GRUPO PLAZA

opinión

Trump aviva los temores en los mercados

Mañana se celebran las elecciones en Estados Unidos donde las encuestas han dado un vuelco hacia Donald Trump tras una amplia mayoría a favor de Hillary Clinton

7/11/2016 - 

MADRID. Como era de esperar la FED se ha reservado su posible actuación hacia una normalización monetaria para la última reunión de diciembre. Esta prolongación hasta finales de año es algo a lo que nos tiene acostumbrado el ente  económico estadounidense, que con habilidad busca hechos que determina cómo transcendentales a la hora de concretar sus acciones. En esta ocasión a los importantes, pero cada vez menos trascendentales datos macroeconómicos, se suma la creciente incertidumbre electoral estadounidense.

El recorte de la distancia con la que  aventajaba Clinton a Trump ha sido determinante para generar una incertidumbre importante en términos globales. Esto es sólo un aviso de lo que podría suceder, y es que las alzas de semanas anteriores venían descontando también la victoria del Partido Demócrata. Esta sensación de incertidumbre podría ser algo positivo para el mercado ya que si se da un resultado electoral dentro de la coherencia entendía por el mercado, la renta variable podría verse favorecida. Lo que hemos podido comprobar son claros síntomas del posible resultado que disgusta a los mercados bursátiles a nivel global. Conocido el resultado electoral se podrá hacer un juicio de valor que determine qué dirección tomará el mercado en el corto, medio y largo plazo.


Pero dependiendo de este resultado podríamos tener también fechas clave para el futuro económico estadounidense que prolongará la incertidumbre, como sería en este caso la financiación del Gobierno estadounidense, aproximadamente para el 6 de diciembre se podría alcanzar otra vez el techo de deuda. 

Sin embargo, podría ser más elástica y llegarse a prolongar hasta después de la próxima reunión de la Fed que se celebraría  el 14 de diciembre, con lo que él discurso podría ser repetitivo y cansino pues sería la misma historia que desde diciembre de 2015 lleva implementando la FED con Yellen. Pudiéndose llegar a poder ampliarse la actuación hasta 2017. Donde el fantasma de la recesión podría hacerse más visible y cercano, atropellando y forzando unas actuaciones que podían haber sido más paulatinas y cuantificables en el sentido de valorar su incidencia e impacto económico.

Al analizar los últimos años dentro de la renta variable estadounidense, y focalizando el recorrido que tuvo la misma el último trimestre del ejercicio, podemos concluir que los anteriores dos años hemos sufrido recortes en el último trimestre, magnificándose la caída a finales de 2015 coincidiendo con la primera subida de tipos por parte de la FED, lo que puede ser un dato que tendrá en cuenta a la hora de tomar la próxima decisión.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme