena obra y negativo en su parte porque también te desmarcas de hacer conciertos y de estar en movimiento, que es lo que una banda realmente necesita hoy en día”. Asimismo, y creo que esto también fue una circunstancia clave, la banda tampoco se encontraba por aquel entonces en su mejor momento a nivel personal, conjunta e individualmente. Supongo que por todos estos factores El Juramento es tan sincero y sombrío a la vez”

Me ha impresionado mucho The Øath, el álbum se aleja un poco de ese encasillamiento de metalcore de su primer trabajo, y se queda más en metal. “Gracias por tus palabras, Javier. Este álbum es una pieza muy trabajada en la que hemos experimentado muchísimo, o al menos en un mayor grado con respecto a nuestro anterior trabajo de estudio”, señala. “Creo orgulloso y contento que, dejando a un lado el tema del estilo y su modo de fluir por esas nueve canciones, con este disco hemos subido unos peldaños más y hemos dado un salto de calidad, generando de este modo y de manera notoria una obra más madura”, comenta, algo que suscribo.

Coincido con Noel en que es difícil innovar en el mercado del rock, como en todos los géneros, “partiendo de la premisa de que hoy en día está todo inventado, yo diría que los grupos que más nos han influido en este último tiempo, o mejor dicho los que más nos han inspirado y nos gustan, son aquellos que fusionan sin temor y no se autocensuran, llegando de esta forma a generar su propia ‘marca’ y a convertir su música en un estilo propio”.

Noel ha crecido con un metal que abrazaba la brutalidad y el lirismo en un baile de potencia musical. El metalcore combinaba, y lo sigue haciendo, la rabia incandescente del punk, y la suavidad del rock más épico. Están claras las influencias de la banda a poco que le eches una escucha al álbum. “Por otro lado, creo sinceramente que no ha habido ninguna banda en concreto que haya sido un referente total o un modelo estricto a seguir para este disco -ni para Six en términos generales-, y que resulta curioso lo presente y renovada que sigue la influencia de aquellas con las que hemos crecido, o por lo menos en mi caso. Por consiguiente, si tengo que nombrar a algunas diría que Slipknot, Cancer Bats, Kvelertak, Rammstein, Feed The Rhino, Hypocrisy, Linkin Park, Behemoth y While She Sleeps, por ejemplo”. 

No solo del metal americano e inglés vive la banda, aquí en España también hay buen cantera. “Opinamos con convicción que aquí en España se hace música de mucha calidad y que está a la altura, o incluso más, que el arte del resto de Europa u otros países/continentes. Por lo que a mí respecta, bandas como Adrift, Bala, Trono De Sangre y Terroristars, entre muchas otras, confirman lo que acabo de decir. 

Este elepé me suena más oscuro, más íntimo que vuestra primera placa. Es como si la madurez compositiva también haya hecho evolucionar el sonido hacia algo más personal. “A diferencia del proceso de grabación, que fue más ‘rápido’ y fluido -incluso con la puñetera pandemia de por medio-, creo que el grueso de The Øath reside en la etapa de su composición”, dice. Estoy seguro que trabajar de modo más tranquilo, sin presiones ni tiempos, ha logrado que The Øath tenga esa pátina de intimismo y negrura. “Esto se debe a que nosotros solemos producir mucho las demos y eso agiliza bastante las cosas a la hora de grabar, ya que cuando llega ese momento los temas se encuentran a un alto nivel de interiorización. De igual manera, existe otro factor clave para ese dinamismo, y es que tanto la grabación como la producción del disco fue íntegramente cosa de nuestro guitarrista Igni, es decir, que en Six nos autoproducimos”

 
Me encanta, y creo que a cualquiera que le guste el arte pensará igual, conocer cómo han sido los procesos creativos, que situación o anécdota les llevó por un camino y no por otros, por qué eligieron esa sonido…y Noel explica perfectamente ese momento de unión entre los músicos con una serie de conceptos clave para el disco. “Con respecto a la fase creativa, lo primero que se me viene a la cabeza es la expresión ‘una auténtica montaña rusa de emociones y disciplina’, para que os hagáis una idea. Como punto de partida, para poner un poquito de orden sobre el caos en el que nos encontrábamos, creímos oportuno marcarnos una serie de objetivos, véase: crear integrando elementos nuevos y sin ningún tipo de miedo en lo referente al estilo, introducir más melodía en la voz y ampliar el abanico de texturas y registros, incrementar el uso de la electrónica y sonidos atmosféricos, crear unos coros más ‘épicos’, jugar más con la dinámica, no emplear palabras malsonantes, sacar un sonido más potente, etc. Una vez superada o, mejor dicho, encaminada esa etapa inicial y roto el hielo, todo comenzó a fluir, aunque eso no quita que trabajamos muy duro, claro”.

Durante este año hemos preguntado mucho por la pandemia, y es que muchos de los artistas que han editado discos, publicados libros o estrenado películas, las crearon en plena pandemia. “La pandemia nos pilló por sorpresa en plena recta final de la grabación del disco, justo a mitad del capítulo de las voces”, recuerda el vocalista. “Esto supuso para mí un contratiempo bastante importante, ya no tanto por cuestiones técnicas sino más por el hecho de tener que volver a conectar emocionalmente con las canciones. Sin embargo, creo que también supimos sacar ‘provecho’ de la situación, no te vamos a mentir. Pese a todo ese infierno psicológico que supuso el primer confinamiento, Igni aprovechó para investigar, pulir la mezcla de todo lo que teníamos grabado y preparar bien el terreno de cara a la masterización del disco. Por otro lado, ya en fase 1, si no me estoy equivocando, yo regrabé ciertas pistas porque sentía, ya con aires renovados y mucho apetito, que podía sacar más de mí. Ahora que escucho el resultado, sé con total satisfacción que hicimos lo que debíamos y que conseguimos darle la vuelta a la situación”

El primer videoclip extraído de The Øath fue MAN, si no me equivoco, un tema cercano a Lamb of God o Fleshgod Apocalypse, muy bruto y crudo.  Una carta de presentación efectiva e impactante. “Nuestra intención, porque todo lo que concierne a The Øath estaba y está planificado al detalle como en un puzzle sin dejar nada al azar, era emplear el primer single para que fuese un puente entre la época del Knife Therapy y esta nueva etapa; escogimos, The Ascent porque es toda una declaración de intenciones y posee ese espíritu de lucha, autosuperación y hermandad, de ahí que la presentáramos mediante un híbrido entre lyric video y una road movie”, señala Noel.

La banda fue publicando sencillos para abrir el apetito de sus seguidores y de los nuevos oyentes. “Después estrenamos Before The Throne, que ya te sumergía en esa atmósfera conceptual del nuevo álbum, pero que a nivel audiovisual no pretendía ser una producción con alma de videoclip, por lo que decidimos realizar para ésta esa especie de playthrough; eso sí, su final oculto ya te preparaba para la oscuridad que estaba por llegar. Entonces lanzamos M.A.N. -Man Antichrist Nature-. Escogimos este tema por varios motivos: uno, porque la pieza llevaba por título -a modo de siglas- uno de los lemas de la banda -El hombre es el Anticristo de la naturaleza-, es decir, que manifestaba de manera muy significativa nuestro sello de identidad; y dos: porque tanto la temática de su letra y sus componentes simbólicos -véase la letra completa en la descripción del propio vídeo- como su musicalidad -esa combinación visceralmente ideal entre la epicidad y la lobreguez- representaban a la perfección la esencia de El Juramento.

M.A.N. fue un single con una grata repercusión en las redes, creo que había ganas entre las huestes de seguidores del grupo por ver algo nuevo. Sin olvidar que los videoclips de Six Burning Knives siempre son pequeñas obras de arte. “En cuanto a su repercusión, dado el número de visualizaciones y los muchos comentarios/valoraciones, consideramos que fue y sigue siendo muy buena, cosa que nos satisface y nos enorgullece muchísimo. Y es que M.A.N. es algo más que nuestro mejor videoclip hasta la fecha desde el punto de vista técnico, es el desenlace de algo que llevábamos hilando muy fino y preparando a conciencia con muchísimo trabajo desde hace tiempo: la presentación de nuestro nuevo compañero y hermano, JaVI; la revelación del nuevo baterista de Six”

Curios momento para presentar a nuevo batería del grupo, aunque también es una forma inteligente de lograr mayor interés por el videoclip. “Tal y como intentamos hacer con toda nuestra obra, queríamos desvelar su identidad de un modo poco habitual, que fuera algo impactante y que culminara con esa línea de misterio que veníamos siguiendo. JaVI llegó a nosotros de una manera providencial en todos los sentidos, por lo que creímos oportuno presentarlo de la forma en la que se hizo; él se lo merecía y nos alegra muchísimo tenerlo en nuestras filas. Además, cabe añadir que, pese a no ser un actor profesional, su interpretación como protagonista del clip fue del todo insuperable”

En un disco lleno de buenos temas, casi todos ellos perfectos para sencillo, debe ser arduo lograr reconocer en el paritorio cuál será el elegido como single. “De cara a escoger un single, yo creo que las canciones tienen voz propia y son capaces de confesarte cuál es su lugar en la campaña del disco al que pertenecen y lo que pueden generar en el público, aunque esto último tal vez sea algo más subjetivo, en realidad. No sé, es algo difícil de explicar pero que fluye llegado el momento, y mirad que para nosotros todas y cada una de esos nueve cortes tienen una magia particular -consideramos que no hay ninguno que sea “de relleno”.

En todo el disco, dentro de la caña, la batería abrasiva y el metal tan adictivo, hay un aura épica que me recuerda al The Blackening de Machine Head, por citar una banda. “Pues mira, no se nos había pasado por la cabeza esa comparación, aunque Machine nos encanta y ese álbum en concreto nos parece un perfecto cañón. Con The Øath supongo que habrá muchos planes inmediatos y a largo plazo. “Nuestra intención es seguir llevando The Øath a todos los rincones posibles, continuar nuestro tour por España y comenzar a girar por Europa a corto/medio plazo. Obviamente, no nos cerramos para nada a llevar El Juramento a Asia, los países de América o donde sea. Vamos a exprimir este álbum hasta su última gota de sangre, sudor y lágrimas, porque creemos en nuestra obra al 100% y hemos venido aquí para quedarnos”.

He leído por ahí que a la banda les gusta definirse, supongo que porque estaréis hasta las narices de que os pongan etiqueta, de Chaos ‘N’ Roll. “Bueno, supongo que los seres humanos tenemos siempre esa tendencia general a catalogar o encasillar, pero yo diría que en lo que a nosotros se refiere cada vez nos ponen menos etiquetas; eso o que les cuesta encontrarlas (risas), aunque tampoco hemos inventado nada, la verdad. Sí que ven ciertos matices de diversas bandas en nuestra música o en nuestra manera de expresarla visualmente, pero no suelen referirse a nosotros con frases como “esta gente es un calco de sotanito” o “´éstos suenan claramente a fulanito”, es decir, no nos relacionan con ningún grupo en concreto. De hecho, hemos llegado a escuchar de cada combinación para tratar de definirnos que madre mía, aunque en realidad nos parece algo interesante y muy divertido”, señala.

El término me gusta, creo que define muy bien el álbum y la banda. El ‘género’ Chaos & Roll es un término que encierra dos conceptos: el primero, que por contexto corresponde más a nuestros primeros trabajos, hacía referencia a que Six era una mezcolanza de Metal y el característico groove del Rock ‘N’ Roll; el segundo, de carácter más teórico y por lo tanto más acorde al nuevo álbum, viene a manifestar que nuestra música es una construcción ‘caótica’, por la amalgama de estilos y subestilos del Metal que empleamos -de ahí el Chaos-, pero que camina/rueda de un modo fluido -de ahí el Roll”

Sin embargo, mejor sin etiquetas, porque a veces, la mayoría de veces, se quedan algo cortas. “Por otra parte, también solemos definirnos directamente como Metal porque, como ya os hemos comentado, no tocamos un estilo puro y nuestras diversas influencias engloban muchas de sus ramificaciones; no sonamos a algo demasiado concreto. Dado el marco actual, tal vez emplear este término sea la opción más adecuada”.

¿Sigue dando vértigo, tras un Ep y un primer disco la edición de un álbum? “Yo creo que para un artista plasmar su música en un álbum, y todo el arte que gira en torno a éste, es la mayor de las satisfacciones, de la misma forma que interpretarlo y vivirlo en directo, claro, En consecuencia, diré que editar un álbum más que dar vértigo es saciar una necesidad vital”, apunta. “Cierto es que todas/os tenemos ‘miedo’ al lienzo en blanco y a todo el proceso de trabajo que viene detrás, sobre todo debido a la industria y al mundo en el que vivimos -casi mejor que no profundizaré en esto último-, pero nosotros opinamos que hay que planteárselo como un reto de autosuperación y por supuesto disfrutar de ese recorrido al máximo”

Six Burning Knives han editado el álbum en físico, muy bien por seguir apostando por ese formato, por desgracia, cada vez más músicos editan solo en digital. “Lamentablemente, y aunque nos cueste aceptarlo, el disco como objeto está condenado a desaparecer, a quedarse obsoleto”, afirma. “Nosotros somos unos románticos de este formato en físico, e incluso en digital, y todavía se nos hace “extraño” este tipo de paradigmas con todo eso de las plataformas streaming y promocionar más singles que discos. No obstante, tampoco nos cerramos a nada, ni muchísimo menos, así que nunca digas de esta agua no beberé. Supongo que esto puede llegar a ser un caso similar al tema válvulas/impulsos: hace unos años no nos hacía ninguna gracia la idea de tocar en directo o incluso grabar con algo que no fueran amplis, y míranos ahora, utilizando Line 6 de Helix para todo y bien contentos de hacerlo, así que ya veremos que hacemos en un futuro”

Ha cambiado mucho el mundo de la música, aunque esto siempre se diga, no deja de ser una realidad y haya pasado muy poco tiempo entre 2016 y la actualidad. “¿Cuál es mi opinión sobre la situación actual de la escena metalera en comparación con la de 2016? Pues no muy optimista, por desgracia”, se lamenta. “Estamos viviendo una época verdaderamente difícil en lo que al ámbito artístico se refiere, o por lo menos para los nuevos conjuntos que estamos surgiendo y que hacemos este tipo de música. Nosotros tenemos la creencia de que quien aguanta en la cresta de la ola, quien mantiene la impaciencia a raya y persevera, es quien termina llegando a la orilla, pero eso no quita que las circunstancias sean duras y que toda ayuda es poca. Hoy en día las bandas tenemos la suerte de poder comunicarnos y llegar a muchísima gente a través de las plataformas digitales, y eso a nosotros nos da cierta ‘tranquilidad’ y fuerzas para seguir”

“Si se me permite, quiero dirigirme directamente a las lectoras y lectores de Castellón Plaza, y recordaros que en estos tiempos que corren, donde la cultura es uno de los sectores más perjudicados, las bandas os necesitamos más que nunca. Vosotras/os fuisteis, sois y seréis nuestro mayor combustible siempre… ¡No lo olvidéis jamás!”

No puedo marcharme sin preguntaros por el nombre del grupo, ¿De dónde sale? “La pregunta del millón de dólares (risas). Sí, Javier, es lógico y muy normal”, dice. Para nosotros el significado de Six Burning Knives como nombre tiene un carácter muy simbólico”, comenta. “Al igual que el resto de todo nuestro trabajo. Así pues, a pesar de ser cinco en la banda, elegimos el término ‘Six’ porque consideramos que el público -vosotras/os- siempre es el sexto componente del conjunto, y quien completa de verdad el círculo. Lo de ‘Burning’, bueno, decir que somos unos obsesos del fuego y creemos que este elemento exalta a la perfección ese grado de ira y purificación. La palabra ‘Knives’ se debe a que los cuchillos materializan claramente la ira del ser humano y esas ganas de cortar con todo por lo sano, o así lo contemplamos nosotros. No hay nada más letal que un cuchillo ardiendo”.

Y además, es un nombre muy comercial. “Por añadidura, decir que escogimos esta opción porque, obviamente, también nos gusta su sonoridad, aunque creemos que la banda hace al nombre, y no al contrario”, remata.

Una banda que editó su anterior elepé mucho antes de la pandemia y que regresa tras ella, ¿cómo ves la escena española del metal tras la pandemia? “Por desgracia, veo y siento que la coyuntura actual sobre la escena metalera española está bastante tocada; sin entrar en detalles, más que nada para salvaguardar el optimismo y el ímpetu de todas esas personas que tratamos de convertir nuestro arte en nuestra profesión o de compartirlo con el máximo público posible. España es un país con una riqueza musical -focalizándonos en el Metal y el Rock- muy grande y con unas/os seguidoras/es vivamente fieles, porque lo que nos mueve siempre es la pasión por encima de cualquier moda o el mero lucro, pero somos un sector minoritario y mucho más afectado que de costumbre a raíz de la pandemia y todo lo que está sucediendo hoy en día”

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme