GRUPO PLAZA

al otro lado de la colina / OPINIÓN

Ucrania o el efecto Vietnam

Los últimos días la vieja Europa está de nuevo siendo puesta a prueba

11/12/2021 - 

Esta semana las miradas de las noticias internacionales se dirigen hacia nuestro Este, haciendo una primera parada en el corazón de Europa, en donde Alemania, la locomotora europea, cambia de Maquinista, para después proseguir hasta más allá de las fronteras de la UE , hacia nuevamente Ucrania y Rusia, donde algunos, interesados más bien, oyen tambores de guerra.

Tras 16 años de gobierno la canciller Ángela Merkel ha dejado por voluntad propia la política, es decir que no ha sido derrotada en las urnas a diferencia de otros, siendo nombrado el socialdemócrata Olaf Scholz del SPD, casi casi presidente por accidente (otro día se lo contaré), después de semanas de negociación, pues los germanos son muy concienzudos en algo tan importante como organizar su gobierno, pues se han reunido alrededor de 300 especialistas en 22 grupos de trabajos. Ya saben que aqui en España, en cambio, el flirteo en la conformación de la coalición gubernamental duró escasas horas por no decir minutos, no somos tan organizados como los alemanes, que han optado por la coalición semáforo, rojo, amarillo y verde, por los colores identitarios de los partidos Social demócrata, Liberal y los Verdes respectivamente.

Muchos europeos se estarán preguntando si este relevo en la jefatura alemana va a provocar muchos cambios en su política y por lo tanto en la política europea, y me temo que éstos no van a ser tan radicales como a algunos les gustaría. Fíjense como algunos de los miembros del gabinete actual incluido el canciller, lo han sido del gobierno de Merkel, el propio Olaf fue su vicecanciller, o Christine Lambrecht fue la ministra de Justicia en la grosse koalition (la gran coalición alemana entre el centro derecha y centro izquierda todo un anhelo para el profesor Javier Paniagua para que se implementase aqui en España) y ahora le ha tocado en el reparto el ministerio  de Defensa.

Después en el plano económico, ámbito en el que las decisiones alemanas tienen una gran repercusión en toda la Unión, se ha nombrado al presidente del partido Liberal -FDP-, Christian Lindner, como ministro de Finanzas, firme defensor de de la ortodoxia presupuestaria, conservador en la política fiscal, contrario a las fuertes subidas de impuestos y al endeudamiento. La noticia de su nombramiento es una buena noticia para los “países frugales” de la UE en materia financiera, principalmente al norte nuestro, como Austria, Países Bajos, Dinamarca y Suecia, que desean la vuelta al cumplimiento de las estrictas normas fiscales recogidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento; por otra parte para los países más derrochones, que viven por encima de sus posibilidades generando grandes déficits, y que viven con respiración asistida de los fondos europeos y del Banco Central Europeo es una mala noticia, pues el dinero fácil y barato puede llegar a su fin.

En donde pueden haber más que cambios es en la política exterior, dado que está en manos de Alianza 90/Los Verdes, que además de obtener la Vicecancillería con Robert Habeck a su cabeza, tiene el ministerio de Asuntos Exteriores con Annalena Baerbock dirigiéndolo, el partido Verde recordemos que en su fundación pedía la salida de la OTAN, la desnuclearización de Alemania (que la ha conseguido) y distintos mantras antisistema y es por eso que en ese aspecto surgen las mayores dudas y posibles cambios que pueda producirse en la política exterior Alemana y por tanto en Europa.

Una de las repercusiones (lo que nos interesa a nosotros) de la nueva política gubernamental alemana, y relacionada con esas dudas en la política exterior, es por ejemplo como se pueden tensionar ciertos mercados, como es el gasístico, por la oposición de los Verdes al gaseoducto que conecta Rusia con Alemania por el mar Báltico, el North Streem 2 (al igual que los más pro americanos, en una curiosa alianza), y esto pudiera provocar que los precios en la primavera de este hidrocarburo no bajen, pues aunque la demanda disminuya la oferta no aumente, aunque este gaseoducto está finalizado desde septiembre. Otra repercusión o mejor dicho oportunidad, combinando  asuntos exteriores, ecología y medio ambiente, así como consumo de productos de cercanía en una economía lo más circular posible, es no sólo ya apoyar un trato preferencial a la agricultura europea y por lo tanto española y de la Comunitat Valenciana, para mantener el ecosistema que se deteriora continuamente por el abandono de los campos, sino también evitar la competencia desleal de mercados extranjeros con dumpings de todo tipo, que propician además la invasión de enfermedades y plagas foráneas, en donde la ministra Svenja Schulze de Cooperación Económica y Desarrollo, tendrá mucho que decir y gestionar.

Y ya finalizando, explicar el porqué del título del artículo. Esta semana el presidente de Ucrania, de profesión anterior comediante, Volodímir Zelenski, pedia a Canada, Reino Unido y Estados Unidos de América el envío de instructores a la línea de confrontación de la región del Donbás, donde se libra una guerra de media y baja intensidad, rememorándome, aunque sea muy lejanamente, a ese episodio de hace décadas de los instructores norteamericanos que fueron enviados al Sudeste asiático para frenar al peligro rojo-amarillo y terminaron enredando a la superpotencia americana en lo que seria después la desastrosa guerra de Vietnam.

Uno de los principios básicos (y clásicos) para vencer en la Guerra-Geopolítica es decidir en lugar y el momento oportuno del enfrentamiento, y a mi me da la impresión que en este pulso del Este europeo, la iniciativa y como diría el general Andres Beaufre, la libertad de acción la tiene Vladimir Putin, que los norteamericanos (como es normal) juegan sus bazas, y que los europeos estamos a por uvas o cazando moscas, como casi convidados de piedra; me da la impresión que este curso la asignatura de Geopolítica los dirigentes europeos la van a suspender nuevamente, algunos dirán y justificarán que distraídos por el maldito virus, y no se yo…

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email