X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

UGT carga contra la "imposición" de la Generalitat para traspasar personal de Tragsa a la empresa de bomberos

28/02/2019 - 

VALÈNCIA. Algunos sindicatos advirtieron hace meses, cuando todavía no se había constituido formalmente la nueva mercantil de bomberos de la Generalitat Valenciana, sobre la posible subrogación de personal administrativo procedente de Tragsa, la empresa estatal que prestaba el servicio de emergencias en la Comunitat hasta el momento. Personal que, avisaban, no pertenecían estrictamente al cuerpo de bomberos. Sin embargo, el conflicto parece ser más complejo.

Ahora, con la empresa ya conformada bajo el nombre de Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Servicios y Emergencias (SGISE), y con el gerente elegido -será Baltasar Ortiz-, el dilema está todavía en el aire y no se ha tomado ninguna decisión definitiva. Con todo, ahora el sindicato UGT en Tragsa carga contra la decisión de la Agencia Valenciana de Seguridad, dirigida por José María Ángel Batalla y dependiente de Presidencia de la Generalitat, de subrogarse a este personal administrativo.

De hecho, en una carta a la delegación de Recursos Humanos de Tragsa, la organización sindical ha trasladado su "más enérgica protesta" porque considera "de todo punto inaceptable" lo que califica de una imposición a este personal técnico y a los superiores que aparecen en la relación de puestos de trabajo de la SGISE. En este caso, a su juicio, "debería exigir un consentimiento del trabajador y en cualquier caso [es necesario] depurar con rigor y objetividad los puestos de trabajo estrictamente necesarios para cubrir con garantías la continuidad y buen desarrollo del servicio".

Al parecer, y según explican fuentes del colectivo de bomberos, este personal en cuestión albergaría dudas sobre su traspaso a la nueva mercantil autonómica. Ahora bien, más allá de su acuerdo o desacuerdo con su trasvase, lo que exige UGT es que puedan elegir si desean o no dar este paso. "Todo lo contrario -arguye- se puede entender como un uso fraudulento de todo este proceso" con el propósito de "aligerar la plantilla y desprenderse sin coste y sin pudor de trabajadores con un amplia y dilatada trayectoria en la empresa".

Y es que se trata de empleados que llevan en Tragsa decenas de años y que en los últimos ejercicios han estado trabajando junto al cuerpo de bomberos, si bien no forman parte de él sino que por motivos contractuales y necesidades de la compañía han estado desarrollando su labor técnica y de encargados con esta sección de incendios. Por ello, dice UGT de Tragsa que su paso a la SGISE podría ser considerado como "un ERE encubierto".

Convenio laboral en la SGISE

Con todo, la decisión está en el aire, y tendrá que ser la dirección de Ángel la que acabe resolviendo en uno u otro sentido la situación en el marco de la negociación del nuevo convenio. Huelga recordar que este convenio incluirá el aumento salarial del 30% que reclamaba el colectivo de bomberos forestales desde el año pasado y que el Gobierno central, cuando se encontraban en Tragsa, se negó a conceder para evitar suspicacias en otros cuerpos autonómicos.

Aunque no existe un calendario para la negociación del nuevo convenio -eso sí, el texto está bastante avanzado ya- el compromiso de la dirección es poder suscribirlo a principios de abril, para que antes de que finalice dicho mes, esté todo cerrado y se puedan empezar a cobrar los salarios actualizados junto con los atrasos de los meses anteriores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email