Hoy es 22 de abril y se habla de Playas columbus venture spb PPCV Isabel Bonig MUJERES EMPRESAS
GRUPO PLAZA

en la sala del coro 

Tres pinturas de gran formato del tardobarroco se incorporan al Museo de Bellas Artes

Los cuadros son el 'Cristo anuncia la muerte a santo Domingo de Guzmán' de Apolinario Larraga, 'San Luis Bertrán en el milagro del pan convertido en sangre' de Gaspar de la Huerta y 'Santo Tomás de Aquino invitado a la mesa de san Luis, rey de Francia, se pronuncia contra los maniqueos' de Evaristo Muñoz Estarlich

17/03/2021 - 

VALÈNCIA (EP). El Museo de Bellas Artes ha incorporado tres nuevas pinturas de gran grandes dimensiones del tardobarroco a su colección permanente en la sala 19, conocida como la sala del coro.

Los cuadros son el Cristo anuncia la muerte a santo Domingo de Guzmán (224,5 x 472,4 cm) de Apolinario Larraga, San Luis Bertrán en el milagro del pan convertido en sangre (113 x 229 cm) de Gaspar de la Huerta y Santo Tomás de Aquino invitado a la mesa de san Luis, rey de Francia, se pronuncia contra los maniqueos (221,3 x438,5 cm) de Evaristo Muñoz Estarlich.

Son lienzos de pintores del tardobarroco que trabajaron a finales del siglo XVII y XVIII y que llegaron al Museo procedentes del convento de Santo Domingo, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

En concreto, las obras escogidas son cuadros de convento que servían para decorar el coro de una iglesia o el refectorio de los monjes que, por su longitud apaisada, solo se pueden colocar en amplios muros.

Según ha explicado el director del Museo, Pablo González Tornel, "son cuadros pensados para ser vistos en alto". "En las salas no hay espacio para ellos por su magnitud y la sala del coro es el espacio idóneo", ha destacado.

La estructura arquitectónica donde se albergan los retablos tiene forma de iglesia formada por una nave longitudinal con capillas, precedida por un nártex y un coro sobre este. Ahora el visitante podrá asomarse a contemplar el despliegue de retablos góticos desde una posición elevada a la vez que, a sus espaldas, le acompañan, como en un templo barroco, pinturas de gran formato.

El director ha añadido que el discurso museográfico de estos cuadros "engarza toda la planta primera, con sus salas de arte barroco, con la nueva sala de barroco español, inaugurada en la planta baja el pasado mes de enero".

Las pinturas se colgarán a una altura de dos metros del suelo con una doble finalidad. Por un lado, para que puedan ser vistas desde la planta baja del Museo donde están los retablos góticos y, por otro lado, para que la sala siga siendo utilizada en la celebración de eventos y actividades que programa el museo semanalmente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email