X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Debía 473.000 euros y el juez le concede el derecho de retracto por 153.000

Un matrimonio libera su hipoteca tras ser vendida por Bankia a un fondo buitre

20/05/2018 - 

VALÈNCIA. Un matrimonio de Alzira ha conseguido que un juez le permita comprar por 152.736 euros el crédito hipotecario que tenía en ejecución por impago y que ascendía a 473.034 euros. Lo ha hecho gracias al derecho de retracto que el magistrado ha reconocido a la pareja después de que Bankia, la entidad que había instado la ejecución hipotecaria, vendiera este crédito dentro de un paquete de créditos dudosos al fondo 'buitre' Wind Luxembourg.

La venta de paquetes de créditos dudosos por un valor muy inferior al montante total la practican las entidades bancarias para asegurarse el cobro de una cantidad sin tener que pleitear con los deudores. El fondo 'buitre' paga una cantidad a veces residual y cuanto más dinero logra cobrar más beneficio tiene. El problema para el fondo es que la operación es una cesión de crédito, ante la cual el deudor tiene derecho de retracto, es decir, derecho a quedarse el crédito por el mismo precio que pagó el fondo.

En este caso, los afectados, representados por Arturo Terol y Ada Vázquez, del despacho Aterol Abogados, pidieron ejercer el derecho de retracto nueve días antes de conocer oficialmente, vía notificación del banco, la venta de su crédito, ya que sospecharon que se había cedido al escuchar noticias publicadas en medios de comunicación sobre la cesión por parte de Bankia a Wind Luxembourg. Lo pidieron en el juzgado y a Bankia, y tras conocer la identidad del comprador, pidieron reiteradamente a la entidad bancaria y a Wind Luxembourg información sobre el importe de la operación, para en su caso ejercer ese derecho contemplado en el artículo 1.535 del Código Civil. Ninguno de los dos respondió.

El juez considera que se trata de un "crédito litigioso" -es imprescindible para ejercer el retracto- y que ese derecho no había caducado cuando lo invocó el matrimonio alcireño, como sostenía la parte demandada, que era el fondo luxemburgués. Según la sentencia, los acuses de recibo firmados por los demandantes son "irrelevantes" a la hora de computar los nueve días de plazo que tienen para ejercer el derecho de retracto ya que en la comunicación del banco no se especificaba los datos y elementos necesarios de la cesión, entre ellos el precio abonado.

"Consta también documentado los esfuerzos realizados por los actores en el proceso de ejecución para conocer el precio para ejercitar el retracto del crédito litigioso", dice el juez. Tardaron en saberlo un año y medio debido a la resistencia de vendedor, comprador y notario a ofrecer ese dato. Fue el juzgado el que finalmente logró obtener un cálculo del precio a partir de la información obtenida sobre la venta de una cartera de créditos dudosos donde estaba este en cuestión. 

El magistrado lamenta "la falta de colaboración de la entidad demandada y la facilidad probatoria que esta tenía para haber indicado el importe real del precio pagado por el crédito litigioso". Finalmente, fija en 152.736 euros el precio a pagar por el matrimonio, muy inferior a los 473.034 euros de saldo vivo que tenían cuando Bankia instó la ejecución hipotecaria. Deberán pagar también las costas e intereses del pleito en el procedimiento de ejecución hipotecaria, pero las costas del juicio sobre el retracto las pagará Wind Luxembourg.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email