X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

emprendedores 

Solaris Offgrid: Encender la luz donde no hay red eléctrica

¿Qué hacen dos franceses y un inglés en València? Exportar a países con una elevada pobreza energética una manera fácil y barata de conseguir energía solar con la que poder ver la televisión, encender la luz o comenzar su propio negocio

17/10/2018 - 

VALÈNCIA.- A penas 40.000 euros en la cuenta y un problema mundial por resolver. Esto es lo que tenían Benjamin David, Siten Mandalia y Thibault Lesueur cuando decidieron que su misión era llevar electricidad a todos aquellos rincones del mundo donde encender una bombilla, la radio, el televisor o cargar un móvil es casi una misión imposible.

Han pasado más de cuatro años desde que sus tres fundadores se encontraran para dar forma a una idea que a su CEO le rondaba por la cabeza desde hacía tiempo. Mandalia, inglés con orígenes en Kenia, estudió ingeniería en el Imperial College of London pero su destino le llevó a coincidir con dos socios franceses: Benjamin David, con estudios en ciencias políticas, y Thibault Lesueur, especializado en negocios internacionales.

«Casi sin conocernos nos juntamos para definir una visión de la empresa. No teníamos producto, solo sabíamos que queríamos trabajar en el entorno de energías renovables solares y que estuviera dedicado a los pobres. Hay más de 1.000 millones de personas sin electricidad en el mundo», lamenta Lesueur. «Lo que buscábamos con esos encuentros era un discurso para el funeral de Solaris. Queríamos definir lo que se iba a perder el mundo si la empresa desaparecía, nuestro valor esencial». 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Ahora, Solaris Offgrid se dedica al desarrollo de hardware y software, que diseñan desde València, para proporcionar electricidad basada en la energía solar a miles de personas. Soluciones sencillas compuestas por paneles solares y adaptadores con diversas potencias que varían según el precio y que posibilitan desde tener luz a poner en marcha un televisor. Sistemas que permiten reducir la pobreza energética y con ello problemas que van desde la salud, por la contaminación de las lámparas de queroseno, hasta el aumento del rendimiento educativo, al no tener que estudiar solo en horas de luz.

* Este artículo se publicó originalmente en el número de octubre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email