GRUPO PLAZA

también apunta responsabilidades contra el ayuntamiento por ignorarlo

Un vecino de Torrent denuncia al restaurante El Pino por usurpación de suelo público

14/11/2020 - 

VALÈNCIA. Treinta años. Ese es el tiempo que lleva un vecino de Torrent vigilando el restaurante El Pino, ubicado en la zona del Vedat. La historia se remonta al año 1989, cuando el dueño del local comenzó a verter escombros en un barranco contiguo al edificio. Unos escombros que poco a poco fueron tomando forma hasta convertirse en lo que son actualmente: una terraza en la que se celebran bodas, bautizos, comuniones e incluso algunas fiestas nocturnas. El problema es que, según la denuncia presentada ante el área de Urbanismo del Ayuntamiento, este suelo no pertenece al hostelero sino al propio consistorio. Y lo que es más, también se trata de un terreno protegido no urbanizable.  

De este modo, el denunciante afirma que el dueño del restaurante está haciendo un uso indebido de la propiedad pública, sin haber solicitado ni mucho menos recibido los permisos necesarios para llevar a cabo una actividad lucrativa en este espacio. Una situación de la que el Ayuntamiento habría tenido constancia durante al menos dos décadas, a pesar de no haber hecho nada al respecto. Y es que, el mismo demandante ya se quejó en el año 2001 de que El Pino había plantado una serie de palmeras fuera de su zona de influencia, que se limita tan solo a las paredes de la propia edificación. Así, pidió un informe al consistorio para que determinase si los vegetales estaban en propiedad pública y, dos años después, se concluyó que así era: la administración local admitió que los terrenos eran suyos y no del restaurante.

Por el momento, la denuncia ya se ha presentado ante el Ayuntamiento con una petición expresa de que el hostelero retire todos los elementos sobrantes del terreno y restituya el paisaje a su forma original. Además, acompaña el documento con un informe policial de julio de este mismo año, en el que los agentes pudieron constatar que todavía a día de hoy se siguen celebrando eventos en la terraza. De este modo, queda probado que el restaurante mantiene el espacio en activo para sus actividades comerciales, las cuales han ido creciendo en intensidad a lo largo de los últimos años. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Y es que, según queda reflejado en la denuncia, El Pino ha incrementado no solo el catálogo de actividades sino también los elementos decorativos acomodados en la terraza. De este modo, a la pavimentación de los iniciales escombros hay que añadir la colocación de un altar, sillas, mesas e incluso iluminación no solo en la plataforma sino también en todo el trayecto que lleva hasta el recinto conocido como el camí del Vedat. Una situación que agrava todavía más la presunta usurpación de suelo público por parte del dueño del restaurante. 

Sin embargo, la "gota que colmó el vaso" para el denunciante llegó este mismo verano, cuando se habilitó el espacio de la terraza como un pub nocturno y se procedió a su vallado total. El afectado incluso denuncia que se colocaron puertas y guardias de seguridad privados para evitar el acceso de personas ajenas al local, un movimiento que considera "totalmente inaudito" tratándose de un suelo de titularidad pública. "La cosa que ha colmado la paciencia de mi demandante es que, no contento con realizar bodas, haya convertido dicho suelo público en una terraza de pub con una caseta de madera que sirve bebidas a los clientes desde las 23:30 de la noche hasta altas horas de la madrugada", recoge el escrito. 

"Con el vertido de escombros el restaurante inició una malintencionada usurpación de suelo público y sorprendentemente la administración la ha consentido con su omisión", reza el documento. De este modo, la denuncia también apunta responsabilidades contra el propio consistorio por no haber investigado la situación a pesar de que en el año 2001 ya reconoció el suelo como de su propiedad. Aun así, con la intervención de la Policía Local este verano y todos los documentos aportados, da otra oportunidad a la administración local para enmendar el error y actuar contra la terraza. Concretamente, pide que proceda a la inmediata paralización de la actividad y a interponer todas las sanciones que correspondan "o sino no quedará más remedio que acudir a la vía penal", advierten tanto el documento de la denuncia como el abogado que la firma, Julio Merelo Fos.

"Por el momento consideramos que la vía administrativa es suficiente, pero no descartamos recurrir a otras si hubiera necesidad", explica el letrado. Así, el escrito reza: "Sorprende a esta parte que la actuación delictiva del denunciado nunca haya sido detenida por parte de la administración, pudiendo ser cómplice, por su omisión, del delito que se ha cometido desde hace un tiempo y que se sigue cometiendo de forma continuada". Y añade: "Deduzco que en un municipio como Torrent, nadie puede realizar una actividad en suelo público sin licencia, sin pago de impuestos ni cánones ni ningún tipo de control". Finalmente, este diario ha contactado con el Ayuntamiento para consultar si la terraza paga tasas por su licencia de actividad en suelo público, pero no ha obtenido ninguna respuesta en este sentido. 

En cuanto a la calificación del terreno como suelo protegido, la denuncia también recoge algunos planos del propio Plan General de Ordenación Urbana del municipio, aprobado en 1990 y modificado en en año 2000 para incorporar el régimen de suelo no urbanizable. En este sentido, afirma que el espacio objeto de la disputa obtuvo la calificación de terreno de especial protección agrícola forestal, por lo que no está permitido edificar nada en él. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email