GRUPO PLAZA

utiliza feromonas y estrategias de confusión sexual

Suterra, un aliado para la agricultura valenciana en su camino hacia la sostenibilidad

22/12/2021 - 

VALÈNCIA. En 1986, la Generalitat Valenciana declaró a la Albufera de Valencia como Parque Natural. En ese momento se decidieron que para salvaguardar el patrimonio natural local, mantener el equilibrio ecológico del parque y, a la vez, que eso no afectara al cultivo del arroz, había que buscar intervenciones alternativas a los productos químicos que se utilizaban en esos cultivos contra la plaga del barrenador del arroz. Esta plaga, conocida como “cucat” del arroz, ataca la caña de la planta, produce su muerte y provoca una merma importante de la cosecha. Para ello, el Gobierno valenciano, la Universitat Politécnica de València y Suterra iniciaron una colaboración destinada a buscar las mejores soluciones biológicas y sostenibles, utilizando feromonas y estrategias de confusión sexual. El resultado de este proceso de cooperación público–privada que se inició en 1988 es que hoy, todos los arrozales de la Comunidad Valenciana luchan contra esa plaga sin utilizar insecticidas, lo que implica poder controlarla sin provocar efectos perjudiciales sobre los insectos beneficiosos o sobre la avifauna del entorno.

Así empezó una estrecha relación de Suterra con el campo valenciano. Después del arroz vinieron los cítricos, las frutas de hueso, las frutas de pepita, los productos de la huerta… hasta llegar a los viñedos que es su última apuesta. Para ellos ha desarrollado unos sistemas de control sostenible de plagas para proteger la cosecha de la polilla del racimo. Unas soluciones que ya se están utilizando en Europa con muy buenos resultados y que ahora se han adecuado a las características del viñedo de la Comunitat Valenciana. «Además el Gobierno valenciano está apostando por estas soluciones sostenibles en forma de subvenciones a los agricultores que se esfuerzan por practicar una agricultura más respetuosa con el entorno», comenta Cristina Alfaro, directora general de Suterra Europe Biocontrol.

Así Suterra ha diseñado y desarrollado tres productos: Puffer®, un dispositivo de feromonas en aerosol, diseñado para simplificar su manejo,maximizar su efectividad y eliminar residuos plásticos del campo; Subvert®, que cuenta con tecnología exclusiva de microencapsulado genera una liberación progresiva de la feromona y que se adapta a la forma tradicional de trabajar ya que es a través de la pulverización; y Celada™ LB 400, un difusor de fácil y rápida instalación que va emitiendo la feromona durante toda la campaña. Todos ellos son sistemas sencillos de utilizar, eficaces para controlar la polilla del racimo en los viñedos y compatibles con el manejo integrado de plagas y sostenibles. «En Suterra siempre ofrecemos formación a los agricultores para que conozcan el producto y les acompañamos y asesoramos en su implantación para que obtengan los mejores resultados, pero además tratamos de ofrecerles productos de valor añadido y fáciles de utilizar para que ser sostenibles no suponga un coste añadido».

Eficacia de las feromonas

¿Cómo funcionan estos sistemas de control sostenible de plagas mediante confusión sexual? El secreto está en las feromonas, unas sustancias que generan las hembras para atraer a los machos. Un equipo de I+D+i de Suterra ha sintetizado esas sustancias y ha diseñado unos dispositivos capaces de liberar feromonas de manera paulatina y constante durante toda la campaña, lo que confunde a los machos y disminuye significativamente la posibilidad de que encuentren a las hembras, evitando así la cópula, reduciendo la población de la plaga «buscamos el equilibrio, no se trata de eliminar los insectos sino de reducir su población para llegar a unos niveles que no sean dañinos para el campo sin que desaparezcan. La eficacia de las feromonas está muy demostrada. Son métodos específicos para controlar las plagas de manera muy sostenible». 

Y a la vez son respetuosos con el medio ambiente y la biodiversidad, respetando al resto de insectos beneficiosos que puedan rondar el campo, pero que no son peligrosos para la cosecha. Su especificidad, hace esta técnica compatible con otras soluciones de control biológico. De ahí que aunque la herramienta sea similar para todos los agricultores, su contenido sea muy específico para cada plaga, ya que las feromonas que se utilizan para una especie de insecto no son eficaces para otras. «Nos adaptamos a la casuística del agricultor y sus necesidades, de ahí que estemos en constante investigación y desarrollo para ofrecer los productos más eficaces y sostenibles al sector y que más se adapten a las necesidades de cada agricultor».  

Gran apuesta por la I+D+i y la mejora continua

El equipo gestiona más de 100 ensayos anuales y, en estos momentos, que acaban de lanzar los productos para el viñedo ya están trabajando en el desarrollo de soluciones biotecnologicas para el olivar, que presentarán en 2023. «El desarrollo de nuevos productos es un proceso largo porque además de la investigación y las pruebas hay que registrarlos en cada país y las autoridades deben dar el visto bueno. Y es un sistema de control muy exigente, pero necesario porque así el agricultor tiene todas las garantías de la seguridad, sostenibilidad y eficacia de cada producto», apunta Cristina Alfaro.

Además, esa apuesta por la investigación y la sostenibilidad también se traslada a los dispositivos. Se busca que sean sencillos de utilizar y de colocar pero también reducir el plástico que utilizan y que sean reutilizables y reciclables. «No podemos cargar al agricultor con una responsabilidad añadida con la eliminación de los residuos de plástico, sino que hay que ponerle las cosas fáciles para que ser sostenible sea factible». De ahí que aplique una mejora continua en su diseño para evolucionar en sus productos y, además de fabricar productos sostenibles, Suterra cierra el círculo facilitando a los agricultores el reciclaje de sus envases. Por ejemplo con Magnet™MED, un sistema para controlar la población de mosca en el sector frutícola han diseñado un producto residuo cero y del que facilitan su reciclaje a través de Sigfito. O con Subvert® se evita el colocar dispositivos y su fórmula permite una aplicación tan sencilla como añadir al agua y pulverizar.    

Todo ello ha llevado a Suterra a ser líder mundial en el control sostenible de plagas mediante confusión sexual y pioneros en el control biotecnologico de plagas en agricultura en más de treinta países. En Valencia está la sede para Europa, Medio Oriente, Africa y Latinoamérica, aunque Cristina Alfaro destaca que al ser una empresa global existe una relación muy estrecha con la central en Estados Unidos y otras delegaciones, «que permite que nos enriquezcamos todos de los desarrollos y de los avances que se producen. También del conocimiento que se genera al estar en contacto y acompañar a los agricultores de los diferentes países».

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme