GRUPO PLAZA

Frente al 69,5% de hombres

Solo un 30,5% de cargos directivos están ostentados por mujeres en la Comunitat Valenciana

8/03/2022 - 

CASTELLÓ. La presencia de las mujeres en las esferas de poder es todavía una cuenta pendiente para la mayoría de empresas. El número de féminas en puestos de dirección, altos cargos o en la toma de decisiones sigue siendo ínfimo en comparación con el número de hombres. En el caso de la Comunitat Valenciana, las mujeres solo ostentan menos de un tercio de los cargos directivos en el sector empresarial. 

Según los datos del Comité Econòmic i Social de la Comunitat Valenciana (CES CV) -y en base a los registros del Instituto Nacional de Estadística (INE)-, de las 92.600 personas que en 2021 ocuparon puestos directivos o de gerencia en las empresas, solo 28.200 eran mujeres, un 30,5% frente al 69,5% de hombres. Estos datos reflejan un claro ejemplo de desigualdad laboral entre hombres y mujeres, evidenciando un techo de cristal (o de cemento) que impide a las mujeres acceder a los niveles más altos dentro de las compañías.

Por otra parte, los datos facilitados por el CES apuntan que la tasa de actividad es de un 63% entre los varones y un 53% en las féminas. Estas, además, soportan una tasa de empleo del 43%, 11 punto porcentuales menos que los hombres, los cuales tienen una tasa de paro del 14%, mientras que la tasa de desempleo en mujeres llega al 18 por ciento. Una desigualdad entre ambos sexos que desencadena en una importante brecha salarial, y es que mientras las mujeres ingresan una media de 19.315 euros anuales, los hombres perciben 5.184 euros más, 24.499 euros.

El Comité Econòmic i Empresarial de la Comunitat ha hecho públicos estos datos con motivo del Día Internacional de la Mujer que se conmemora cada 8 de marzo. Desde el CES instan a las administraciones a seguir adelante con la implementación de medidas que acaben con la desigualdad que afecta a la mitad de la población. "Las mujeres son quienes están sufriendo mayor impacto por las crisis sanitaria y económica derivadas de la pandemia. Son quienes han sufrido la pérdida de más puestos de trabajo por cuenta ajena, sobre todo mujeres autónomas y emprendedoras que han visto frustrados sus proyectos", apuntan. 

"Durante la  crisis sanitaria las mujeres han estado en primera línea y desempeñando un papel extraordinario, como trabajadoras en las actividades consideradas esenciales durante la covid-19, así como en los ámbitos sociosanitario, científico y de investigación, al tiempo que asumían también otras obligaciones en el entorno privado", inciden desde el CES.

Víctimas de violencia de género

Del mismo modo, el Comité se ha pronunciado sobre uno de los problemas más graves que condicionan la actividad social y laboral de las mujeres: la violencia de género. El CES ha condenado este tipo de violencia "por ser la más atroz y la que merece la mayor de las repulsas". El Comité alerta de que la inserción sociolaboral de las mujeres víctimas de violencia machista es insuficiente. Tal y como reflejaron en su Memoria Socioeconómica, del 33% de las mujeres víctimas que han conseguido empleo, la mayoría ha sido con contratación temporal.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme