GRUPO PLAZA

MONTORO Reclama a la Generalitat el pago de 52,5 millones 

Soler advierte que la deuda por el IRPF es mayor y se eleva a 454 millones

16/12/2015 - 

VALENCIA, (EFE). El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha manifestado hoy que el Ministerio de Hacienda reclama a la Generalitat el pago de 52,5 millones de euros en concepto de intereses de demora por las retenciones de IRPF de la nómina de los funcionarios, y aumentará la deuda a 454 millones de euros.

"Para mayor gravedad", ha señalado Soler en un comunicado, "el Gobierno en funciones pretende cobrarse este dinero el próximo 5 de enero", víspera de Reyes, y ha advertido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que este "regalo de Reyes" que trae a los valencianos "será el último".

Según ha explicado, la deuda extra que el anterior Consell del PP "endosó" al nuevo Ejecutivo "no se limita a los más de 400 millones existentes actualmente, como consecuencia de no haber abonado a la AEAT las cantidades por IRPF retenidas a los funcionarios, sino que, teniendo en cuenta los intereses reclamados ahora, ascendería a 454 millones de euros".

Ha detallado además que el incumplimiento a finales de 2014 del plan de pagos para regularizar las cantidades impagadas a la Agencia Tributaria en concepto de retenciones por IRPF a los funcionarios llevó a los responsables del Ministerio de Hacienda a declarar, en sendas resoluciones de 13 de octubre y el 4 de noviembre de 2014, la "extinción de deuda" de estas cantidades pendientes.

Dicha "extinción" de deuda se hizo mediante "deducciones sobre las transferencias" a recibir por la Comunitat Valenciana en los meses de febrero y marzo de 2015.

En total, según el citado informe, el descuento ascendía a 700.648.242,30 euros, y la deuda con la AEAT subía al cierre de 2014 a 951 millones de euros, una suma que en junio pasado superaba los 400 millones, ha precisado Soler.

El ministerio, además, ha abierto un expediente y ha remitido 41 notificaciones para cobrar 52,5 millones en total por los intereses de demora derivados de las cantidades impagadas en su momento y que se abonaron con retraso por el Ejecutivo de Fabra en 2013 y en febrero-marzo de 2015, ha informado el conseller.

Soler ha señalado por último que la única declaración que esperan los valencianos de Montoro es que "pida perdón por haberlos condenado a la infrafinanciación" y a sufrir en el pasado más recortes que el resto de españoles al negarse a abordar la reforma del sistema de financiación autonómica

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme