GRUPO PLAZA

visita de la presidenta de cs en alicante

Tablas entre Mazón y Arrimadas: había expectativas, pero no hay elecciones  

20/11/2021 - 

ALICANTE. Había expectativas sobre cómo se resolvería la visita de Inés Arrimadas en Alicante, sobre todo, porque desde el lunes se barruntaba con la posibilidad de que Carlos Mazón le planteara a la lideresa de Cs la posibilidad de pactar candidaturas conjuntas para unas hipotéticas elecciones en la Comunitat. Dicen en el PPCV que no había tal expectativa, que en todo caso fue la Síndica en las Cortes Valencianas, Ruth Merino, quién había levantado esa expectación dando por hecho que ningún voto de centro derecha debía quedar fuera del parlamento valenciano, pero está claro que los populares también que Inés Arrimadas dejara abierta esa puerta. Pero no, la visita de Arrimadas a Alicante se ha saldado con "somos amigos, gobernamos juntos, nos llevamos bien", pero -ojo al matiz- "somos partidos diferentes". Es decir, que de momento, nada. Tablas. ¿Fracaso? ¿Globo pinchado? Según el partido, y el bando que lo mire. Para algunos de Ciudadanos, Inés Arrimadas ha sido clara y contundente; para el PPCV, no había tal expectativa porque no hay elecciones convocadas. Todo sigue abierto.

El debate quizás se aceleró por venir rebotado desde Andalucía. Allí, los audios del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, pusieron en un aprieto la estabilidad del gobierno que comparten PP y CS, y comprometieron el hipotético adelanto electoral. Esta circunstancia, lejana territorialmente, quizás avivó el debate en la Comunitat aprovechando una visita que Arrimadas tenía apalabrada a la ciudad antes de la pandemia, pero que, caprichos del calendario, había fijado para esta semana, después del congreso del PSPV, y con algún que otro dirigente de ambos partidos -PP y Cs- en apuros. Unos por Andalucía, otros por Madrid.

Así que la visita de Arrimadas a Alicante ha convertido en un plebiscito, que de momento no tiene resultado porque no hay elecciones anticipadas en la Comunitat. No hay elecciones, no hay expectativa. Pese a ello, la presidenta de Cs fue clara y contundente, en las dos veces que se le interpeló en Alicante. La primera, en el Foro Alicante, donde Arrimadas ya matizó que no es lo mismo ser liberal que conservador, queriendo marcar distancia entre su partido y el PP. La segunda, por los periodistas. "La coalición es entre dos partidos que gobiernan juntos pero son "diferentes" y representan "espacios diferentes" pero que saben ponerse de acuerdo para gobernar, en referencia a políticas de "bajada de impuestos o dejar en el pasado las sospechas de corrupción", ha dicho la presidenta naranja. Es decir, que de momento nada. Bien porque no hay elecciones, bien que mientras no hay elecciones, corre el tiempo y la decisión, contextualizada por las encuestas, no aprieta. Pero el PP lo había intentado. Y milagrosamente, este viernes, un medio de comunicación había publicado un sondeo que daba mayoría al centro-derecha frente al tripartito del Botànic. La expectativa, por tanto, existía.

"Si le puedo decir que somos partidos diferentes, que representamos a opciones políticas distintas pero que ahora yo creo que lo que la ciudadanía quiere no es ver un reparto de listas electorales sino que somos capaces de ponernos de acuerdo donde gobernamos", ha vuelto a repetir.

Arrimadas sí que se sube al frente

Lo que si ha dejado claro Arrimadas es que Ciudadanos está enfrente del Botànic. Y que su partido luchará por desalojarlos. Y en este caso, antepuso los pactos de PP con Cs, que se están cumpliendo con "lealtad" y que se sienten "satisfechos" frente a un Consell que "está dividiendo" a la sociedad de la Comunitat. Para Arrimadas, PP y Cs pueden estar "muy contentos" y considera que "Alicante, con estos gobiernos, es un bastión de libertad y es un muro de contención ante políticas nacionalistas que sólo saben subir impuestos e imponer dogmas y sectarismos identitarios y que realmente hacen que la Comunitat esté perdiendo oportunidades". En este contexto ha señalado que la Comunitat Valenciana tiene una oportunidad "enorme" de volver a tener un papel "fundamental" como motor económico de toda España. "Creo que por primera vez se puede tener un gobierno liberal, moderado, reformista y muy ambicioso. Creo que la Comunitat Valenciana tiene todas las potencialidades para despegar y Ciudadanos va a ser un partido fundamental", ha dicho.

"Siento preocupación por la deriva de este tripartito que en sólo 6 años ya ha hecho más cosas que en Cataluña los nacionalistas en 35 años, es decir, estamos siguiendo el mismo camino pero a un ritmo muy acelerado", ha asegurado Arrimadas, quien previamente, en un Foro organizado por el Club Información, UA, CEV y Baleària, ha señalado que la fórmula que se sigue en la Generalitat "es la misma" que en Cataluña "porque es un gobierno liderado por el PSOE". "Les puedo asegurar que Ximo Puig es el José Montilla de la Comunitat", ha zanjado.

Al final, que Ciudadanos está en el frente para desalojar al Botànic, pero de momento, sin alianza previa con el PP. En los cuadros naranjas, satisfacción por el mensaje lanzado por su presidenta, de que el proyecto está vivo y que queda tiempo; en el PP consideran ahora que es pronto hablar de candidaturas electorales y creen que hacerlo podría generar tensiones en el propio Ciudadanos. Así que mejor que corra el tiempo hasta que se convoquen los comicios.  De momento, todos contentos, pese a la expectativa, que la había.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme