GRUPO PLAZA

informe de auditoría

Tirón de orejas al Palau de la Música por su "deficiente control" en la gestión financiera

16/12/2020 - 

VALÈNCIA. El Palau de la Música sigue acumulando problemas. El informe de auditoría de la Intervención municipal sobre el sector público local, del que dará cuenta la comisión municipal de Hacienda este viernes, da un tirón de orejas al auditorio valenciano, cuyas salas están cerradas al público actualmente tras la caída de parte del techo. La paralización de la adjudicación de la redacción del proyecto de las obras de rehabilitación tras un recurso o el hurto de algo más de 5.000 euros del despacho del director Vicent Ros son algunas de las sombras de un centro que, ahora, tiene que digerir las conclusiones de un informe que habla de “deficiencias significativas” con los principios de buena gestión financiera en el área de tesorería. 

La auditoría apunta numerosas deficiencias en el Palau presidido por la edil Glòria Tello, entra las que se encuentra el hecho de que la entidad no realiza arqueos de caja. “En consecuencia”, se especifica en el informe, “se desconoce el importe que existía depositado en efectivo en la caja a fecha de cierre del ejercicio 2019”, una ausencia de arqueos periódicos y/o sorpresivos que, además, "supone la no detección de faltantes por robo o fraude en caso de que se produjeran", refleja el informe de auditoría.

De igual forma, entre otras cuestiones, afea que aunque la recaudación por taquilla se deposita en una caja fuerte, en fin de semana se queda en la caja registradora, recaudación que se ingresa regularmente en una cuenta bancaria, aunque sin una periodicidad fija establecida. “Estos hechos ponen de manifiesto un insuficiente control e indebida custodia del activo. Un adecuado control interno establece el ingreso diario en una cuenta bancaria restringida del efectivo recaudado por la venta de entradas”. Así, el informe apunta que las situaciones descritas ponen de manifiesto un "deficiente control en el área de tesorería, que es considerada área de riesgo por su susceptibilidad al robo y al fraude".

Con más de un dolor de cabeza por gestionar, la auditoría también pone el foco en el hecho de que la memoria de la cuenta general no informa sobre los litigios y contenciosos pendientes de resolución al cierre del ejercicio que, según informa el Servicio de Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de València, incluían, entre otros, los relacionados con demandas interpuestas por terceros contra la entidad derivadas de despidos de personal, del proceso de designación del puesto de director general y del proceso de adjudicación de los servicios de seguridad y vigilancia del Palau. "Tampoco indica las consecuencias económicas que, en su caso, podrían derivarse de los mismos y que no han sido provisionadas en el pasivo del balance a 31 de diciembre de 2019".

En este sentido, el informe de auditoría de la Intervención municipal recuerda que los principios de buena gestión financiera establecen la eliminación del sistema actual de pagos en efectivo para algunas de las “indemnizaciones por razón de servicio” de los empleados, pasando a realizar el pago de estas mediante transferencias bancarias; así como establecer una cuantía máxima para el pago de cualquier tipo de gasto en efectivo, reza el texto, o realizar arqueos sorpresivos y periódicos de caja y, necesariamente, al cierre de cada periodo contable.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email