GRUPO PLAZA

crítica de cine

'The Whaler Boy': Internet en la Tundra

Culturplaza analiza los largometrajes de la Sección Oficial de Cinema Jove 2021

15/06/2021 - 

VALÈNCIA. Un joven, Lyoshka (Vladimir Onokhov) vive en la zona de Chukotka, en el extremo noreste de Rusia, en un pueblo pesquero pobre y destartalado, rudo y carente de cualquier tipo de entretenimiento. Casi toda la población es masculina, al menos no vemos a ninguna mujer en ese paraje aislado donde las condiciones climáticas son durísimas y que se encuentra rodeado por kilómetros y kilómetros de tundra. 

Lyoshka se dedica a la caza de ballenas, como la mayor parte de los hombres del pueblo. Su vida es monótona y sin muchas perspectivas de futuro, hasta que un día, en Internet, ve en un chat erótico a una chica, cuyo nombre en la web es HollySweet999 (Kristina Asmus) de la que se enamora. Así de inocente es Lyoshka, que no sabe nada del mundo ni de lo que significa el entorno virtual y sus peligros. 

La ópera prima de Philipp Yuryev es una de esas pequeñas sorpresas capaces de combinar la descripción meticulosa del entorno con una narración a medio camino entre el costumbrismo y la fantasmagoría. Así, la cámara del director muestra una inusual agudeza observacional a la hora de plasmar las costumbres de los aldeanos y en especial las escenas de la caza de ballenas, casi de carácter documental. Pero al mismo tiempo, también es capaz de adentrarnos en espacios mentales y de configurar una atmósfera muy elocuente entre neblinas y el canto de los grandes mamíferos marítimos. 

The Whaler Boy (Kitoboy) es en realidad una película sobre los sueños imposibles y, en ese sentido, América, como tierra de las oportunidades, se convierte para los pobladores de la aldea en una posibilidad de escapar de esa vida fría y lúgubre. Corren las historias, casi mitológicas, sobre marineros que lograron llegar a Alaska a través del estrecho de Bering, aunque algunos de ellos regresan muertos. “Al menos lo intentaron”, dicen. 

La chica de Internet simbolizará para Lyoshka un paraíso artificial que funciona como vía de escape. Sin embargo, al no tener herramientas emocionales, el joven convertirá en verdadero un amor que no existe y su distorsión de la realidad lo desmoronará por completo. 

El director retrata esa comunidad masculina y sus dinámicas a través de la relación entre Lyoshka y su mejor amigo, Kolyan (Vladimir Lyubimtsev). Sus conversaciones giran sobre las chicas rubias que no hay en su pueblo, sobre las prostitutas que de vez en cuando vienen del continente y sobre las webcam girls mientras recorren largas extensiones de terreno en motocicleta. 

La obsesión de Lyoshka por HollySweet999 irá cada día en aumento hasta que incluso experimente celos por hablar con otro usuario. Su desconexión con el espacio en el que vive irá en aumento hasta que pierda totalmente la perspectiva e inicie un viaje de huida por ese estrecho de Bering que lo enfrentará al desmoronamiento de sus sueños. 

The Whaler Boy es una coming-of-age diferente en la que se pone de manifiesto el choque entre las sociedades modernas y las ancladas en el pasado pretecnológico. Además, sabe capturar el espacio físico tanto como el mental. Es una odisea casi onírica en un mundo hostil que sabe plantear las preguntas correctas en torno a cuál de esos dos universos, el americano con sus máscaras y sus mentiras y el del pueblo perdido en la Tundra, con todas sus deficiencias, es menos lesivo para el hombre. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email