X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DE LA MANO DE RICEPAELLA

Y así llegó la paella a Fitur

David Montero protagonizó un auténtico show-cooking en el stand de la Comunitat

Por | 01/02/2019 | 2 min, 9 seg

VALÈNCIA. La Feria Internacional de Turismo, FITUR, se ha convertido en uno de los eventos más mediáticos de nuestro país, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta que es una de las ferias de turismo más importantes del mundo y la primera de toda la Península Ibérica. El acontecimiento se celebra anualmente en la Feria de Madrid (IFEMA), y convierte cada año a la ciudad de Madrid en la capital mundial del turismo. Este año, el evento ha tenido lugar entre los días 23 y 27 de enero, marcando el récord de visitantes desde los primeros días de celebración.

En la edición de este año se ha vuelto a reivindicar el plato más emblemático de la Comunitat, y se ha hecho de la mano del maestro arrocero David Montero, también conocido como Ricepaella, ganador del premio a la mejor paella de la CV en el 2018 y autor del libro Paella Lovers. Durante la jornada del domingo -último día de celebración de la feria- David protagonizó un show-cooking en el stand de la Comunitat, València, Terra i Mar, situado en el pabellón número 7 del recinto de IFEMA. 

Destinada a promover el negocio del turismo, esta feria promociona todos aquellos productos locales que suponen un atractivo turístico para los potenciales visitantes del interior y el exterior de España. La paella, estandarte por excelencia de la cocina valenciana -y probablemente también de la española- supone todo un reclamo turístico para los extranjeros debido a su enorme popularidad a escala mundial. 

Además, el reconocimiento a nivel nacional de la paella de Valencia también atrae a los turistas del interior de España. El arroz cultivado en l’Albufera y la calidad de los productos de la tierra y el mar de la Comunidad Valenciana, convierten a este plato -que recibe el nombre del recipiente en el que se cocina- en algo genuinamente valenciano.

El maestro estuvo cocinando uno de sus suculentos arroces creativos frente a la curiosa mirada de los visitantes del evento. Esta vez, David apostó por elaborar un arroz cocinado con agua de coco, sepia y cebolla caramelizada. Para elaborarlo, contó con el apoyo de Alejandro Rodríguez Catalá, dueño y chef ejecutivo del restaurante Can Roig, situado junto a la Platja Manyetes del municipio castellonense de Alcossebre

Comenta este artículo en
next