X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Una nueva técnica avanza notablemente en el diagnóstico de cáncer en vías biliares

4/07/2019 - 

VALÈNCIA. La vesícula y las vías biliares cumplen la función de conducción, almacenamiento y liberación de la bilis al duodeno durante la digestión. En ocasiones, se pueden ver afectadas por procesos tumorales o presencia piedras similares a las que se forman en el riñón y que dificultan la actividad propia de la vía biliar.

Cuando estas litiasis, o “piedras” pasan al colédoco -Tubo que transporta la bilis desde el hígado hasta el intestino-  pueden producir obstrucción que ocasiona dolor, ictericia o pancreatitis. Sí  ganan tamaño su tratamiento se complica, ya que no pueden ser extraídas por los métodos endoscópicos  habituales de forma natural. La solución convencional para estos casos pasa por la cirugía. Este tipo de operaciones en pacientes de edad avanzada pueden presentar complicaciones.

Biopsiar la vía biliar

La gran ventaja del equipo de colangioscopia de última generación recientemente adquirido por el Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre es que abre la posibilidad de biopsiar lesiones biliares para establecer su naturaleza (benigna o cancerígena). “Anteriormente la vía biliar sólo era posible valorarla mediante la introducción de contraste y realizando imágenes, con lo cual la precisión de la naturaleza de determinadas lesiones era muy limitada”, explica el Dr. Sanchiz. De esta forma, “evita intervenciones  quirúrgicas muy complejas de lesiones benignas  del interior de la vía biliar que antes, ante la duda en el diagnóstico, terminaban siendo  intervenidas de forma innecesaria”.

La colangioscopia se realiza mediante una técnica que se llama CPRE. Se introduce un endoscopio por la boca hasta el duodeno y desde allí se accede al colédoco (interior de la vía biliar). A partir de ahí se introduce el colangioscopio en el interior del colédoco. 
El colangioscopio es un pequeño tubo flexible de 3 mm de calibre que lleva una cámara de video y un pequeño orificio para además de ver poder actuar sobre las lesiones (biopsias) o las litiasis (piedras) que aparecen en  el colédoco.

Tecnología en Vithas

De forma exclusiva entre los centros privados de Valencia, el Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre ha adquirido un equipo de colangioscopia que evita la cirugía como tratamiento de cálculos biliares grandes en el colédoco. “Permite acceder hasta las  litiasis y, a través del   el canal del colangioscopio, destruir  las piedras mediante sondas hidráulicas o con laser”, afirma el Dr. Vicente Sanchiz, del Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre. “El problema queda resuelto con una endoscopia”.

La prevalencia de las litiasis biliares se eleva con la edad en ambos sexos . Así a la edad de 65 años, alrededor de 30% de las mujeres tienen litiasis vesicular y el 20% de los hombres. En edades cercanas a los 80 años, el 60% de hombres y mujeres presentan litiasis vesicular. El 15 % de los pacientes con piedras en la vesícula también presentan piedras en el colédoco. En la mujer, los embarazos múltiples y el consumo de anticonceptivos orales son factores de riesgo para desarrollar cálculos en las vías biliares.


La exploración se realiza mediante una sedación profunda controlada por un anestesista, de la misma manera que se realiza la CPRE clásica, “ por lo tanto durante la exploración el paciente no tiene ningún tipo de molestia”, asegura el Dr. Sempere. Posteriormente a la realización de la exploración las molestias suelen ser leves y similares a las de una CPRE convencional.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email