GRUPO PLAZA

entrevista 

Teresa Gisbert: «Los fiscales no tenemos objeción de conciencia; cumplimos la ley»

A Teresa Gisbert se le podría aplicar el refrán «de casta le viene al galgo». Y es que, la fiscal superior de la Comunitat Valenciana ha mamado el Derecho en casa: su abuelo, su padre, uno de sus tíos y su hermana. Comedida, pero contundente en sus declaraciones, ha vivido una trayectoria ascendente en la Fiscalía, desde donde ha experimentado la evolución de la Justicia en España

25/01/2023 - 

VALÈNCIA. Aunque no trabaja, ni mucho menos, mirando de reojo a los políticos, el despacho de Teresa Gisbert (València, 1957), fiscal superior de la Comunitat Valenciana, se ubica junto a Les Corts. Se trata de la sede provisional del Tribunal Superior de Justicia (TSJCV), mientras se reforma la definitiva. Sobre su mesa, la memoria de la Fiscalía de 2021. Como casi todo fiscal que ha pasado por Menores, lleva marcado a fuego su recorrido por esta sección. Y las cifras de agresiones sexuales actuales le alarman. Gisbert tiene trayectoria, mucha, y es comedida en sus valoraciones públicas. Defiende el papel de los medios de comunicación, aunque sabe que cualquier palabra suya que aparezca en uno va a ser escrutada. Como todo el mundo, tiene sus opiniones, pero opta por la prudencia. Poco le gustan las etiquetas; y la suya es la de fiscal progresista.

El Derecho lo ha mamado en casa. Su abuelo, su padre y uno de sus tíos eran licenciados. El otro tío era catedrático de Medicina Legal, y fue quien creó la Escuela de Medicina Legal en España. Gisbert y su hermana siguieron la tradición de juristas. Y la saga continúa con una de sus hijas como jueza, mientras que la otra apostó por la Medicina. El único que no siguió ambas ramas fue su hermano Emili Gisbert, un destacado periodista de investigación. 

La historia de su abuelo, Manuel Gisbert Rico, forma parte de la de València. Fue vicepresidente de la Diputación, puso la primera piedra del Ateneo Mercantil y fue el último alcalde republicano de la ciudad. La influencia familiar, por supuesto, también le ha venido de su madre, de quien menciona que le transmitió el hábito de la lectura.  

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Teresa Gisbert pertenece a la carrera fiscal desde 1981. Su vida profesional ha estado marcada por momentos importantes: El 23-F le pilló en el Tribunal Supremo, esperando a examinarse de las oposiciones, junto a su hermana y su cuñado. Las acabaron posponiendo y se quedaron los tres en Madrid. Finalmente, le tocó examinarse el día 25 y en Penal le cayó el tema de la sedición y la rebelión. 

El primer destino de Gisbert fue el de Mataró-Arenys de Mar. Parece evidente afirmar que todo ha cambiado desde entonces. Pero es la realidad. Cuando llegó y fue a alquilar un piso, dieron por hecho que era la mujer del fiscal. Los primeros juicios también fueron reseñables: «Estaba en Mataró y la única mujer que había en sala era yo. Cuando decían: ‘‘Responda a las preguntas del Ministerio Fiscal’’, nadie me miraba y yo tenía que levantar la mano y decir: ‘‘Soy yo’’»

Su siguiente destino, en 1982, fue Vinaroz-San Mateo, en Castellón. En 1984, pasó a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, donde ha permanecido desde entonces. «En aquel año no contábamos con baño para mujeres fiscales. Teníamos que compartirlo con los compañeros, y al final lo hacíamos con las funcionarias. No te ponías pantalón para ir a sala; siempre llevabas un pañuelo blanco debajo de la toga, etc. Eran costumbres que han cambiado. Ahora, tú entras en una sala y la imagen es la de una mayoría de mujeres: una jueza, una fiscal, una letrada de la Administración de Justicia…», reflexiona.

Gisbert ha sido miembro del Consejo Fiscal, órgano asesor del fiscal general del Estado, entre 1992 y 1996, y ha estado vinculada durante años a la Unión Progresista de Fiscales (UPF). Fue igualmente coordinadora de la Sección de Menores de la Fiscalía del TSJCV. En 2008, tomó posesión como fiscal jefa provincial de Valencia (la primera mujer en ocupar ese puesto), y fue renovada en 2013 y en 2018.

* Lea el artículo íntegramente en el número 99 (enero 2023) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme