GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Tambores electorales

A veces da la sensación que unos y otros tiran de un hilo muy fino para jugar con el adelanto electoral. Pasa en algunas autonomías como Andalucía, Castilla y León o incluso en la Comunitat Valenciana. Y no digamos si pensamos en elecciones generales. La cuestión es ver quien da el primer paso. Si alguien lo hace volveremos a estar en bucle electoral otros dos años.

19/11/2021 - 

Movimientos atropellados. Vemos posicionamiento tanto a la izquierda como a la derecha en clave electoral a futuro medio o corto según se presenten las circunstancias. En principio no habría elecciones generales hasta finales del 2023 que incluso podrían llevarse al inicio de 2024. Y las municipales y la mayoría de autonómicas también serían en la primavera del 2023. Y antes se celebrarían las elecciones andaluzas. Si finalmente Juanma Moreno no aguanta la presión de Ciudadanos, Vox y PSOE y adelanta su convocatoria, estaríamos en pleno zafarrancho electoral. De ahí tanto movimiento atropellado, con filtraciones intencionadas de tu socio de gobierno, en este caso Ciudadanos. Lo de ver sangre del contrario en política, en ocasiones puede ser útil, pero si te pasas de la raya te puedes encontrar con sorpresas. La filtración/descuido del acto interno de Ciudadanos en el que el vicepresidente de la Junta andaluza, Juan Marín, confiesa que no habrá presupuestos este año, avanza la celebración de los comicios. Y es que hasta el PSOE podría ser una pieza de caza para el propio PP, porque Vox no es socio leal. Para empezar ya ha presentado enmienda a la totalidad de las cuentas andaluzas. Ciudadanos/Marín intentan aferrarse a su alianza. Y si miramos a la izquierda el lanzamiento que Yolanda Díaz hace de su apuesta electoral, le guste o no a Pedro Sánchez, o a sus compañeras de formación Ione Belarra e Irene Montero, son todo un síntoma. Y lo mismo ocurre con la negociación de los PGE, o sobre el mercado laboral y su reforma o la financiación de las pensiones, o incluso la ley de memoria democrática o las reformas de la ley de educación o de las universidades. Todo vale para arañar votos. Parece que estamos en el zoco previo a una convocatoria electoral. La gestión diaria de gobierno puede dar unos cuantos réditos o todo lo contrario. Hacer de esa gestión un arma electoral puede ser arriesgado. Porque en muchos casos estos asuntos afectan a los ciudadanos, que observan estos movimientos con desconfianza. Recordemos todavía hay que superar una pandemia, que en las últimas fechas de nuevo nos alerta porque reputan las cifras y todos los indicadores. Primero habrá que salvar la Navidad y dejarse de tanta zarandaja partidaria y oportunista. 

Frenesí demoscópico. El CIS ya sabemos que siempre elabora sus barómetros con intención. Sus cuentas no se parecen en nada o casi nada a las que presentan otras encuestas. Aunque como diría un clásico, los sondeos muestran tendencias. Y en todas el llamado “efecto Yolanda Díaz” se contempla y se confirma. Falta saber si se consolida. En el CIS ya es la más valorada, por encima incluso de Sánchez y es que por momentos no le viene bien a su formación Unidas Podemos que no termina de digerir la sustitución del liderazgo de Pablo Iglesias. Volviendo a las encuestas. El palpito general es que el bloque de la derecha con PP y Vox superaría a la izquierda y que determinados liderazgos autonómicos, Isabel Díaz Ayuso, Juanma Moreno, Alberto Núñez Feijóo, Alfonso Fernández Mañueco, Ximo Puig, Emiliano García Page, Guillermo Fernández Vara,... repetirán o ensancharán sus apoyos. Casi todos los días tenemos proyecciones y análisis como si estuviéramos a punto de ir a las urnas. Se mide todo, se pregunta por todo. Por la pandemia, por el futuro económico, por los nuevos líderes, se hacen comparativas incluso dentro de cada formación para saber quien concita más apoyos y se intenta socavar determinados liderazgos. Y atención porque siempre pueden ocurrir otros acontecimientos que hagan variar las tendencias. Además del repunte de la pandemia, o la incertidumbre económica, o los nacientes liderazgos partidarios, te puedes encontrar con que la fiscalía del Tribunal Supremo, archive la investigación sobre el Rey Juan Carlos, y estemos dándole vueltas al discurso navideño de Felipe VI y a la puesta en escena de partidarios y contrarios. 

El Tablero

PSOE: Pedro Sánchez y la estrategia. El principio general es claro. Tienes el BOE, tienes el poder. Gestionas desde el Gobierno y marcas estrategias. Pero tienes que estar pendiente de cualquier movimiento, llámese Yolanda Díaz, Isabel Díaz Ayuso, Pere Aragonés o de quien se promocione. Sánchez suele blandir la estrategia de vacunación como un éxito del ejecutivo y repite hasta la saciedad que estamos iniciando la recuperación económica y además llega a acuerdos con patronal y sindicatos, aunque no siempre. Intenta mantener el hilo con los empresarios que aunque no comulgan con la financiación de las pensiones, sí que están presentes en la regulación del mercado laboral con o sin reforma. Hasta la vicepresidenta Yolanda Díaz les hace un guiño ofreciendo una contratación temporal de tres meses. Mientras su contendiente, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, se afana en corregir/matizar las intenciones de Díaz y en calmar a Europa que no entiende los cambios que se negocian en España. Mientras en el partido hay una calma tensa por los movimientos en Andalucía por si se pulsa el botón electoral, incluso se ve cierta y creciente amistad con barones que en tiempos eran opositores. Algún día alguien desenmarañará la entente cordiale de Ximo Puig. Como en su día lo fue, José Luis Ábalos, se está convirtiendo en un resistente que puede con todo. Con Sánchez, con todas las corrientes y con el gobierno. En fin, las cosas y cuitas de la política siempre pendientes de una batalla electoral.

PP: Pablo Casado no controla el partido.  Alguien en Génova, y no solo el imprescindible e incómodo secretario general Teodoro García Egea debería pensar y decidir. El enfrentamiento con Isabel Díaz Ayuso, por el liderazgo madrileño es un error.  Empecinarse en dar la batalla contra la presidenta madrileña les resta votos. Enfrentarte a quien te los da a futuro no es muy efectivo. Es poco prudente y muy arriesgado. Hay días en los que los argumentarios del PP no saben si tienen que contrarrestar las políticas y gestión de Sánchez o combatir a Díaz Ayuso. E incluso se pierden en algo que puede ser anecdótico o todo un síntoma. La publicación del libro de la díscola diputada Cayetana Álvarez de Toledo les pone muy nervioso. La outsider  dice cosas como “Comprobé que el Profident y el puñal son compatibles. Pablo quería llevar al PP al poder; yo, al Gobierno. No es exactamente lo mismo. Lo primero es una cuestión técnica: formar una mayoría y entrar por las puertas de La Moncloa. Lo segundo tiene un componente moral. No basta con ocupar el mando". Pues nada, viva el lío que diría Mariano Rajoy. Mientras la justicia y los tribunales siguen con su trabajo cual gota malaya. Juicios por Gürtel, “pitufeo” y demás historias feas, muy feas. Como haya adelanto electoral les puede pillar el toro.

Vox: Santiago Abascal y sus amenazas. Amagan, avisan y actúan aunque sea de manera atropellada. Esos avisos, a veces se sustancian. Saben que su alianza con el PP puede ser interesante a futuro. No sabemos si tanto como para formar parte de gobiernos, pero de momento “hacen cosas”. Por ejemplo en Andalucía presentan enmienda a la totalidad a las cuentas autonómicas y presionan con insistencia para que haya adelanto de comicios. En Madrid le buscan las vueltas a Díaz Ayuso con los presupuestos, incluso se alían con la oposición para completar una foto algo estrafalaria como ha ocurrido al abandonar la Asamblea por una actuación discutible de la presidenta de la cámara, Eugenia Carballedo. Por momentos parece que solo les preocupa una foto o una presencia mediática. Les lastra su mínima organización territorial.

Unidas Podemos: ¿Se afianza Yolanda Díaz? Parece que sí, al menos eso dicen las continuas encuestas que repasan y repasan sus “hazañas” negociadores con sindicatos y patronal y más aún su propuesta de futuro con alianzas con esos liderazgos femeninos de Ada Colau, Mónica García o la propia Mónica Oltra. Algunos piensan que se ha destapado demasiado pronto y otros consideran que es la heredera, ungida o no por Pablo Iglesias. Lo cierto es que esa entente con partidos como los Comunes, Compromís y dentro de Unidas Podemos con Izquierda Unida, ha descolocado a más de uno que no entiende porque capitaliza todo el espectro a la izquierda del PSOE. ¿Le dejará estar haciendo Pedro Sánchez para que cometa algún error? ¿O se equivoca al orillar a quien le dio cobijo en Unidas Podemos? De momento es el caldo de todas la salsas y es muy popular con todo lo que conlleva. Puede ser positivo o no.

Ciudadanos: Inés Arrimadas a la defensiva.  Es obvia su precariedad numérica y más pronto que tarde habrá elecciones. Se ha impuesto como tarea defender el fortín. Su estrategia en los últimos tiempos pasa por acercarse a los barones del PP para evitar que Génova le de el zarpazo definitivo. Hemos visto que defiende a capa y espada su alianza con Juanma Moreno en Andalucía, es su seguro. O también se la ve cercana al presidente de Castilla León, Alfonso Fernández Mañueco. Es más, también se acerca al líder de los populares valencianos Carlos Mazón. Digamos eso tan clásico que estaría explorando posibles alianzas electorales a futuro, para evitar su desaparición. Y es que tiene que lidiar con acontecimientos como la filtración del audio del encuentro interno de la formación en Andalucía. El antiguo secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, ahora colaborador del simpar Teodoro García Egea, estaría detrás de este episodio. Veremos más cosas como estas.  

Las frases de la semana

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid: “Hace tiempo que no hablo con Casado. Lo que hago es defender la “marca” porque cuento con el respaldo del electorado” ¡La “marca” soy yo, les guste o no. Me basto sola!

Cayetana Álvarez de Toledo, de momento diputada del PP:  “Había algo de Pablo Casado que no acababa de convencerme. Un camaleón sentimental. Lo que castizamente se llama un veleta” ¡Vaya semana para Casado. Se enredan en la anécdota que se convierte en crisis, como si no tuvieran bastante con fiscalizar la gestión de Sánchez y combatir a Díaz Ayuso!

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y de Ciudadanos: “No me extrañaría que lo hubiera filtrado Fran Hervías” ¡Como se le ocurra al presidente Moreno adelantar las elecciones le da un síncope y una retirada precipitada!

Gabriel Rufián, portavoz de ERC: “Hay que huir de tanto confeti. El acuerdo sobre la financiación de las pensiones no soluciona el problema” ¡Qué clarividente, sobre todo porque él no ha contado en la negociación!

Cuca Gamarra, portavoz del PP: “Es un impuesto al trabajo, se pongan como se pongan” ¡Cuando se habla de pagar impuestos estamos en otra dimensión. Las pensiones se han convertido en un problema. Y no es demagogia!

Garbiñe Muguruza, flamante campeona del torneo de Maestras: "Me he demostrado que puedo; es un alivio cuando ganas" ¡La primera mujer española que consigue el masters femenino. Temporada con mucho esfuerzo y lucha personal. El deporte de élite no es solo anunciar marcas y estar en las redes. Y a veces puedes perder el ritmo. Garbiñe lo ha recuperado y nos alegramos!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email